"Basta ya", dicen latinos a Trump y su discurso antiinmigrante

Agosto 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

Grupos de defensa de los latinos en los Estados Unidos se encuentran indignados con el discurso anttinmigrante del precandidato Republicano Donald Trump,

Varias estrellas latinas, presentadores de televisión y personas que luchan por el respeto de los Derechos Humanos han manifestado su inconformidad frente al discurso antiimigrante del precandidato Republicano Donald Trump.

Numerosas voces de estrellas hispanas, como Ricky Martin, Marc Anthony y Shakira, se han unido a la causa común con grupos de defensa de los latinos en Estados Unidos, indignados ante el discurso antimexicano y antiinmigrante del magnate y precandidato presidencial Donald Trump.  "¡BASTA señores!", escribió la estrella puertorriqueña Ricky Martin en un texto publicado por la cadena hispana Univisión, que ha estado en el centro de la polémica. "¿En qué momento este personaje asume que puede hacer comentarios racistas, absurdos y sobre todo incoherentes e ignorantes sobre nosotros los latinos?", señaló el cantante puertorriqueño.  Los ánimos de los hispanos aumentaron aún más luego de que Trump expulsara el martes de una conferencia de prensa a Jorge Ramos, el presentador estrella del canal latino líder en estados Unidos, Univisión, quien se había levantado para hacerle una pregunta al precandidato que lidera las encuestas para las primarias del partido Republicano.  "Regrese a Univisión", le dijo Trump a Ramos, un influyente periodista entre la comunidad hispana en Estados Unidos, la principal minoría del país con 54 millones de personas y creciente peso electoral.  Ramos pudo retornar posteriormente a la rueda de prensa y empezó un tira y afloja con Trump sobre el plan migratorio del magnate de verbo ácido y provocador, que incluye la expulsión de los 11 millones de inmigrantes indocumentados -en su mayoría latinos- y la construcción de una muralla infranqueable en la frontera con México. El propio Trump inició el torbellino desde el momento en que anunció su campaña presidencial en junio, cuando describió a los mexicanos que entran ilegalmente a Estados Unidos como narcotraficantes, criminales y violadores.  A partir de ahí, ha mantenido un discurso en el que dice que "ama a los mexicanos" y al mismo tiempo acusa al gobierno de ese país de enviar criminales a Estados Unidos. Además, elevó como tema de campaña el "derecho del suelo", que garantiza la ciudadanía a los niños nacidos en suelo estadounidense, y que Trump considera un imán para indocumentados. La prensa hispana en Estados Unidos no le pierde detalle a Trump, a quien dedica grandes espacios en sus programas y noticieros. Muchos programas de opinión latinos no dudan en descalificarlo.  "El hombre del peluquín", lo llama un popular locutor radial mexicano en Los Angeles, Ricardo Sánchez. "Como periodista muchas veces tienes que tomar posición y cuando se trata de racismo, discriminación, corrupción, mentiras públicas o derechos humanos, estás obligado a tomar posición", justificó Jorge Ramos el miércoles. "Ya hemos demostrado a los Estados Unidos quiénes somos los latinos y este comportamiento no lo podemos permitir. Tenemos que derrotar ese poder que pretende mostrar Trump sobre los latinos, anclado en un retórico y bajo discurso xenófobo", abundó Ricky Martin en su texto que divulgó en las redes sociales con la etiqueta #LatinosUnidos.  "Latinos ha llegado el momento de demostrar quienes somos!!!! Mi apoyo completo hermano", escribió en Twitter el cantante puertorriqueño Marc Anthony. Trump quiere "patearnos el trasero" con su actitud "absolutamente reprochable", dijo el actor español Antonio Banderas en su discurso de aceptación de un galardón en los premios Platino del Cine Iberoamericano. "Este discurso racista y odioso intenta dividir a un país que durante años se ha encaminado en la defensa de la diversidad y la democracia", escribió la cantante colombiana Shakira en Twitter.  Consecuencias en 2016  El discurso de Trump no ha pasado desapercibido en México, donde el incidente con Jorge Ramos ha sido difundido y comentado de manera muy negativa en prácticamente todos los medios de comunicación.  Sus palabras "reflejan prejuicio, racismo y una ignorancia plena", señaló la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana la semana pasada. Los grupos de defensa de los latinos aseguran que la comunidad puede pasar factura en las elecciones de 2016. El candidato republicano Mitt Romney, que defendía la "autodeportación" de indocumentados, obtuvo solo el 27% del voto latino en 2012, recuerdan. "¿Cómo podemos parar a Donald Trump? Animándonos a participar, él no puede ganar la elección como presidente si nosotros participamos" , dijo a la AFP Angélica Salas, directora de la Coalición pro Derechos del Inmigrante en Los Angeles (CHIRLA, en inglés) .  Los grupos también advierten sobre el peligro de sus palabras: dos desempleados dieron una golpiza a un indigente hispano en Boston supuestamente en parte inspirados en Trump.  El precandidato condenó los hechos: "Fue un incidente terrible". Por lo pronto, el discurso de Trump le ha costado en los negocios: varias empresas como Univisión, la cadena NBC y las tiendas Macy's rompieron relaciones con él.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad