Casi dos décadas de procesos, planes e iniciativas de paz en Oriente Medio

Septiembre 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co l EFE

Los principales actores del conflicto en Oriente Medio vuelven a encontrarse hoy en Washington para tratar de alcanzar una solución política que garantice a Israel su seguridad y a los palestinos un estado independiente.

Los principales actores del conflicto en Oriente Medio vuelven a encontrarse hoy en Washington para tratar de alcanzar una solución política que garantice a Israel su seguridad y a los palestinos un estado independiente.Diecinueve años han transcurrido desde la Conferencia de Paz de Madrid, que fue la primera vez en que árabes e israelíes se sentaron a dialogar y donde se aceptó la fórmula de "paz por territorios" como base para futuras conversaciones.Éstas son las principales negociaciones mantenidas hasta la fecha entre israelíes y palestinos:Conferencia de paz de Madrid, 1991: Celebrada en el Palacio Real de Madrid, estuvo presidida por los entonces presidentes de la URSS, Mijaíl Gorbachov, y de Estados Unidos, George Bush, y contó con la presencia de representantes palestinos, Jordania, Líbano, Egipto, Siria e Israel, así como de la Unión Europea, ONU, Liga rabe y la Unión del Magreb rabe.Las reuniones concluyeron el 1 de noviembre con acusaciones mutuas entre árabes e israelíes, aunque días después se alcanzó un acuerdo por el que Israel aceptaba negociar sobre la base de las resoluciones 242 y 338 de la ONU, que establecen el principio de tierras a cambio de paz.Proceso de Oslo, 1993-2000: Se trató de la negociación más seria y supuso el primer acercamiento entre israelíes y palestinos, que comenzaron con el reconocimiento mutuo entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) tras meses de negociaciones secretas en la capital noruega.El 13 de septiembre de 1993 el entonces primer ministro israelí, Isaac Rabin, y el líder de la OLP, Yaser Arafat, pusieron los primeros cimientos de un largo proceso de paz con la firma en Washington ante el inquilino de la Casa Blanca, Bill Clinton, de la Declaración de Principios, basada en los acuerdos alcanzados en Oslo y en la que se fijaban arreglos interinos de auto-gobierno.En el marco de este proceso se firmaron una serie de acuerdos parciales que incluyeron la firma del de "Gaza y Jericó Primero" , con la consecuente creación, en mayo de 1994, de la Autoridad Nacional Palestina (ANP). En septiembre de 1995 se firma otro acuerdo interino sobre Cisjordania con el que concluía la primera fase de las negociaciones y se transferían a la ANP diferentes competencias y centros urbanos cisjordanos.El así llamado "Proceso de Oslo" se inspiró en la fórmula de "slicing-fine" (cortar fino) , es decir eludir los asuntos más espinosos y hacer concesiones mutuas de forma gradual hasta alcanzar en cinco años un acuerdo global que, ya sí, incluyera la creación de un Estado palestino en Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este.El histórico antagonismo entre los pueblos se convirtió rápidamente en un obstáculo que los radicales de ambos lados aprovecharon para torpedear el proceso desde el principio: la masacre de Hebrón (1994) , el asesinato de Rabin (1995) , los atentados suicidas islamistas (1994-1996) y la progresiva expansión de asentamientos judíos en el territorio ocupado acabaron desmoronando el proceso.Con todo, el nuevo jefe del gobierno israelí, Benjamín Netanyahu, firmó en enero de 1997 con Arafat -que un año antes había sido elegido por sufragio como presidente de la ANP- la retirada del 80 por ciento de Hebrón, que se convierte en la última ciudad cisjordana de la que se retira Israel.En octubre de 1998, vuelven a acordar, en presencia de Clinton, el Memorándum de Wye Plantation, que incluye la retirada israelí de otro 13,1 por ciento de Cisjordania a cambio de mayores garantías de seguridad contra el terrorismo palestino.Cumbre de Camp David II, 2000: Ya en la fase terminal de esta senda y violados los plazos provistos en Oslo para crear un Estado palestino, las partes regresaron a la mesa de las negociaciones entre el 11 y el 25 de julio de 2000, bajo los auspicios del entonces presidente de EEUU, Bill Clinton, y esta vez no con el principio de gradualidad como guía sino, por primera vez, para cerrar un acuerdo definitivo.La oferta que el entonces primer ministro israelí, Ehud Barak, hizo a los palestinos para poner fin al conflicto fue insuficiente para Arafat, siendo una de las discrepancias fundamentales el reparto de Jerusalén y el regreso de los refugiados.A finales de septiembre de ese año estalla la Intifada de Al Aqsa, mucho más violenta que la primera y que acabaría costando la vida a más de 4.000 palestinos y un millar de israelíes. Tuvo como detonante la polémica visita que realizó el entonces líder de la oposición israelí, Ariel Sharón, a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén. Conversaciones de taba, 2001: Comenzada la Intifada, en un último esfuerzo por lograr un entendimiento antes de las elecciones de febrero de 2001 en Israel, los negociadores israelíes y palestinos acuden en enero a un nuevo encuentro en Taba (Egipto).Los analistas la consideran una segunda parte de la Cumbre de Camp David, pero, como ésta, tampoco arrojó resultados a pesar de las maratonianas conversaciones que se celebraron y las elecciones a primer ministro de Israel las acabó ganando el líder derechista Ariel Sharón.Algunos expertos consideran que el antagonismo personal entre Sharón y Arafat desde los días del asedio israelí a Beirut, en 1982, condujo a la espiral de violencia y a la operación israelí "Muro de Defensa" para desarticular la ANP, en 2002.El diálogo no se retomaría hasta mediados de 2005, meses después de la muerte de Arafat y la elección de Mahmud Abás como nuevo presidente palestino.Iniciativas internacionales y locales de apoyo a la reactivación de las negociaciones, 2001-2004: La violencia sin precedentes de la Intifada de Al Aqsa asfixió todo intento de diálogo entre las partes, pero los principios sentados en una serie de planes y propuestas locales e internacionales son desde entonces el núcleo de cualquier negociación entre israelíes y palestinos: El Plan Saudí (2002), posteriormente conocido como Iniciativa de paz rabe: Es un documento que aboga por una paz duradera y global entre Israel y los países árabes, aprobado por la Liga rabe en la cumbre de Beirut en 2002, y refrendado en sucesivas reuniones de este organismo, en particular en la cumbre de Riad de 2007.Establece el pleno reconocimiento árabe del Estado de Israel a cambio de su retirada de todos los territorios árabes ocupados en la Guerra de 1967, incluidos los Altos del Golán arrebatados a Siria y la parte este de Jerusalén. La Hoja de Ruta (2003): Diseñada por el Cuarteto de Madrid (ONU, EEUU, Unión Europea y Rusia) y aprobada por las partes en junio de 2003 en una cumbre celebrada en la ciudad jordana de Aqaba ante la presencia del rey de Jordania, Abdalá II, el entonces presidente de EEUU, George W. Bush, Abás y Sharón.Se inspira en el Plan Tenet de pacificación -elaborado por el que fuera director de la CIA, George Tenet- y el Informe Mitchell -obra del ex senador y actual enviado especial de EEUU a Oriente Medio, George Mitchell (ambos de 2001)-.La iniciativa prevé un plan escalonado por etapas mediante el cumplimiento de una serie de obligaciones por parte de israelíes y palestinos para devolver la situación al período anterior a la Intifada de Al Aqsa y el inicio de negociaciones de paz para un acuerdo definitivo.La retirada de Gaza, 2005 (también conocida como "Plan de Desconexión): Fue ideada y propuesta por Ariel Sharón, que debió sortear incontables obstáculos internos, y consistió en la evacuación unilateral y no negociada (al menos formalmente) de los 21 asentamientos judíos de la franja de Gaza, donde residían unos 8.000 colonos, y la retirada de cuatro colonias del norte de Cisjordania. Se trataba de la primera vez que Israel evacuaba asentamientos judíos. Proceso de Annapolis, 2007-2008: Tras haber celebrado algún encuentro cara a cara en el que no se abordaron los asuntos fundamentales del conflicto, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, y el presidente palestino, Mahmud Abás, se reúnen en Annapolis (Maryland, EEUU) en noviembre de 2007, en los estertores del último mandato del presidente Bush.Allí acuerdan iniciar un nuevo proceso de diálogo, el primero en siete años de interrupción total de las conversaciones, que concluya con la creación de un Estado palestino.Este último y tímido intento de negociación cara a cara entre ambos dirigentes, que mantenían encuentros asiduos, se vio truncado en diciembre de 2008, apenas un año después de comenzar su andadura.La suspensión fue producto del lanzamiento por Hamás de más de cien cohetes en una semana desde Gaza contra Israel, y la posterior ofensiva militar israelí "Plomo Fundido" en la franja que dejó más de 1.400 palestinos muertos, en su mayoría civiles.Otra de las causas formales del fracaso fue el paréntesis que en septiembre de 2008 obligó a abrir en la negociación el anuncio de dimisión del primer ministro israelí Olmert, acosado por un rosario de escándalos de corrupción política. Negociaciones indirectas, mayo-agosto 2010: En marzo de 2010, tras fuertes presiones sobre las dos partes, el presidente de EE.UU., Barack Obama, anuncia que israelíes y palestinos iniciarán negociaciones de paz indirectas bajo la mediación del enviado especial de la Casa Blanca para Oriente Medio, George Mitchell.En mayo, tras recibir el apoyo de la Liga rabe, se inicia este nuevo formato en la negociación, que venía marcado por la negativa de Abás de sentarse a negociar con Netanyahu mientras no cesara la rampante construcción en las colonias. El diálogo indirecto fue posible después de decretar Netanyahu una moratoria parcial de 10 meses en la construcción, que concluirá el próximo 26 de septiembre.Encuentro de Washington, 1-2 septiembre 2010: Las fuertes presiones de Estados Unidos sobre israelíes y palestinos, con el apoyo de la Liga rabe, consiguen finalmente "convencer" a Abás de aceptar negociaciones directas y sin "precondiciones" con Israel.El nuevo proceso de negociación, que se inició en presencia del monarca jordano, Abdalá II y el presidente egipcio, Hosni Mubarak, está destinado a lograr -en el plazo de un año- un acuerdo de paz que pase por el establecimiento de un Estado palestino y ponga fin al conflicto de Oriente Medio.Su escollo más inmediato es la advertencia del presidente palestino de que si Israel reanuda la ampliación de asentamientos judíos se retirará de las conversaciones.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad