Colombia y Venezuela fijarán cronograma para ejecutar acuerdos

Colombia y Venezuela fijarán cronograma para ejecutar acuerdos

Septiembre 22, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Colombia y Venezuela fijarán cronograma para ejecutar acuerdos

De izquierda a derecha: Nicolás Maduro, presidente de Venezuela; Tabaré Vásquez, presidente de Uruguay; Rafael Correa, presidente de Ecuador, y Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.

Este miércoles se reunirán en Caracas ministros de Colombia y Venezuela, buscando cumplir los siete acuerdos de la reunión entre Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro en Quito. Analistas explican cuál es el alcance del encuentro.

Como parte de los acuerdos alcanzados en la reunión entre los presidentes Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro, este miércoles se reunirán en Caracas, ministros y miembros del gabinete de Colombia y Venezuela, para avanzar en los temas sensibles de la frontera. La delegación colombiana estará encabezada por la canciller María Ángela Holguín, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas; de Comercio, Cecilia Álvarez y el director de la Dian, Santiago Rojas. 

Lea también: César Gaviria encabezará reunión de expresidentes para rechazar abusos de Maduro.

Sin embargo este encuentro será el primer paso para construir un cronograma que enmarque los 7 puntos concretos alcanzados durante el diálogo en Quito, que tendrá como principal objetivo la “normalización progresiva de la frontera”. Esto bajo la “coexistencia de los modelos económicos, políticos y sociales de cada país”. ¿Cuál será el alcance? Al respecto Andrés Mejía Vergnaud, analista político y autor del libro ‘El destino trágico de Venezuela’, explica que estos encuentros gestarán el ambiente para avanzar en un proceso gradual que deberá conducir a la reapertura de la frontera binacional. “El alcance de esa reunión de los ministros debería empezar a darle desarrollo concreto a los acuerdos a los que se llegaron ayer, pues da la impresión de que esos puntos son muy vagos, sin compromisos específicos”, dijo Mejía. No obstante, el experto aclara que en Quito hubo un alcance razonable para una reunión con las tensiones diplomáticas conocidas, por lo que los funcionarios de ambos gobiernos deberán encargarse de ponerle desarrollo, fechas y plazos a lo acordado allí. Diferente a otros compromisos pactados anteriormente por los dos gobiernos, éste tendrá el escrutinio público y la presión de la comunidad internacional, tras conocer las denuncias que hizo Colombia en materia humanitaria y Venezuela respecto a la seguridad fronteriza. “La mayor dificultad es ser consciente de las diferencias en los modelos económicos, de Estado y de Gobierno. Nadie puede hacerse ilusiones de que las relaciones van a ser armónicas, pero hay que aceptar ese marco”, agregó. En ese sentido, el excanciller Camilo Reyes, miembro de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, consideró que con los siete acuerdos alcanzados debe establecerse una nueva institucionalidad fronteriza, capaz de atender problemas normales en una de las fronteras más extensas y complejas de Latinoamérica. “Hay que recuperar una institucionalidad que existía, en la lógica de dos países que comparten una frontera de 2.219 kilómetros y donde hay un amplio flujo de personas, comercio de bienes y un intercambio particular en tantos temas”, señaló el diplomático. Sin embargo, considera que el optimismo deberá ser moderado, pues la historia ha demostrado que pese a tener un papel firmado, pocas son las veces en las que Venezuela tiene voluntad política para cumplir los acuerdos. “Lo que puede hacer Colombia es volver a proponer la creación de esos mecanismos que dinamicen la frontera y Venezuela, que por ahora dice que está de acuerdo, coopere para dar algunos resultados positivos necesarios para recuperar la confianza”, agregó Reyes. Los riesgos del acercamientoMientras tanto, el senador Iván Cepeda espera que los ministros pacten una agenda concreta este miércoles en Caracas, y se conozcan cuáles serán los pasos que tomarán bilateralmente para cumplir los temas acordados en Quito. Aun así respondió a las críticas de algunos sectores de oposición, que consideraron que en la declaración conjunta de Santos y maduro, faltó un rechazo contundente a las violaciones de derechos humanos en la frontera. “Varios de los puntos de la reunión entre los presidentes, sí atañen directamente a los deportados, como el de la investigación que se hará en los temas sensibles de la frontera y la normalización en materia humanitaria”, indicó Cepeda. Por lo tanto, ante las voces que sugieren que Colombia debería seguir elevando estas denuncias a organismos internacionales, el congresista dice que se debería estimular el diálogo, dejando que sean las reuniones próximas, las que produzcan efectos en este frente. Finalmente, Ronald Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, advierte el riesgo de que, como ha ocurrido antes, se creen comisiones “de letra muerta”, que no logren mayores resultados en la práctica. “Con esto se corre el riesgo de entrar en un espiral en el que entró también el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, donde se llegaba a un acuerdo frente a una crisis y seis meses después se presentaba otro incidente que volvía a cruzar las aguas de la confrontación binacional”, consideró el académico. Ante este panorama los analistas concluyen que más allá de soluciones de gobierno, se requieren decisiones de Estado, que prioricen la seguridad, el contrabando y la dinámica fronteriza como un problema real, no como un comodín político a usar ante una crisis interna de cualquiera de las dos naciones vecinas. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad