Carla Bruni, la nueva tortura de Woody Allen

Julio 30, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Agencias

Como actriz, Carla Bruni es muy buena cantante. La primera dama de Francia saca de quicio a Woody Allen, director de ‘Medianoche en París’, filme en el que participa al lado de Owen Wilson y Marion Cotillard.

Carla Bruni no es perfecta. Y lo constató en carne propia Woody Allen, que a sus 80 años acabó “hasta la coronilla” de la primera dama francesa. La mujer de Nicolás Sarkozy necesitó ¡35 tomas! para grabar una sencilla escena de la película ‘Midnight in Paris’. El primer día de Bruni bajo las órdenes de Allen no fue relajado. Parece que los nervios de su debut como actriz traicionaron a la señora de Sarkozy, quien escuchó más de una treintena de veces la palabra “¡corten!”.El problema radicó en que, según le contó una fuente anónima al periódico Daily Mail, Bruni no quiso mirar fijamente a la cámara, desatendiendo los deseos de Woody Allen. Y aunque la escena no podia ser más simple, se complicó debido al nerviosismo de la modelo, comentó una fuente anónima al periódico británico Daily Mail. El director, según cuentan, terminó muy irritado. Bruni únicamente tenía que entrar y salir de un supermercado llevando una ‘baguette’ en su mano. Ni siquiera tenía que decir ni una sola palabra.Sin embargo, no pudo seguir al pie de la letra las indicaciones del director. Por lo que, al parecer, el rodaje está algo más movido que lo que suele serlo habitualmente para el director que, se sabe, es neurótico y perfeccionista.El rodaje de la comedia romántica empezó formalmente en París esta semana, cuando la noticia de la participación de la primera dama se convirtió en un todo un acontecimiento.Bruni no tiene realmente un papel de peso en la película, es más bien diminuto, y hay quienes aseguraron a la revista People que no va a robarle protagonismo al resto de actores, entre los que se destacan Owen Wilson y la ganadora del Oscar Marion Cotillard.Sin embargo, se ha creado alrededor de la primera dama francesa mucha expectativa, la misma que se suscitó tras su primer disco y su sencillo ‘Quelqu'un m'a dit’e’ (Alguien me ha dicho). Aunque ya Bruni ha hecho sus apariciones en la gran pantalla, en ‘Paparazzi’, del francés Alain Berbèrien, y en ‘Catwalk’, de Richard Leacock, causa más curiosidad que haya sido elegida por el propio Woody Allen para una película suya.A la ‘primiparada’ de Bruni se le suman otros hechos que irritan a Allen: la presencia en el set de una legió de fotógrafos que buscan desesperadamente una imagen de Carla, y la agobiante presencia del presidente Nicolás Sarkozy, quien no contento con desconcentrar a su esposa ya se ha enfrentado con los paparazzi para evitar que le tomen fotos a ella. A la propia actriz le ha tocado templar los ánimos de Sarkozy y frenar a los escoltas.El presidente Sarkozy, después de regresar del trabajo a media noche, la visita en el lugar de su actuación acompañado de una multitud de guardaespaldas y gendarmes. Se cuenta que el rodaje de la primera escena en la que intervino Carla, duró varias horas, mientras su marido observaba con curiosidad cómo su media naranja compartía planos con el atractivo protagonista de la comedia romántica, Owen Wilson.Claro que después de la tempestad viene la calma. Y en las últimas imágenes de Bruni junto a Allen, parece que tanto ella como el ambiente ya están más relajados. La ex modelo y cantante ha sido vista grabando una escena junto al actor estadounidense Owen Wilson.Bruni y Wilson rodaron sentados en un banco situado en las proximidades del Panteón de París. Entre toma y toma, el director neoyorquino se acercaba a ellos para hacerles indicaciones. “Carla y Woody hablaban y se reían constantemente entre toma y toma”, contó un testigo a la revista People.Eso seguramente no tendrá muy tranquilo a Sarkozy, quien no se cansó de vigilar a su primera dama en París.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad