Comenzó en España proceso para fijar estatuto jurídico del rey Juan Carlos

Junio 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | AFP.

El proceso parlamentario que otorgará privilegios judiciales con urgencia a Juan Carlos I de España tras su abdicación arrancó en el Congreso, en medio de críticas de un sector político y social del país.

El partido conservador en el poder en España dio solo este martes inicio al proceso parlamentario que permitirá dar rápidamente al rey Juan Carlos un estatuto jurídico especial tras su abdicación, ante las críticas de la oposición por la falta de debate. "Parece más que razonable que se perfile de manera adecuada el régimen que se debe aplicar a quien ha sido el rey de España durante casi cuarenta años en relación con actuaciones procesales que le pudieran afectar", explicó en el Congreso de los Diputados el portavoz del Partido Popular (PP), José Miguel Castillo, ante la comisión de Justicia. Tras la abdicación de Juan Carlos, el 18 de junio, y la proclamación de su hijo Felipe, el PP había anunciado el viernes que, para evitar un largo procedimiento parlamentario, presentaría dos enmiendas a un proyecto destinado en un principio a modificar una ley sobre el poder judicial, ya en curso de tramitación. Con dichas enmiendas, el PP esperar dotar en 15 días al entorno directo del nuevo rey Felipe VI (su padre Juan Carlos, su madre Sofía, su esposa Letizia y su hija mayor Leonor, heredera al trono, aunque no la menor Sofía) de un estatuto jurídico similar al de los parlamentarios españoles. Conocido como "aforamiento", éste permitiría que todo procedimiento, civil o penal, contra ellos fuese juzgado únicamente por el Tribunal Supremo español. El rey tiene, por su parte, un estatuto de inviolabilidad que impide juzgarlo. Tras un debate en comisión repleto de duras críticas de la oposición contra esta iniciativa, los 23 votos del PP permitieron aprobar el martes este proyecto de reforma, pese a la abstención de los socialistas y de los nacionalistas catalanes de CiU. Todos los demás grupos, minoritarios, votaron en contra. La ley que incluye las dos enmiendas debe ser aprobada ahora por el pleno del Congreso y después por el Senado. Pese a no estar contra el principio de otorgar una protección jurídica especial a Juan Carlos, los socialistas criticaron la vía parlamentaria rápida elegida por el PP, que los priva "de deliberaciones, de un debate sereno".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad