Catar y Turquía tratan de encontrar una salida a la crisis en el Líbano

Enero 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com. co I EFE

El primer ministro catarí, Hamad bin Jasin Bin Jaber al Tahni, y el ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmed Davutoglu, trataron hoy en Beirut de encontrar una salida a la crisis que vive el Líbano tras la caÍda del gobierno.

El primer ministro catarí, Hamad bin Jasin Bin Jaber al Tahni, y el ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmed Davutoglu, trataron hoy en Beirut de encontrar una salida a la crisis que vive el Líbano tras la caÍda del gobierno.Ambos dirigentes, que llegaron hoy a Beirut en aviones separados, se entrevistaron con el presidente libanés, Michel Suleiman, el jefe del Parlamento, Nabih Berri, y el primer ministro saliente, Saad Hariri.Al Tahni y Davutoglu no hicieron ninguna declaración a la prensa al término de estos encuentros pero, según un comunicado enviado por la oficina de prensa de Suleiman, "las discusiones fueron profundas y útiles".La nota asegura que los mandatarios quisieron "conocer el punto de vista del presidente y sus orientaciones, sobre la mediación siria-saudÍ y los resultados de la reunión de Damasco" , donde se entrevistaron ayer los lÍderes de Catar, TurquÍa y Siria.En este sentido, un comunicado de la oficina de Saad Hariri indicó que la reunión estuvo centrada en "los medios de aplicar las ideas de la cumbre tripartita catarí-turca-siria que tuvo lugar el lunes en Damasco".El lunes, el presidente de Siria, Bachar al Asad, el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, y el emir de Catar, Hamad bin Jalifa al Zani, se reunieron en Damasco para estudiar la crisis gubernamental en el Líbano.El pasado día 12, diez ministros de la oposición, encabezada por Hizbulá,y uno designado por el presidente libanés anunciaron su renuncia del Gobierno de unidad nacional por un asunto relacionado con el asesinato en febrero del 2005 del ex primer ministro libanés Rafic Hariri.Ayer, el fiscal del Tribunal Especial para el Líbano, que investiga el asesinato de Hariri, entregó el acta de acusación en la que podrÍa inculpar a miembros del grupo chiÍ Hizbulá, que ya ha avanzado que lo va a rechazar.Siria, aliado de Hizbulá, y Arabia Saudí, que apoya a Saad Hariri, intentaron mediar entre las facciones libanesas sin conseguir ningún fruto.Sobre esta mediación, Berri afirmó al término de sus entrevistas con los dirigentes catarí y turco que "las discusiones se prosiguen en el marco de la iniciativa saudí-siria" .En principio, ayer estaba previsto que el presidente libanés, Michel Suleiman, iniciara las consultas con los principales dirigentes políticos y grupos parlamentarios para nombrar un nuevo primer ministro, pero decidió posponerlas para evaluar mejor las distintas posturas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad