Búsqueda submarina de avión de Malasia fue suspendida sin resultados

Mayo 29, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP
Búsqueda submarina de avión de Malasia fue suspendida sin resultados

Los familiares del avión de Malasia han exigido más transparencia en la información sobre los operativos de búsqueda.

Los investigadores afirmaron que la zona, en la que se habían detectado señales acústicas, no es la misma en la que cayó la aeronave.

Investigadores que buscan el avión perdido de Malaysia Airlines llegaron a la conclusión de que la zona donde se detectaron señales acústicas no es el sitio donde la aeronave terminó su viaje, una vez que un dispositivo sumergible no tripulado terminó la exploración de ésta sin hallar rastros, informó el jueves el coordinador de la operación. El sumergible Bluefin 21, propiedad de la Marina de Estados Unidos, concluyó su misión subacuática el miércoles luego de explorar 850 kilómetros cuadrados (330 millas), informó la Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas. "El área ahora debe ser descartada como el destino final" del avión perdido, dijo el centro con sede en Australia en un comunicado. La búsqueda subacuática del avión, que desapareció el 8 de marzo con 239 pasajeros a bordo cuando viajaba de Kuala Lumpur a Beijing, será suspendida durante un par de meses mientras se lleva equipo de sonar más potente para realizar el rastreo en una zona más extensa de 56.000 kilómetros cuadrados (21.600 millas cuadradas), que de acuerdo con análisis de información de satélite es el destino más probable del aparato, señaló el centro. Ese análisis ha llevado a las autoridades a creer que el jet de Malaysia Airlines fue desviado de su ruta de vuelo y voló al sur hacia el Océano índico. Sin embargo, ni una sola pieza del avión perdido ha sido localizada, lo que ha convertido este caso en uno de los misterios más desconcertantes en la historia de la aviación. La noticia se dio a conocer poco después de que la Marina de Estados Unidos desestimara los comentarios de un experto, quien dijo que los "sonidos" detectados en abril no procedían de las cajas negras del avión. La CNN informó que el subdirector civil de ingeniería oceánica de la Marina estadounidense, Michael Dean, dijo que la mayoría de los países estaba de acuerdo en que los sonidos detectados por el localizador de la Armada procedían de una fuente que no estaba relacionada con el avión. "Los comentarios de Mike Dean fueron prematuros y especulativos, ya que continuamos trabajando con nuestros socios para entender con mayor profundidad la información obtenida por el localizador de sonidos", dijo el vocero de la Marina, Chris Johnson, en un comunicado. La agencia de coordinación declinó hacer comentarios sobre el informe y señaló que no revelaría cuál es el sitio más probable del impacto porque "será hecho público a su debido tiempo". El ministro de Transporte de Australia, Warren Truss, señaló que las autoridades continuarán analizando los sonidos que llevaron a la zona de búsqueda inicial. "Concentramos la búsqueda en esa área debido a los sonidos, la información que recibimos era la mejor disponible en ese momento y es todo lo que puede hacerse en esas circunstancias", dijo Truss al parlamento, al anunciar que la operación fracasó. "Tenemos mucha confianza de que el destino final de la aeronave está en el sur del océano y entre la trayectoria indicada por el análisis de satélite", agregó. Las autoridades habían dicho que la detección de cuatro series de "sonidos" en el área que, de acuerdo con la información de satélite, era donde probablemente se había estrellado el avión, era la mejor pista con que contaban. Las señales eran parecidas a las que emiten las cajas negras, que contienen los parámetros de vuelo y la grabación de voces de la cabina. A principios de esta semana, el gobierno de Malasia dio a conocer numerosa información de satélite usada para determinar dónde se estrelló el avión en el sur del Océano índico, una medida exigida durante mucho tiempo por algunos familiares de los pasajeros.La conclusión se basa en complejos cálculos derivados de breves transmisiones hechas cada hora -llamados "apretones de mano"- entre el avión y un satélite de comunicaciones operado por la compañía británica Inmarsat. Pero aunque las 45 páginas de información pueden ayudar a satisfacer el deseo de mayor transparencia en una investigación sumamente criticada, expertos señalan que es improbable que el misterio del vuelo MH370 se resuelva. Las teorías varían desde una falla mecánica hasta el secuestro o un suicidio de los pilotos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad