Bloqueo parcial es un pequeño sobresalto en el camino: gobernadora Brewer

Julio 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Después de que la jueza Susan Bolton ordenara el bloqueo de las partes más polémicas de la ley en tanto los tribunales federales se pronuncian sobre su contenido, la gobernadora recordó que el proceso jurídico "no ha hecho más que empezar".

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, calificó hoy la decisión de un tribunal federal de bloquear partes de la ley de inmigración de ese estado como sólo "un pequeño sobresalto en el camino".En sus primeras declaraciones después de que la jueza Susan Bolton ordenara el bloqueo de las partes más polémicas de la ley en tanto los tribunales federales se pronuncian sobre su contenido, la gobernadora recordó que el proceso jurídico "no ha hecho más que empezar".La ley de inmigración de Arizona, conocida como SB1070, afronta siete demandas, entre ellas una del propio Departamento de Justicia, que alega, entre otras cosas, que los estados no deben usurpar las atribuciones federales para dictar la política migratoria."Sabíamos, con independencia de lo que se decidiera, que una parte o la otra apelarían", afirmó Brewer, quien insistió en que "lo importante es que se siga escuchando nuestra opinión".La gobernadora, que promulgó la medida el pasado 23 de abril, opinó que con la decisión de hoy de Bolton, el Gobierno "obtiene la venia de los tribunales para no cumplir su trabajo"."Los funcionarios federales tienen que dar un paso adelante y hacer su trabajo" en la lucha contra la inmigración ilegal, sostuvo.La medida entrará en vigor mañana, como está previsto, pero tras el dictamen de la jueza no se aplicarán las secciones más polémicas, como la que obliga a los agentes de Policía a comprobar el estatus migratorio de una persona a la que hayan detenido por otras razones.También queda en suspenso la aplicación de otra sección que obliga a los inmigrantes a llevar consigo siempre la documentación que demuestre que se encuentran de manera legal en el país.Igualmente se suspende la sección que convertía en delito el que los inmigrantes indocumentados pudieran pedir empleo en lugares públicos.Los críticos de la ley alegan que puede conducir a la discriminación racial, en especial contra la población hispana.Se calcula que en Arizona hay cerca de 460.000 inmigrantes ilegales, la mayor parte de ellos hispanos. En todo EE.UU. se considera que residen 12 millones de indocumentados.Las encuestas apuntan a que la mayor parte de los estadounidenses respaldan la SB1070. Un sondeo del Instituto Gallup difundido el martes cifraba en el 60% el porcentaje de votantes que está de acuerdo con esa ley. Escepticismo entre migrantes mexicanosLa decisión de la juez estadounidense Susan Bolton de bloquear algunas de las partes clave de la ley antiinmigrante SB1070 de Arizona fue recibida con tibieza por los mexicanos que protestaron hoy ante la embajada estadounidense en México, quienes creen que "es una forma de alargar el problema".El escepticismo eclipsó rápidamente la euforia inicial con la que acogió la noticia el centenar de personas reunidas frente al consulado para manifestar su repudio a la norma. Aunque algunos cambiaron el "Sí, se puede" que gritaban al principio por un "Sí, pudimos".La decisión judicial "no es una solución al problema sino una forma de alargarlo", señaló Martha Sánchez Soler, del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), quien hizo parte de la marea de gente en contra de la Ley SB1070 y a favor del boicot a los productos estadounidenses, y que tomó, con sus pancartas, la alambrada de la embajada estadounidense."Es una buena noticia pero aún no asegura si Estados Unidos retrocederá a la época de Hitler o avanzará a la democracia", explicó el dirigente del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) Saúl Escobar, a cuyas espaldas ondeaba una bandera estadounidense con la esvástica.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad