Campaña electoral en España cerró bajo presión de la crisis

Noviembre 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Campaña electoral en España cerró  bajo presión de la  crisis

El candidato del Psoe, Alfredo Pérez Rubalcaba, cerró su campaña electoral a la Presidencia del gobierno español con un multitudinario acto en Barcelona.

Mariano Rajoy, del PP, es favorito frente a Alfredo Pérez, del Psoe. 35,7 millones de españoles pueden votar el domingo.

Las dudas sobre la solvencia de España y la tensión en los mercados marcaron el final de la campaña electoral para los comicios generales del próximo domingo, en los que se espera una amplia victoria del conservador Partido Popular.Mariano Rajoy, líder de los populares y gran favorito en las encuestas para desplazar al socialismo del poder, pidió ayer un respiro para el futuro mandatario que salga elegido de las urnas.“Esperemos que esto (la presión) se pare, que se den cuenta de que aquí hay elecciones y que los que ganen esas elecciones pues tienen derecho a un mínimo margen, que debe ser algo más de media hora”, dijo Rajoy en una entrevista en la emisora Onda Cero.Las dudas se dispararon el jueves luego de una emisión de deuda a 10 años por la que el Tesoro tuvo que pagar un interés medio de 6,97%.Un porcentaje cercano a 7%, que se considera insostenible para financiarse, volvió a situar a España como candidato a un rescate financiero por riesgo de cese de pagos similar al que ya puso en marcha la Unión Europea para Grecia, Irlanda y Portugal.Pero la presión sobre la deuda española se relajó. Al cierre de la bolsas europeas, el rendimiento de los bonos españoles a largo plazo bajó ayer a 6,35% en el mercado secundario y la prima de riesgo con el bono de referencia alemán cayó a los 439 puntos básicos, después de rozar los 500.La ministra de Economía, Elena Salgado, volvió a descartar que España necesite un rescate financiero y defendió la solvencia de las cuentas públicas.“La petición de rescate está fuera de toda consideración”, señaló Salgado, traa agregar que “España no tiene problemas para buscar financiación en los mercados”.Salgado pidió al Banco Central Europeo que siga ayudando con la compra de bonos de países más presionados en los mercados, como Italia y España, y pidió a la Unión Europea que redoble los esfuerzos para frenar la escalada de tensión que está afectando a la zona euro.Con este panorama, los principales partidos políticos cerraron ayer dos intensas semanas de campaña electoral. Tanto Rajoy como el candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba eligieron Madrid para celebrar sendos mitines.Todas las encuestas auguran una aplastante victoria del centroderechista Rajoy, que aspira a capitalizar el descontento social con el gobernante Partido Socialista por la crisis económica y una tasa de desempleo del 21,5%.La victoria de Rajoy parece tan clara, que hasta Rubalcaba ha adoptado un discurso casi derrotista. Si mencionar la palabra derrota, el candidato socialista hizo un llamamiento para evitar un triunfo arrasador de su rival.“Sólo hay un partido que pueda parar el poder absoluto de la derecha y ése es el Partido Socialista”, dijo Rubalcaba. "Pido un Partido Socialista fuerte, con muchos votos, para parar a una derecha que cuando tiene poder recorta, y si tuviera el poder absoluto recortaría absolutamente”, agregó.El PP necesitaría 176 escaños de los 350 que forman la Cámara baja para tener una mayoría absoluta. De no lograr esa cifra el domingo, debería recabar apoyos puntuales de formaciones minoritarías para sacar adelante sus leyes en el Parlamento.La encuesta de Metroscopia publicada el pasado fin de semana por el rotativo madrileño El País concedía a los populares un récord de 196 escaños, relegando al Psoe a los 110.Hoy es jornada de reflexión, en la que ni partidos ni ciudadanos están autorizados a hacer llamamientos al voto, según la legislación local.Varias plataformas de los llamados “indignados” anunciaron concentraciones simultáneas durante e todo el día de hoy en distintas plazas de España para expresar su malestar con los partidos políticos, que fueron prohibidas por las autoridades.En las elecciones del domingo, más de 35,7 millones de españoles están llamados a las urnas para elegir los 350 escaños del Congreso de los Diputados y más de dos tercios del Senado. Voto de emigrantesDe otra parte, las elecciones del domingo ya tienen como primer legado que serán las que registren una mayor abstención de los españoles residentes en el extranjero, superior al 90%.A pesar de que los inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes ha aumentado hasta situarse en 1.463.473 personas -258.144 más que en 2008-, solo uno de cada diez ha solicitado votar.De este porcentaje, no todos votarán , puesto que hay numerosas quejas de electores a los que la documentación no les estaba llegando a tiempo desde España para poder mandar las papeletas a los consulados hasta ayer.Olvidaron a los inmigrantesLa economía ha monopolizado de tal manera el debate en España, que temas como la inmigración apenas merecieron atención de los principales candidatos a la Presidencia.Ni el líder del conservador Partido Popular, Mariano Rajoy, ni el candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba han hecho de las políticas de extranjería parte importante de sus mensajes al electorado.Y eso que se trata del 12% de la población. Un colectivo de más de 5 millones de personas -casi 2 millones de ellos son latinoamericanos-. Cerca de medio millón de extranjeros obtuvieron la nacionalidad española en los últimos cuatro años y tienen derecho al voto, según estimaciones de asociaciones de inmigrantes.“Exigimos al nuevo gobierno unas políticas claras. Políticas de integración, de diversidad, educativas y sanitarias”, dijo Vladimir Paspuel, presidente de la organización ecuatoriana Rumiñahui en España. “Quien quiera que gane, el primer paso sería llamar a un gran consenso nacional”, agregó.Los inmigrantes son probablemente el grupo más castigado por la crisis económica que sacude España desde 2008. Si la tasa de desempleo alcanza el 21,5% en todo el país, entre los extranjeros supera el 32,7%, según las últimas cifras el Instituto Nacional de Estadística.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad