Cada día 20 personas mueren de forma violenta en Honduras

Cada día 20 personas mueren de forma violenta en Honduras

Octubre 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE

A dos meses de las elecciones, informe revela que 3.547 homicidios registrados en el primer semestre de 2013 representan el 71 % de las muertes violentas

La violencia en Honduras parece un cuento de terror: cada día, en ese país pierden la vida de forma criminal 20 personas. Pero, a menos de dos meses de las elecciones generales del próximo 24 de noviembre, los ocho candidatos que aspiran a suceder al actual presidente, Porfirio Lobo, que deja su cargo el próximo 27 de enero, no plantean soluciones para frenarla.Se trata de ocho candidatos, pertenecientes a nueve partidos políticos, cuatro de ellos surgidos tras el golpe de Estado de junio de 2009 al entonces presidente, Manuel Zelaya.Estos, sin embargo, parecen hacer sus campañas millonarias, más cargadas de ataques personales que de propuestas, de espaldas a cifras preocupantes: de las 4993 muertes violentas registradas en el primer semestre de 2013, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), 3547 fueron homicidios de armas de fuego.Sobre el total de muertes violentas, hubo una reducción de 482 (8,8 %) respecto al mismo periodo de 2012, pero en materia de homicidios, la disminución fue de solo 1,8 %.Los 3.547 homicidios registrados en el primer semestre de 2013 representan el 71 % de las 4993 muertes violentas que documentó el Observatorio. La segunda causa son accidentes de tráfico, con 737 casos en el primer semestre de 2013, que representan el 12,8 %. La tercera causa se le atribuye a personas que fallecen violentamente de manera indeterminada, con 429 víctimas (8,6 %).Para Julieta Castellanos, rectora de la UNAH, preocupa que el promedio mensual de homicidios en los seis primeros meses de 2013 sea 591: es decir, unas 20 muertes diarias.La criminalidad tiene a los hondureños encerrados desde temprano y destinando parte de su presupuesto en medidas de seguridad: amurallar sus casas, instalar cámaras de o cerrar calles con portones controlados por vigilantes pagados por los vecinos.Esto debido a que la presencia de militares en las calles de las principales ciudades del país, como Tegucigalpa y San Pedro Sula, no ha dado resultados.Las autoridades atribuyen la ola de criminalidad a las pandillas, el narcotráfico y el crimen organizado, flagelos que también han infiltrado a la propia Policía Nacional, fuerza compuesta por 14 mil efectivos para un país con 8,5 millones de habitantes.Pero el presidente Porfirio Lobo dice que los agentes que desprestigian a la Policía “son pocos”. Y los califica como “manzanas podridas” que están saliendo con un proceso de depuración iniciado hace dos años que, según algunos, no ha marchado con celeridad, “porque no ha habido suficiente voluntad política al más alto nivel”, dijo una fuente cercana a la Policía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad