“Condena contra El Universo es abusiva e inverosímil”: Fabricio Correa

Febrero 18, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López, reportero de El País.
“Condena contra El Universo es abusiva e inverosímil”: Fabricio Correa

Fabricio Correa, hermano del presidente de Ecuador, Rafael Correa.

El hermano del Presidente de Ecuador aseguró que la justicia en su país es el brazo operativo del Gobierno. Dice que quiere enfrentar al Mandatario en elecciones.

Hace exactamente 75 años el diario El Universo de Guayaquil debió cerrar sus puertas por decisión del régimen dictatorial de Federico Páez Chiriboga. Hoy, con la decisión de la Corte Nacional de Justicia de condenar este medio a pagar una multa de US$40 millones y tres años de prisión para tres directivos y un periodista por criticar al presidente Rafael Correa, el futuro del rotativo quedó comprometido.Al menos eso es lo que piensa Fabricio, el mayor de los hermanos Correa, quien en diálogo con El País lamentó el fracaso que ha significado para la democracia en Ecuador que su hermano Rafael haya llegado al poder.De acuerdo con Fabricio, su hermano se convirtió en un “matón” y considera que su gobierno ha sido un completo fracaso y un retroceso en materia democrática porque se intenta silenciar a los medios de comunicación.No obstante, el mayor de los Correa asegura que todos los errores que ha cometido su hermano obedecen a su “inexperiencia”, a su “fanatismo”, pero que eso es propio de alguien que le hace falta más recorrido y reconoció que espera enfrentarlo en las próximas elecciones porque espera ponerle “el cascabel al gato”.¿Qué opinión le merece la condena que le ratificó la Corte ecuatoriana al diario El Universo y a sus directivos?Esto es una cosa inverosímil y abusiva del Gobierno de Ecuador. Al punto de que está en proceso una investigación penal con las pruebas suficientes, tanto por pericia y por declaraciones de la jueza que llevaba el caso del Universo, que demuestra que la sentencia la redactaron los propios abogados de Rafael Correa. Las pruebas de la Fiscalía apuntan a que el fallo fue elaborado por el abogado Gútemberg Vera, que representa a mi hermano; y eso es gravísimo. Ahora, cabe recordar que el 6 de mayo del 2011 se hizo una consulta popular para autorizar al Gobierno a meterle la mano a la justicia, como dijo el Presidente, para supuestamente mejorarla. Yo lo advertí cuando lideré la campaña por el ‘No’ al referendo resultó exactamente lo que nos temíamos. Estamos ante una barbaridad que no se ve ni en las dictaduras africanas; un abuso del Gobierno a través de su brazo operativo: la justicia.¿Es cierto que los jueces que fallaron son de la línea política de su hermano?Los tres jueces que vieron la casación fueron producto de la nueva Corte que reorganizó el Gobierno con la supuesta veeduría de Baltasar Garzón, a quien acaba de condenar en España. La nueva Corte de Justicia, que apenas tiene semanas de posesionada, acató el primer mandato del Gobierno y emitió esta sentencia a todas luces bárbara. En la elección de esos jueces no hubo ninguna objetividad; al punto que ellos tenían un 90% de la calificación por examen y les daban un 10% absolutamente subjetivo en la entrevista y ese porcentaje sólo lo obtuvieron quienes respondían al Gobierno. Por eso le llaman la ‘Chucky-Corte’, porque aquí asocian al presidente Correa con Chucky, porque parecía un muñequito bueno al principio y que iba a hacer grandes cosas por el país; pero ha resultado un matón; matón de la justicia, matón de la seguridad, matón de la economía, matón de la dignidad y matón de todo.Lo que molestó a su hermano es que dijeran que ordenó fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital. ¿Se demostró que eso no fue cierto? Desgraciadamente, el Presidente era así desde muchacho y se creía que había madurado, pero por donde mete la cabeza la quiere sacar; entonces en esa ocasión cometió un desafuero, un error, una imprudencia terrible irse a meter en un cuartel que protestaba por una ley que él cambió en prejuicio de los policías. Él no tenía nada qué hacer ahí, para eso tiene comandante de Policía. Entonces se metió, no lo recibieron bien, los desafió y, a Dios gracias, no atentaron contra su vida. Sí le faltaron al respeto, entonces lo sacaron al hospital adyacente donde fue bien atendido por el director, pero para poder justificar el desenlace que costó cuatro vidas, y que es cuestionable haber disparado contra un hospital y que haya habido cuatro bajas, entonces montaron una historia, como suelen hacer, con un gran aparato de publicidad sobre un supuesto secuestro y una pretensión de golpe de Estado que ya quedaba evidenciado que no hubo.¿Y eso se supo?Claro. Por haber dicho que no existió secuestro, haber declarado que él mismo lo atendió, que siempre estuvo gobernando, que lo visitaban los ministros, el Presidente hizo retirar a un coronel que era director del hospital, lo apresó durante seis meses y le montó un caso junto con otro exmilitar, supuesto mentalizador del golpe de Estado, y ambos resultaron al cabo de seis meses con sentencias favorables.Pero previamente ya se había hecho una gran publicidad nacional e internacional de un supuesto golpe y que cuando se va revelando que no fue así, nos deja muy mal parados ante la diplomacia internacional porque no se le puede tomar el pelo a los presidentes y a los cancilleres de otros países pidiendo solidaridad. ¿Entonces se condena a unos periodistas y a un medio que no publicaron nada que no fuera cierto? No solo que no fueron mentiras, ni siquiera fue una afirmación. El artículo del periódico lo que le dice es: Presidente, cuidado, cuando haya otro poder, cuando usted deje el poder y haya otro Presidente lo pueden enjuiciar por estos temas. Si usted lee el artículo se da cuenta de que no hay una afirmación. Pero todo lo que toque con los errores o con las mentiras montadas con mucha publicidad, exacerba el ánimo del Gobierno y ocasiona estas persecuciones que para darle visos de realidad derivan en juicios y sentencias fraudulentas. Con estos ataques a la libertad de expresión y la democracia, ¿qué tan lejos está Ecuador de una dictadura?Yo creo que no está tan lejos. Porque hoy estamos inmersos en lo que el ex presidente de Costa Rica y premio Nobel de Paz, Óscar Arias, llama dictaduras democráticas. De una dictadura democrática a una dictadura plena no hay nada; esos son modelos que a fuerza de repetirse en Cuba, Venezuela, se van perfeccionando y cada vez se maquilla mejor, pero la evidencia abunda en que son dictaduras puras y duras.Su hermano ha dicho que este fallo sienta un precedente para los medios de comunicación en América. ¿Lo ve usted tanto así?No, parte de su libreto y el de los mandatarios chavistas es andar repitiendo barbaridades. Por ejemplo, cuando fue el problema en el hospital, le declaró a CNN que cientos de miles de seguidores lo habían ido a rescatar, cuando la oleada más grande fue de 500 personas que al primer gas lacrimógeno se dispersaron porque nadie está dispuesto a perder la vida por un ‘bobón’ o por un trabajito. Esas son grandilocuencias que se montan para decir que se sienta un precedente. El único precedente que se ha sentado es el de la barbaridad a la que puede llegar un Gobierno totalitario.¿Qué busca su hermano al decir esta semana que está dispuesto a perdonar a los dueños de El Universo?Eso lo viene diciendo medio año atrás y los dueños, con mucha dignidad dijeron: ‘No podemos pedir perdón por una falta que no hemos cometido, pero le podemos dar gusto, usted díganos cómo quiere que la saquemos y escríbalo usted mismo’ y el Presidente se negó. Hoy la segunda parte de la lectura es que si hay perdón, pueden echarle tierra al delito gravísimo de que sus abogados hayan hecho la sentencia. Eso lesiona la imagen del Presidente que yo he cuidado con cariño como su hermano mayor porque he denunciado su fanatismo propio de alguien bueno que no tiene experiencia. Siempre cuidé de su honestidad, laboriosidad y patriotismo. Pero con esto, lo que le está gritando al mundo es que por tomarse US$40 millones son capaces de falsificar una acusación, forjar un proceso y luego despacharse ellos mismos una sentencia. ¿Qué significa para Ecuador que el Gobierno de Panamá les ofrezca asilo a los dueños del diario El Universo?Definitivamente todo el planeta es solidario con los dueños del diario. Más aún, me han dicho que la abuela de los dueños de El Universo murió de la impresión al conocer la noticia. Todas estas cosas sólo generan solidaridad y rebeldía. Ecuador es un país que es una bomba de tiempo, es una olla a presión. Yo que estoy haciendo labor política todos los días, he estado en el mercado popular y toda la gente humilde de los puestos se me acercaba a preguntarme ‘¿cuándo vamos a parar esto?’. Yo lo que sí, siempre voy a ser es un demócrata y voy a decir: ‘parémoslo, pero con juego limpio’, vayamos a elecciones, veamos cómo superamos todas las trampas que nos están haciendo, pero no soy dado a golpes de Estado ni cosas de esas, porque ahí a veces el remedio el peor que la enfermedad y Ecuador ya vivió suficiente de eso. Es evidente que usted tiene aspiraciones políticas, pero también fue artífice de la campaña de su hermano... Es lamentable. Yo sólo puedo hacer la tarea democráticamente, respetando las reglas; por eso estamos haciendo el movimiento Equipo Equidad en pro de ese orden; lo estamos inscribiendo conforme a la ley para cumplir con el anhelo de la gran mayoría de los ecuatorianos que quieren verme a mi terciar en las “lides” políticas para, insisto, democráticamente, desafiar la Presidencia y seguramente ganarla y enderezar el entuerto de la revolución que yo mismo fundé y que por lo tanto, como todos los demás fundadores, estamos sumamente preocupados y hemos sido retirados del movimiento por cuestionarlo. Todos los que fundamos el partido de gobierno hemos sido separados por repudiar el modelo y por exigir corrección.¿Y les van a volver a creer esta vez los ecuatorianos?Yo sí creo que hay que hacer un gran esfuerzo contra las trampas que se están tejiendo para, democráticamente, al inicio del 2013 tener un nuevo Presidente. La gente me ha pedido que sea la nueva alternativa porque siendo fundador creo en los principios que eran buenos y también he denunciado el desvío. Entonces se quiere a una persona derecha y que tenga experiencia, que parece que es lo que faltó. En una palabra, ¿cómo definiría el gobierno de su hermano Rafael?Un fracaso. Los resultados son terribles, la pobreza se ha duplicado y se ha incrementado en un 50% la brecha entre pobres y ricos. No hay fomento a la inversión, no hay empleo, los precios se han triplicado, la violencia se ha duplicado, el crimen per cápita, somos ahora un país de narcotráfico, perdimos la soberanía en manos de China, nuestro único acreedor, todo el tema de China, petróleo, minería, energía que mueve las naciones. El descreimiento de la gente es terrible, la corrupción es rampante, se hace aspaviento de la nueva riqueza adquirida con la corrupción de los funcionarios públicos y hay una lucha de clases y toda nación dividida sucumbirá, dice el Evangelio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad