BP somete a pruebas nuevo embudo para detener derrame de crudo

Julio 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Agencia AP

Después que robots submarinos instalaron exitosamente un nuevo embudo sobre un pozo en fondo del Golfo de México, BP se preparaba para comenzar las pruebas con las que determinará si puede detener el flujo de crudo recién derramado.

Después que robots submarinos colocaron exitosamente un nuevo embudo sobre un pozo en fondo del Golfo de México, BP se preparaba el martes para comenzar las pruebas con las que determinará si puede detener el flujo de crudo recién derramado y evitar que contamine las aguas por primera vez en casi tres meses.Directivos de BP dijeron que el nuevo dispositivo fue colocado alrededor de las 7 de la tarde del lunes, el clímax de dos días de delicadas labores de preparación y de un día para bajarlo lentamente hasta su posición, a 1,6 kilómetros (una milla) bajo la superficie del mar.El gigante petrolero espera conocer si el nuevo dispositivo es capaz de contener la presión que presenta el flujo de crudo y gas. Las pruebas pueden durar de seis a 48 horas, según el comandante nacional de incidentes, Thad Allen.BP planea cerrar de manera escalonada tres válvulas de la nueva campana, de 5,5 metros de alto y 68.000 kilos de peso, para ver si el petróleo deja de fluir o si se escapa por otra parte del pozo.La solución sólo es temporal, pero representa la mejor esperanza hasta el momento para interrumpir el chorro de hidrocarburo marrón.Aunque se lograra detener, "no será un indicio de que el flujo del pozo ha sido suspendido definitivamente", dijo la compañía en un comunicado. "El sistema de válvulas de cierre nunca se ha desplegado antes en estas profundidades o en estas condiciones, y su eficiencia y su capacidad para contener el crudo y el gas no puede ser garantizada", agregó.Una solución permanente tendrá que esperar hasta que se perfore un pozo de alivio que permitirá bombear barro pesado y cemento al pozo descontrolado hasta cegarlo totalmente. Esto no ocurrirá sino hasta mediados de agosto.El derrame comenzó el 20 de abril al explotar una plataforma operada por la empresa. Según estimaciones del gobierno, hasta el lunes se habían derramado entre 336 y 666 millones de litros de petróleo en el Golfo de México.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad