Comisión de Congreso brasileño investigará nexos entre mafioso y políticos

Abril 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE

La Comisión Parlamentaria de Investigación, CPI, investigará los vínculos entre el jefe de una mafia del juego ilegal con políticos, policías y empresas privadas.

El Congreso de Brasil creó este jueves una comisión especial que investigará los vínculos entre el jefe de una mafia del juego ilegal con políticos, policías y empresas privadas, tentáculos que han generado un escándalo de enormes proporciones.La Comisión Parlamentaria de Investigación, CPI, que tendrá poderes para levantar el sigilo bancario, fiscal y telefónico de los acusados y para interrogar a cualquier persona, estará integrada por 15 senadores y el mismo número de diputados federales.Se prevé que comience sus trabajos la próxima semana, después de que cada partido político indique los congresistas que la integrarán.Según el pedido que justificó su creación, la comisión tendrá que investigar "prácticas criminales" cometidas por el jefe del juego ilegal Carlos Augusto Ramos, conocido como "Carlinhos Cachoeira", con la "participación de agentes púbicos y privados".Los vínculos de Ramos con diferentes políticos, principalmente de la oposición pero también oficialistas, fueron revelados por escuchas telefónicas realizadas legalmente por la policía en desarrollo de dos investigaciones contra redes de corrupción que favorecían a empresas interesadas en contratos públicos a cambio del pago de sobornos.Las conversaciones telefónicas comenzaron a ser filtradas a la prensa el mes pasado luego de que la Policía Federal efectuara varias operaciones para arrestar a los acusados de integrar las redes de corrupción, entre ellos el propio Ramos.El jefe del juego ilegal, preso desde el 29 de febrero, es acusado de ser el jefe de una red de corrupción que se ha infiltrado en diferentes gobiernos regionales y que envuelve a parlamentarios, policías y empresas.Entre los políticos salpicados por el escándalo figura el senador Demóstenes Torres, hasta hace un mes un importante líder de la oposición y adalid de campañas moralistas en el Congreso, que fue presionado a abandonar el partido Demócratas(DEM)y está amenazado con la pérdida del mandato.Las escuchas también comprometen al gobernador de Brasilia, Agnelo Queiroz, del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) , la formación de la presidenta Dilma Rousseff, y al gobernador del estado de Goiás, Marconi Perillo, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).El escándalo también puede afectar a la constructora Delta, que se ha adjudicado millonarios contratos en diferentes estados de Brasil, principalmente en Río de Janeiro.Delta, empresa que ha realizado aún no explicados depósitos millonarios en empresas de la red encabezada por Ramos, es la constructora que más ha firmado contratos con el gobierno de Rousseff para el llamado Programa de Aceleración del Crecimiento, PAC, un millonario plan de inversiones en obras de infraestructura.Los voceros de diferentes partidos dijeron hoy que uno de los primeros pasos de la comisión será convocar a Ramos para un interrogatorio en el Congreso.La CPI fue creada ante una petición respaldada con la firma de 67 senadores y 340 diputados, tanto oficialistas como opositores.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad