Candidatos a la Presidencia de Francia afinan su campaña

Abril 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Candidatos a la Presidencia de Francia afinan su campaña

Campaña. El presidente francés y candidato conservador para las elecciones presidenciales de este domingo, Nicolás Sarkozy, en un mitin en Arras, norte de Francia.

En mítines y entrevistas se han intensificado las críticas, a tres días de la primera vuelta electoral.

Los principales candidatos a las elecciones presidenciales francesas multiplicaron ayer sus comparecencias públicas, a tres días de la primera vuelta de los comicios, con mítines y entrevistas en las que optaron por afianzar su programa y hacer un llamado al voto útil.En un claro mensaje a quienes tienen la sensación de “haber sido abandonados”, el presidente francés y aspirante a la reelección, Nicolás Sarkozy , desde la localidad septentrional de Arras indicó ayer que “votar por los extremos significa votar por soluciones que son mentiras, que jamás han solucionado el sufrimiento de los que sufren de verdad”.“El voto para Jean-Marine Le Pen sirvió para Franois Mitterrand y el voto para Marine (Le Pen) servirá para Franois Hollande”, señaló Sarkozy.Sarkozy también agitó ayer de nuevo el fantasma de la crisis para apuntar que “los socialistas son campeones del mundo dando lecciones, pero allí donde han estado al mando, desde Grecia hasta España, ya se ha visto la situación en la que se encuentran esos países, que nadie quiere para Francia”.Durante su intervención, en la que hizo hincapié en su defensa “del trabajo, la responsabilidad, la autoridad y la solidaridad”, Sarkozy indicó que “cuando se incluye el miedo, el odio y el rechazo, estás equivocado porque esos no son los valores de la República”.Por su parte, el aspirante socialista, Franois Hollande, reiteró en una entrevista que “va a posibilitar el cambio”, y su disposición a renegociar el nuevo pacto europeo sobre la disciplina presupuestaria, para reactivar la economía.“No acepto la austeridad”, indicó Hollande, quien subrayó que, si no hay crecimiento, no podrán lograrse los objetivos de reducción del déficit, al tiempo que destacó que los esfuerzos necesarios “serán repartidos de manera justa”.Mientras tanto, la ultraderechista Le Pen optó por atacar a los dos favoritos de los comicios (Sarkozy y Hollande), a quienes acusó de apoyar “a la Europa federal”, responsable, a su juicio, de “la situación dramática que vive Francia”.Y en una entrevista difundida por la edición digital del diario ‘Les Échos’, el izquierdista Jean-Luc Mélenchon, que pelea con Le Pen por el tercer puesto en la primera vuelta electoral, mantuvo su llamado al voto para Hollande en la segunda ronda, al decir que necesita la derrota de Sarkozy “para seguir avanzando”.“Dice que no va a negociar su programa (...), pero creo que Hollande se verá obligado de acudir a mis métodos, que es cuestión de esperar”, señaló el candidato del Frente de Izquierda, quien “ante un sistema europeo insostenible” defiende que “hay que reorganizar Europa con nuevas bases”.Acaparó igualmente la atención el centrista Franois Bayrou, quien en un mitin desde Lille, en el norte del país, lamentó que la concepción del poder y los valores del Partido Socialista sean “exactamente los mismos” que los de Sarkozy y la conservadora UMP han aplicado en estos cinco años de mandato.Ante este baño de críticas, el apoyo a Sarkozy vino de sus filas. El titular de Exteriores, Alain Juppé, y el de Finanzas, Franois Baroin, se declararon “totalmente movilizados por su victoria”. Además, en un mitin junto al primer ministro francés, Franois Fillon, animaron a la gente a “no intoxicarse” por los sondeos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad