Comey dice que recibió órdenes "preocupantes y perturbadoras" de Trump

Junio 08, 2017 - 09:54 a.m. Por:
EFE / El País 
James Comey

El exdirector del FBI James Comey presta juramento antes de testificar ante el Comité de Inteligencia del Senado de EEUU, en el edificio de las oficinas del Senado, en Washington DC

Foto: EFE

El exdirector del FBI James Comey aseguró este jueves ante el Senado de EE.UU. que el Gobierno del presidente Donald Trump decidió "difamarlo" cuando explicó las razones por las que había sido despedido el mes pasado.

Lea también: Dos jefes de inteligencia evitan confirmar si Trump los presionó sobre Rusia

Al comienzo de una esperada audiencia frente al Comité de Inteligencia del Senado, Comey aseguró estar "sorprendido" y "confundido" sobre la decisión del mandatario de prescindir de él al frente del Buró Federal de Investigación (FBI).

Aseguró que el presidente Donald Trump dijo "simple y llanamente mentiras" en relación con su despido.

Comey documentó encuentros con Trump

El exdirector del FBI explicó que documentó sus encuentros a solas con el presidente de EE.UU., Donald Trump, porque temía que después este "mintiera" sobre el contenido de sus conversaciones.

"Estaba honestamente preocupado por el hecho de que él pudiera mentir sobre la naturaleza de nuestro encuentro", dijo el exdirector del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

"Sabía que podría llegar un día en que pudiera necesitar un registro de lo que pasó no solo para defenderme, sino para defender al FBI", agregó ante los senadores, bajo juramento.

Lea también: Donald Trump anuncia que nominará a Christopher A. Wray para dirigir el FBI

El exdirector del Buró dijo además que solamente se reunió con el expresidente Barack Obama en tres ocasiones en sus ocho años de mandato, y que nunca sintió la necesidad de documentar sus encuentros con él, al igual que tampoco lo hizo mientras era un alto funcionario del Departamento de Justicia en la época del mandatario republicano George W. Bush.

Además, insistió en que Trump había reconocido su buen desempeño al frente del FBI en varias ocasiones, incluido un momento en el que le susurró, en un abrazo en la Casa Blanca, que "estaba deseando" empezar a trabajar con él.

"Fui despedido por la presión que ejercía la investigación rusa sobre Trump"

El exdirector del FBI considera que fue despedido por el presidente Donald Trump por la manera en que estaba gestionando la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016 y por la "presión" de la misma sobre el mandatario.

"No sé por qué fui despedido. Tomo al presidente por su palabra de que fui despedido por la forma en la que dirigía la investigación rusa y la presión que esto ejercía sobre él", afirmó Comey en su esperada comparecencia en el Comité de Inteligencia del Senado.

En una entrevista con la cadena NBC tras despedir de manera fulminante a Comey el pasado 9 de mayo, Trump aseguró que "la cosa rusa" pesó en su decisión de despedir al director del FBI, al tiempo que añadió que la investigación sobre la posible coordinación de su campaña con Rusia era un "invento".

Comey opinó que posiblemente Trump "estaba frustrado porque la investigación de Rusia estaba tomando demasiado tiempo y energía en la esfera pública".

El exdirector del FBI acusó en la audiencia a Trump y su equipo de "mentir" al exponer las razones de su despido, inicialmente apoyadas en la supuesta pérdida de confianza del Buró en él.

Comey no escondió durante la comparecencia las contradicciones en las que cree que cayó el presidente: "yo lo tomo por su palabra. Puede que me equivoque; puede que haya dicho cosas que no son verdad", explicó.

La comparecencia del exjefe del FBI está siendo seguida con mucha expectación por si sienta las bases de un posible proceso de "impeachment" o juicio político en el futuro por posible obstrucción a la Justicia.

"Órdenes del presidente fueron perturbadoras"

El exdirector del FBI rechazó calificar las órdenes que recibió del presidente de EE.UU., Donald Trump, como "obstrucción a la Justicia", pero sí las consideró muy "perturbadoras y preocupantes".

En su comparecencia ante el Comité de Inteligencia del Senado, Comey dejó en manos del fiscal especial designado para la investigación de la posible injerencia rusa en las elecciones de 2016, Robert Mueller, determinar si Trump incurrió en alguna falta al pedirle "lealtad" y que "dejara pasar" sus pesquisas sobre el exasesor de seguridad de la Casa Blanca Michael Flynn.

"No me toca a mí determinar si el presidente estaba tratando de obstruir la Justicia", dijo el exdirector del FBI, que aseguró estar "seguro" de que Mueller está investigando la actitud del mandatario en ese sentido.

El delito de obstrucción a la Justicia puede usarse para abrir un proceso de destitución del presidente, un juicio político que defienden algunos legisladores de la oposición demócrata.

El exjefe del FBI aseguró que las investigaciones que se están dando sobre la trama rusa en el Senado pueden coexistir con las que está liderando el propio Mueller, quien le precedió durante años al frente del Buró Federal de Investigación (FBI) y al que calificó como "uno de los grandes profesionales" de Estados Unidos.

Asimismo, Comey dijo que el presidente no le pidió directamente parar las investigaciones sobre la supuesta injerencia rusa en los comicios presidenciales de 2016, sobre los que indicó que no tiene "ninguna duda" de que el Kremlin estuvo detrás de los ciberataques contra el Partido Demócrata para perjudicar a su candidata presidencial, Hillary Clinton.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad