Autoridades identifican a víctimas del tiroteo en Washington

Septiembre 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I AP
Autoridades identifican a víctimas del tiroteo en Washington

La bandera estadounidense fue puesta a media asta en la Casa Blanca, tras el tiroteo en las instalaciones de la Marina, en Washington DC.

El autor del tiroteo fue identificado como Aaron Alexis, de 34 años y recibía tratamiento desde agosto en la Administración de Veteranos por sus problemas mentales.

Este martes se empezaron a conocer detalles de algunas de las doce personas que murieron luego que un individuo entró disparando en una instalación de la Armada en Washington. Fue el ataque más mortífero en una instalación militar nacional desde noviembre de 2009, cuando un siquiatra del Ejército mató a 13 personas e hirió a 30 en Fort Hood, Texas. Perfiles de algunas víctimas Michael Arnold, de 59 años, de Lorton, Virginia, era un veterano de la Armada y piloto entusiasta que estaba construyendo un avión liviano en su casa, dijo su tío Steve Hunter. "Habría sido el primer avión de su propiedad", afirmó Hunter en una entrevista telefónica desde Rochester, Michigan, donde vivía Arnold. "Lo tiene parcialmente armado en el sótano". Hunter dijo que su sobrino se retiró de la Armada como comandante o subcomandante y había estado estacionado en Pearl Harbor en Hawai. Trabajó en el astillero naval en un equipo que diseñaba buques como el Makin Island, una nave anfibia utilizada por la infantería de marina. Arnold y su esposa Jolanda estaban casados desde hacía más de 30 años, dijo Hunter. Tienen dos hijos mayores, Eric y Christopher. "Es trágico", se lamentó Hunter. "¿Cómo es que a la buena gente le pasa cosas como esta?". Sylvia Frasier, de 53 años, trabajaba en el Comando Naval de Sistemas Marinos como gerente de garantía informativa desde el 2000, según un perfil de LikedIn a su nombre. Frasier estudió en la Universidad Strayer, donde obtuvo un bachillerato en sistemas de información computarizada en el 2000 y una licenciatura en sistemas de información en 2002. Sus tareas incluían orientación sobre seguridad en la red y garantía de que todos los sistemas de computadoras operados por la sede central cumpliesen con los requisitos de la Armada y el Departamento de Defensa. Su hermano, James Frasier, no quiso formular declaraciones. Kathleen Gaarde, 63, de Woodbridge, Virginia, era analista financiera que aportaba a la organización responsable del astillero, según escribió su marido, Douglass, a The Associated Press en un correo electrónico el martes. Douglass Gaarde no quiso hablar pero escribió que no podía dormir. "Hoy me arrebataron a mi compañera de 42 años (38 de casados), mis hijos e hija mayores y amigos", escribió. "Estábamos empezando a planear nuestras actividades después del retiro y ahora nada de eso cuenta. Todavía no me he terminado de convencer, pero sé que ya la extraño enormemente". Madelyn Gaarde, de Grand Junction, Colorado, casada con el hermano de Douglas Gaarde, dijo que sus cuñados se conocieron cuando él estudiaba ingeniería eléctrica en la Universidad del Sur de la Florida en Tampa. Kenneth Proctor, 46, trabajaba como capataz en el astillero, dijo su exesposa Evelyn Proctor. Agregó que él pasó 22 años trabajando para el gobierno federal. La residente en Waldorf, Maryland, había hablado con Kenneth el lunes por la mañana antes de que él fuera a su trabajo en el astillero. Los dos, que se conocían desde la escuela secundaria, hablaban todos los días, aun después de haberse divorciado este año después de 19 años de matrimonio y compartían la custodia de sus dos hijos adolescentes. "Él había ido allí por la mañana para desayunar", recordó Proctor el lunes por la noche. "Ni siquiera trabajaba en el edificio. Para él era una rutina ir allí a desayunar y lamentablemente ocurrió". Los Proctor se casaron en 1994 y se divorciaron este año. Su hijo mayor, Kenneth Proctor Jr., de 17 años, se enroló en el Ejército después de graduarse de la secundaria y está en instrucción básica en Oklahoma. El hijo menor, Kendull Proctor, tiene 15 años. "Seguíamos en estrecho contacto. No fue un divorcio disputado", dijo Evelyn Proctor. "Todavía nos hablábamos todos los días y vivíamos a 10 minutos uno del otro" .

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad