Caso de escuchas telefónicas da nuevo giro en Gran Bretaña

Diciembre 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I AP
Caso de escuchas telefónicas da nuevo giro en Gran Bretaña

El empresario James Murdoch en su segunda comparecencia en el Parlamento británico por el espionaje del "News of the World", en Londres (Reino Unido).

El escándalo se desató cuando el diario Guardian difundió en julio que News of the World había intervenido los correos de voz de una chica de trece años tras su desaparición y que esto posiblemente perjudicó las pesquisas policiales para encontrarla porque supuestamente borraron los mensajes.

Un investigador privado que trabajó para el diario sensacionalista News of the World, propiedad de Rupert Murdoch, no borró los correos de voz del teléfono de una adolescente desaparecida en 2002, dijo este lunes un abogado de la Policía, en un nuevo hecho que detonó un nuevo escándalo de las escuchas telefónicas en Gran Bretaña que se conoció en este 2011.Las escuchas ilegales por parte del emporio de Murdoch salieron a la luz pública a finales de 2005 con una información sobre el príncipe Guillermo de Inglaterra. Pero fue en Julio y con una persona menos conocida cuando el problema empezó a crecer, ya que el diario The Guardian informó sobre la intercepción al buzón telefónico de Milly Dowler, la niña de 13 años secuestrada y asesinada en 2002. La afirmación de que el tabloide no sólo escuchó sino que intervino los mensajes dejados en 2002 en el celular de Milly Dowler, de 13 años, horrorizó a muchos británicos y propició meses atrás una conmoción nacional a causa de las prácticas abusivas por parte de la prensa. El escándalo cimbró al imperio global de medios de Murdoch y puso nerviosos a la Policía, la prensa y el gobierno del país. El escándalo estalló cuando el diario Guardian difundió en julio que News of the World había intervenido los correos de voz de la chica tras la desaparición de ésta y que esto posiblemente perjudicó las pesquisas policiales para encontrarla porque borraron los mensajes. Los padres de Dowler dijeron que se sintieron contentos y pensaron que su hija estaba viva _aun cuando llevaba varios días desaparecida_ porque se percataron de que habían logrado ingresar en el correo de voz de la joven luego de que se había saturado. Eso les hizo pensar que seguía viva, pero cuando esto ocurrió la joven ya había sido asesinada. Su cadáver fue encontrado varios meses después. Neil Garnham, abogado de la fuerza policial de Londres, dijo a la comisión que investiga la ética de los medios de prensa en Gran Bretaña que se había difundido con profusión que alguien del News of the World "había borrado correos de voz (en el teléfono de la chica) para hacer espacio a nuevos mensajes". Lo más probable es que esa persona se tratara del investigador Glen Mulcaire, quien después fue encarcelado por intervenir teléfonos de los empleados de la familia real. Sin embargo, Garnham dijo que la Policía jamás indicó a la familia Dowler que se habían borrado los mensajes. "El indicio más probable es que los mensajes que estaban ahí se borraron automáticamente después de 72 horas", dijo Garnham.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad