Cómo funcionará Venezuela con Chávez gobernando a distancia

Cómo funcionará Venezuela con Chávez gobernando a distancia

Febrero 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Juan Francisco Alonso | Corresponsal de El País, Caracas
Cómo funcionará Venezuela con Chávez gobernando a distancia

Polémica. Esta será la segunda vez que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se ausente de manera prolongada, lo que deja en entredicho la gobernabilidad.

La incertidumbre por un gobierno a distancia de Hugo Chávez. Según analistas, éste teme delegar.

Pese a que la Constitución establece que Caracas es la capital de Venezuela y el asiento del Gobierno y de los demás poderes públicos, el presidente Hugo Chávez volverá a dirigir los destinos de la primera reserva petrolera del mundo desde el exterior. Lo hará desde Cuba, a donde viajó el viernes para someterse a una nueva intervención quirúrgica, la tercera en apenas ocho meses, para extirparle un tumor que le apareció en la misma zona donde ya le fue removido otro canceroso.Así lo dejó en claro el vicepresidente Elías Jaua en declaraciones a la estatal Venezolana de Televisión (VTV). “(El Presidente está) con facultades para seguir al mando del Gobierno, como lo hizo durante el proceso anterior (en 2011)”.En el 2011 el Mandatario viajó cuatro veces a La Habana para tratarse el cáncer que le fue detectado durante una visita a isla caribeña en junio; y pese a que en total permaneció más de un mes fuera del país y a que pasó por el quirófano en dos ocasiones, jamás cedió sus facultades a Jaua. Por el contrario, dictó decretos y realizó designaciones desde la Embajada venezolana, pero algunas de estas decisiones aseguraban erróneamente que fueron refrendadas por él en el Palacio de Miraflores, la sede de la Presidencia del país. La controversia y los cuestionamientos que la oposición y juristas lanzaron en su momento contra la decisión presidencial de nada valieron, por lo visto, pues el Vicepresidente apeló a los mismos argumentos para justificar la decisión del Jefe del Estado de no delegar en él sus potestades aunque sea temporalmente.“No debo asumir la Primera Magistratura, ya que el Presidente se encuentra con facultades para seguir adelante y al frente del país. La Constitución hace referencia que en el momento que el Presidente se encuentre, por ejemplo, secuestrado se le sustituya, de resto no es necesario”, explicó Jaua.El secuestro no es la única razónPara el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Católica Andrés Bello, José Vicente Haro, los argumentos de Jaua son una falacia. “El presidente Chávez no está viajando a Cuba por razones de su cargo, es decir no va a firmar un acuerdo ni asistir a una cumbre donde represente a Venezuela, sino a tratarse de una enfermedad, lo cual puede hacer, pero para ello debe separarse temporalmente de su puesto y delegar en su Vicepresidente, tal y como lo contempla el Artículo 234 de la Constitución, norma que le permite ausentarse temporalmente por 90 días”.El experto señaló que el espíritu del constituyente al establecer las faltas temporales del Jefe del Estado fue precisamente darle respuesta a casos como el actual. “Los presidentes son humanos y pueden enfermarse, pero también pueden recuperarse y para garantizar que durante su convalecencia el Gobierno siga funcionando, se creó la figura del vicepresidente, quien es el llamado a cubrir sus vacantes. Hay países donde los presidentes toman vacaciones y mientras las disfrutan otro funcionario los suple. Sin embargo, aquí no se utiliza este mecanismo y ello podría afectar la actividad normal del Ejecutivo, pues si el Presidente no puede recibir a sus ministros para aprobarles sus proyectos, los mismos se retrasan”, explicó. Para Haro, que se repita lo vivido a finales del 2011 es una violación a la Constitución y genera “inseguridad jurídica”. “El Presidente no puede dictar decretos ni realizar nombramientos desde Cuba.¿Cómo le consta al país que los está haciendo él en pleno uso de sus funciones mentales”?, dijo, al tiempo que agregó: “Esta es una demostración más del estilo personalista y del afán del Mandatario de estar en todas las decisiones, lo cual puede afectar su salud aún más”.En similares términos se pronunció el también catedrático en Derecho Constitucional y exparlamentario Juan Manuel Raffalli, quien no dudó en calificar de “anómala” la situación en la que está el país y apeló al Artículo 18 de la Carta Magna, que dice que “Caracas es la capital de Venezuela y el asiento de los poderes públicos” para justificar su apreciación de que en este momento el sillón del Palacio de Miraflores está vacante.“Si el territorio de la República es donde están los poderes mal puede pretender alguno de sus representantes ejercer sus potestades desde otro país”, afirmó. “El Presidente cuando viaja lo que hace es suscribir convenios o representar al país en cierto tipo de eventos, pero no dicta leyes ni nada de eso”, agregó.Ante la posición del oficialismo Raffalli pregunta: “¿Qué sentido tiene la figura del Vicepresidente más que cubrir las vacantes del Jefe del Estado y garantizar la continuidad del Gobierno? En un país normal el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) pondría coto a esta situación y dejaría en claro que si el mandatario se ausenta por más de cinco días el vicepresidente asume todas sus funciones, pero los actuales dirigentes de Venezuela piensan que la Constitución es de goma”.Desde la oposición, entre tanto, consideran que la negativa del Jefe del Estado a permitir que su segundo lo sustituya temporalmente es una demostración de la “desconfianza total” que le tiene hasta sus más cercanos colaboradores.“¿Jaua no es chavista? ¿Entonces por qué Chávez no delega en él sus funciones temporalmente mientras se recupera?" afirmó el diputado Alfonso Marquina.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad