Con gran expectativa asumió nueva Asamblea en Venezuela

Con gran expectativa asumió nueva Asamblea en Venezuela

Enero 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

El presidente Hugo Chávez señaló que los congresistas oficialistas "triturarán" a sus adversarios. Después de cinco años de ausencia la oposición regresó al hemiciclo.

La nueva Asamblea Nacional entró este miércoles en funciones en medio de gran expectativa por el retorno de la oposición a la legislatura, mientras el presidente Hugo Chávez desestimó a sus adversarios asegurando que los congresistas oficialistas los "triturarán"."Más que nunca la derecha venezolana volverá a tener la hegemonía. La hegemonía es de la revolución socialista", dijo Chávez en una concentración oficialista en el centro de la capital para celebrar la instalación del nuevo congreso.El gobernante negó que tenga intenciones de "desaparecer" a sus adversarios, y cuestionó duramente la defensa que hizo la oposición de dos diputados detenidos por casos de corrupción y homicidio que la coalición opositora sostiene que son "perseguidos políticos"."Hicieron presencia un grupo de diputados electos por las corrientes reaccionarias, de las corrientes contrarrevolucionarias. Que hablen, que nuestros diputados los triturarán con el discurso de la verdad", agregó.En una primera medición de fuerzas, el oficialismo y la oposición convocaron a concentraciones callejeras en los alrededores de la Asamblea bajo la vigilancia de los cuerpos de seguridad, que mantuvieron a los grupos separados para evitar enfrentamientos.Bajo las consignas "somos mayoría" y "no volverán", la bancada aliada al gobierno, integrada por 98 diputados, ingresó al hemiciclo de la Asamblea mientras los opositores le replicaron "volvimos"."No es posible en una perspectiva histórica y revolucionaria marchar con la sombra del capital. El capital esclaviza y oprime al pueblo. Ha llegado la hora de enterrarlo para siempre, para vivir en paz y en libertad", dijo en un discurso el diputado oficialista y ex guerrillero Fernando Soto Rojas, quien fue nombrado presidente del congreso."Ustedes dicen que son mayoría pero sólo aquí, no en la calle...Su pretensión de discriminar a un pueblo que reclama y exige ha hecho que cada vez sean menos. El pueblo habló y va a seguir hablando", expresó el diputado Alfonso Marquina, al hablar en nombre del bloque opositor en medio de los abucheos de algunos colegas oficialistas que gritaron "asesinos".En medio de la sesión los diputados opositores levantaron en varias oportunidades un pequeño cartel con la cifra "52%" en alusión al porcentaje de votos que la coalición opositora asegura que obtuvo en los comicios legislativos del pasado 26 de septiembre.La nueva conformación del congreso marca el regreso de la oposición a la mayor vitrina política del país, de la que estuvo alejada luego de no presentarse en las elecciones legislativas de 2005 alegando supuestas irregularidades, lo que le abrió el camino al oficialismo para controlar casi la totalidad de los 165 escaños.Según el analista político Ricardo Sucre, en la nueva Asamblea se verá un "forcejeo entre el gobierno tratando de imponer un modelo autoritario y una fuerza democrática evitando que eso ocurra".Al darle la bienvenida al nuevo congreso, Chávez negó en la víspera sentir alguna preocupación por el bloque opositor, que integran 27 diputados, y defendió la labor de la bancada oficialista saliente, que en diciembre y en forma atropellada aprobó una veintena de leyes entre las que se incluyó una norma que le da facultades para dictar leyes hasta junio de 2012.Chávez rechazó las acusaciones de los opositores, que han denunciado que buscará utilizar el paquete de leyes para aumentar el control sobre todos los sectores e imponer una "dictadura", e insistió en que la acción de su gobierno está apegada a la Constitución.Aunque la ley habilitante le permitirá a Chávez neutralizar el accionar de sus adversarios por 18 meses, los analistas sostienen que la Asamblea mantiene intactas las funciones de contraloría y fiscalización, lo que daría a la oposición poderosas armas para regular la gestión del mandatario.El diputado electo Julio Borges afirmó que la primera tarea de la bancada opositora será presentar proyectos de ley que promuevan el desarme, el empleo, la entrega de títulos de propiedad a los habitantes de barrios pobres y que limiten el endeudamiento externo y las millonarias ayudas financieras que ha dado Chávez a algunos países aliados.Además de intentar neutralizar la acción de la nueva Asamblea, la mayoría oficialista integrante del pasado Legislativo también modificó el reglamento interno de debates para limitar el número de sesiones y la intervención de los congresistas a fin de garantizarle a los aliados de Chávez el manejo de las comisiones y la directiva.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad