Ciudad Juárez comienza a ganarle el pulso a la violencia

Enero 29, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Gustavo Pérez, especial para El País.
Ciudad Juárez comienza a ganarle el pulso a la violencia

El gobierno ha liderado campañas para reducir el dominio de los cartéles como los de Juárez y Sinaloa.

La vida nocturna regresó a la que era la ciudad más violenta. El año pasado bajaron los homicidios.

Las calles de Ciudad Juárez se están volviendo a poblar. La sensación de que ha dejado de ser la ciudad más violenta del mundo ha hecho que los habitantes vuelvan a visitar de noche las zonas rosas y compren en los centros comerciales. Algunos empresarios también han perdido el miedo y han reabierto establecimientos. Expertos y autoridades indican que esto se debe a un trabajo coordinado de varias esferas del Gobierno, la denuncia ciudadana, una depuración de los cuerpos policiales y el cerramiento de los conjuntos residenciales.Por tres años consecutivos esta urbe, localizada en el estado de Chihuahua -en la desértica frontera de México con Estados Unidos-, fue calificada como la ciudad más violenta del mundo por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal de México. La ONG divulgó que en 2011 se registraron 148 homicidios por cada 100.000 habitantes.Cifras de la Fiscalía indican que el índice de homicidios el año pasado, cuando ocurrieron 1.910, disminuyó en Ciudad Juárez en un 38% con respecto al 2010 (con 3.117) y en un 27% frente al 2009 (con 2.643). Cambio en el poderPara el concejal Abelardo Valenzuela parte de esa reducción se debe a que “en 2010 hubo un cambio de mando en las autoridades estatales y municipales y las nuevas autoridades empezaron a trabajar de forma más coordinada con el Gobierno Federal”. Por su parte, Gustavo De la Rosa Hickerson, visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua (Cedh), explica que “estamos frente a un proceso de contención de la delincuencia. Si bien han bajado los niveles de homicidios, en los últimos cuatro meses Juárez ha registrado una tasa de 120 homicidios por cada 100.000 habitantes, un índice diez veces mayor al de Nueva York”. Reconoce, sin embargo, que dicha tasa se redujo a la mitad entre el 2010 y el 2011. “Los carteles de la droga en Ciudad Juárez eran demasiado grandes, con una estructura de 500 efectivos y una base de distribución de droga mayor. Desde que se instaló aquí, el Cartel de Sinaloa ha ejecutado un estimado de 4.500 integrantes del Cartel local, mientras que La Línea, el brazo armado del Cartel de Juárez, ha eliminado a 3.000 miembros del Cartel de Sinaloa”.Esas cifras explican el incremento alarmante en los niveles de homicidios en la ciudad a partir del 2008. Por otro lado, “las autoridades han detenido a unos 5.000 integrantes de ambos carteles, así que con tantas bajas por homicidio o por detención, los dos se han quedado sin sicarios y sin objetivos de caza, lo que ha generado una disminución en los asesinatos”, complementa el visitador.Sectorizar esfuerzosLa llegada del alcalde Murguía trajo consigo un nuevo mando al frente de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, el teniente coronel Julián Leyzaola Pérez, quien inició en 2010 la implementación de un programa de Sectorización de la Policía Municipal, esquema utilizado con éxito en Tijuana, donde logró disminuir la delincuencia. Leyzaola Pérez aplicó el Principio de Pareto, un concepto muy utilizado por la industria maquiladora. El oficial explica que “el 80% de los delitos se cometen en el 20% de los distritos en los que está dividida la ciudad y por eso hemos avanzado en la sectorización de la corporación policíaca”.La idea es que los agentes de Policía adscritos a los distritos con mayores índices delictivos tengan más cercanía con la población para recuperar la confianza perdida y contrarrestar a los criminales.A pesar de que los resultados saltan a la vista, son cuestionados por Gustavo De la Rosa, integrante de la Mesa Ciudadana del programa ‘Todos Somos Juárez’. “Nos falta que las instituciones policíacas consoliden su estructura, que mejoren sus operativos y aumenten sus elementos. La Policía debería tener 3.000 elementos en Juárez y sólo tiene 1.000. En términos reales, 350 agentes están patrullando la ciudad en grupos de diez, es decir, hay 35 binomios encargados de la seguridad cuando deberíamos tener por lo menos 200”, sostiene De la Rosa.A la sectorización se suma también una ardua labor de depuración de la Policía Municipal, que ha retirado de sus filas a elementos involucrados con el crimen organizado. Diversos motivos, entre ellos denuncias derivadas de abuso de autoridad, ocasionaron la baja de 300 agentes durante el 2011, reveló el secretario del Ayuntamiento, Héctor Arcelús.Paralelamente, los mismos habitantes de Ciudad Juárez han decidido enfrentar la situación “cerrando” con muros y rejas los lugares donde viven y pagando vigilancia privada para evitar la entrada de malhechores a las urbanizaciones.Aunque sigan escuchándose voces encontradas y disparos en algunas calles, la realidad es una: la violencia sigue cediendo, lo que ha beneficiado la recuperación de la actividad económica y comercial. Sin embargo, Ciudad Juárez está aún lejos de los dos o tres homicidios por semana que registraba antes del 2007.Cifras252 asesinatos por cada 100.000 habitantes se registraron en 2010. La tasa más alta.1.910 personas fueron asesinadas en el 2011 en Ciudad Juárez.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad