Bomberos hondureños siguen labores de rescate de 11 mineros atrapados

Julio 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | AFP.

El deslizamiento se produjo el miércoles en la mina artesanal San Juan de Arriba, en el municipio de El Corpus, departamento de Choluteca.

Bomberos hondureños siguen este jueves las labores de rescate de once mineros atrapados por un derrumbe en una mina artesanal a 160 kilómetros al sur de Tegucigalpa, y mantenían comunicación con tres de ellos, informaron los socorristas. "Se ha llegado a un nivel que tenemos señales, sonidos que se generan desde la parte donde están los mineros atrapados y los rescatistas están generando la extracción de material para poder rescatarlos", afirmó el jefe de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Moisés Alvarado, a la radioemisora HRN. "Estos compatriotas tienen vida, no sabemos cuantos con certeza pero alrededor de tres personas o más", indicó. El deslizamiento se produjo el miércoles en la mina artesanal San Juan de Arriba, en el municipio de El Corpus, departamento de Choluteca. Alvarado dijo que los bomberos estaban trabajando en la trituración de una piedra que se asentó en el deslizamiento, lugar al que los rescatistas habían llegado. "Se está trabajando con un martillo hidráulico" en un terreno con "mucha inestabilidad" y mucho riesgo porque la entrada a la mina es vertical en una ladera pronunciada, subrayó. El portavoz de los bomberos de la capital, Oscar Triminio, dijo a la misma radio que tomaron contacto con tres de los once mineros, identificados como Emilio Muñoz, Bayron Maradiaga y Brayan Escalante. "El derrumbe no alcanzó a la totalidad de los once cuando se encontraban juntos; se encontraban en secciones diferentes, esto permitió que solo tres hayan quedado aislados del grupo y el resto en un lugar que se desconoce en el momento", relató. Explicó que los tres atrapados con los que se han comunicado afirman que "no han escuchado sonidos de las otras ocho personas". Triminio relató a la AFP la noche del miércoles que "una fuerte cantidad de tierra y piedra" impedía la salida de los mineros y se había tomado contacto con ellos a través de gritos pero no se sabía cómo estaban de salud ni físicamente. Explicó que por la inestabilidad del terreno los rescatistas estaban imposibilitados de usar maquinaria y "tienen que quitar piedra por piedra para no provocar una tragedia". Unas 100 personas de la comunidad, dirigidas por algunos mineros y bomberos, se turnan en grupos de cinco o seis para apoyar las tareas de rescate. La mina artesanal San Juan de Arriba no está a cargo de una empresa sino que las personas de comunidades vecinas la explotan el oro de manera personal. En lo que va del año, una persona murió y otra resultó herida en un derrumbe en esta mina, según Triminio.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad