Colombiano tras debate por mezquita en N.Y.

Colombiano tras debate por mezquita en N.Y.

Agosto 22, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País

Barranquillero escogió sitio donde se construiría centro islámico en la Zona Cero.

Francisco Patiño es colombiano. Llegó a vivir a Estados Unidos cuando tenía 12 años. A los 19, participó en el reality show ‘American Inventor’, logrando con su creación, una bicicleta de doble tracción, un cuarto lugar entre once participantes. Hoy, a los 23 años, su nombre se escucha con insistencia. Medios estadounidenses como el Daily News han destacado que fue él, quien, como corredor de bienes raíces, encontró el sitio ‘ideal’ para que dos asociaciones musulmanas construyan en Nueva York el Centro Cultural y Comunitario Park 51, que incluye la construcción de una mezquita.Esa mezquita, precisamente, fue el florero de Llorente para desatar desde hace dos semanas una tormenta política y religiosa en Estados Unidos, porque el centro donde se levantaría el sitio de oración estaría ubicado a dos manzanas de la llamada Zona Cero de Manhattan, el mismo lugar que se estremeció y quedó vuelto añicos luego del ataque terrorista perpetrado por extremistas musulmanes el 11 de septiembre de 2001 y en el que murieron por lo menos 3.000 personas.En medio del tira y afloje entre los opositores al proyecto que consideran que la construcción de la mezquita es una afrenta insensible e irrespetuosa hacia las víctimas del 11 de septiembre y sus familiares, y de los defensores que ven la iniciativa como un mensaje al mundo sobre la tolerancia y diversidad cultural y religiosa en Estados Unidos, está un inmigrante barranquillero que lo único que hizo fue cumplir con la misión que le había encomendado Sharif El-Gamal, uno de los promotores de la obra. De acuerdo con el joven, él sólo consiguió una edificación disponible para derribar y erigir un centro comunitario, “pero yo nunca supe que iban a construir una mezquita... a mí no me culpen”, le relató al Daily News, que hace pocos días le dio portada. La edificación elegida fue la de una vieja fábrica: Burlington Coat Factory. El-Gamal, quien admiró a Patiño desde la época del reality, comentó que ese edificio, efectivamente, fue el que más le gustó, pero no se había fijado que estaba cerca a la Zona Cero. Pero a pesar del gran debate que se ha tejido y frente a la alternativa de construir la mezquita en otro lugar Sharif ha dicho: “Jamás hemos contemplado esa idea. Todo sigue en marcha en la misma ubicación”.Una gran polémicaLejos estaba el talentoso colombiano, ex lavador de alfombras que hoy trabaja en el Chase Manhattan Bank, de tener que intervenir en el debate que ha suscitado la construcción de la mezquita.La polémica no se centró en Nueva York sino que creció en todo el país. Además, calentó la contienda política con miras a las elecciones legislativas en noviembre, luego de que el presidente Barack Obama dejó ver su complacencia con la iniciativa. “Como ciudadano y como Presidente creo que los musulmanes tienen el mismo derecho a practicar su religión como cualquier otra persona en este país. Eso incluye el derecho a construir un sitio de oración y un centro comunitario en propiedad privada en el Bajo Manhattan... Este es Estados Unidos y nuestro compromiso con la libertad religiosa debe ser inquebrantable”.Similar apreciación tiene el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg que afirma que ante todo hay que proteger los derechos constitucionales a la libertad religiosa. Varios políticos republicanos incluidos la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin y el ex líder de la Cámara de Representantes Newt Gingrich expresaron su oposición. A voces como esas se unió la de John Cornyn, senador republicano de Texas quien declaró: “La administración y el Presidente parecen estar desconectados de lo que la mayoría de los estadounidenses quieren”. El congresista se basa en encuestas como la divulgada por CNN que señalan que el 70% de los estadounidenses no están de acuerdo con la mezquita en ese sector de Manhattan. El político, además, concluyó que no cree que sea prudente construir una mezquita en el lugar donde 3.000 estadounidenses perdieron la vida como resultado de un ataque terrorista. Mientras tanto, demócratas como Jerry Nadler han salido al paso. “Al Qaeda nos atacó. No nos atacó el Islam”.Voces conciliadoras como la del arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan, y la del ex alcalde de la Gran Manzana, Rudy Giuliani, han terciado en este debate proponiendo que sí se contruya el centro islámico pero lejos de donde ocurrieron los ataques del 11 de septiembre.Entre tanto, el colombiano Francisco Patiño ya ha preferido guardar silencio ante los medios. Eso sí, no sin antes defenderse de quienes han visto en él un enemigo por su controversial idea. “Yo nunca supe que iban a construir una mezquita. A mí no me culpen”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad