Colombiano duró nueve meses viviendo en una grúa en Madrid

Colombiano duró nueve meses viviendo en una grúa en Madrid

Diciembre 03, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

A diario el trabajador hablaba con su familia a través de un celular de batería solar; se bañaba con botellas de agua.

Doney Ramírez, un trabajador colombiano de la construcción que se encaramó a una grúa de 40 metros hace nueve meses, en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, para reclamar una deuda, abandonó su protesta, informó hoy el ayuntamiento (Alcaldía) local.Según el alcalde de Pozuelo, Gonzalo Aguado, la grúa será desmontada "de forma inmediata", pues hace meses que dejó de ser necesaria para la terminación de unas obras que se llevan a cabo en una plaza de la localidad."El desenlace de la situación de Doney Ramírez es una gran noticia para todos", manifestó alcalde Aguado, aunque no precisó si el hombre consiguió su pretensión, que era cobrar de la empresa concesionaria un dinero adeudado a su empresa."El pasado lunes remití una nueva carta a la delegación de Gobierno para urgir medidas en el asunto porque las manifestaciones de debilidad física de Doney y las bajas temperaturas no nos hacían presagiar nada bueno", señaló el alcalde."Estamos muy satisfechos porque por fin vemos que la obra más importante y compleja de Pozuelo en las últimas décadas se va a concluir con éxito", dijo el político.Hace unas semanas, Doney había dicho que no bajaría y que continuaría su protesta hasta que la empresa Ploder Uicesa, concesionaria de las obras, abonara a la compañía Jigar, para la que él trabaja, unos 150.000 euros (196.500 dólares) que le adeuda.Como medida de presión a Doney, la concesionaria había vallado el perímetro de la grúa por temor a que otro trabajador se uniera a la protesta del colombiano.El hombre hablaba a diario con sus hijos y su esposa con un teléfono móvil de batería solar.Para su aseo personal, el obrero empleaba botellas de agua que le suministraba una vecina solidarizada con su causa y que izaba hasta lo alto de la grúa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad