California comienza a controlar algunos de sus peores incendios

California comienza a controlar algunos de sus peores incendios

Septiembre 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co | AFP
California comienza a controlar algunos de sus peores incendios

Tanto los bomberos como las autoridades locales han logrado apagar las llames en un gran porcentaje.

Los dos incendios más grande que azotaban al estado de California han logrado ser controlados. Sin embargo, las autoridades locales creen que el alza de las temperaturas en los próximos días puede dificultar su extinción total.

California comenzó a controlar este viernes algunos de los peores incendios que arden en esta zona del oeste de Estados Unidos y que dejaron al menos cinco muertos, aunque el alza de las temperaturas en los próximos días podría complicar las tareas de extinción.  Los bomberos lograron contener el 60% de las llamas del incendio de Butte, que afecta los condados de Amador y Calaveras, situados en la cordillera de la Sierra, el centro del estado, según los últimos datos del departamento de bomberos.  El fuego calcinó hasta ahora más de 28.600 hectáreas y 365 casas, además de provocar dos víctimas mortales que se negaron a abandonar sus viviendas en contra de las órdenes de evacuación.  Las autoridades también progresaron en el incendio de Rough, que avanzaba peligrosamente hacia un bosque de secuoyas (especie de árbol) gigantes, un tesoro nacional que visitan cada año miles de personas.  El último informe apunta a que el siniestro está controlado en un 68%, después de haber arrasado más de 57.100 hectáreas. Las cosas van un poco más lentas al norte del estado, donde los bomberos luchan contra el incendio de Valley en los condados de Napa, Lake y Sonoma.  Las llamas quemaron casi 30.000 hectáreas y 585 viviendas, y sólo están controladas en un 40%. Además dejaron tres muertos. En total 13.000 bomberos seguían desplegados este viernes para hacer frente a los ocho incendios activos en la parte norte del territorio y que han desplazado a cerca de 15.000 personas.  Las autoridades prevén que en los próximos dos días "el tiempo sea más cálido y seco" , unas condiciones que incitan la propagación de las llamas. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad