Australia acogerá a 12.000 refugiados de Irak y Siria

default: Australia acogerá a 12.000 refugiados de Irak y Siria

A pesar de acoger un gran número de inmigrantes, el presidente de Australia asegura que una de las medidas para combatir la crisis migratoria es contener al grupo terrorista Estado Islámico.

Australia acogerá a 12.000 refugiados de Irak y Siria

Septiembre 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co | AFP
Australia acogerá a 12.000 refugiados de Irak y Siria

El primer ministro australiano, Tony Abbott habla a los medios de comunicación durante una conferencia de prensa en la Casa del Parlamento en Canberra, sobre los 12.000 refugiados que recibirá el país.

A pesar de acoger un gran número de inmigrantes, el presidente de Australia asegura que una de las medidas para combatir la crisis migratoria es contener al grupo terrorista Estado Islámico.

Australia acogerá a 12.000 refugiados sirios o iraquíes adicionales para hacer frente a la crisis humanitaria en Oriente Medio, anunció el gobierno, duramente criticado por su política migratoria restrictiva.  Australia también decidió extender a Siria, a petición de Estados Unidos, los ataques aéreos que lleva a cabo en Irak, informó este miércoles el primer ministro australiano Tony Abbott, quien estimó que la solución a la crisis de los migrantes pasa por la aniquilación del grupo Estado Islámico (EI) .  Las imágenes del cuerpo sin vida del niño sirio de tres años Aylan Kurdi en una playa turca han conmocionado al mundo y multiplicado en Australia las críticas a la línea dura de Abbott en materia de inmigración.  El país acepta cada año un número de refugiados inferior a 14.000 por lo que las 12.000 plazas anunciadas este miércoles suponen una medida excepcional. Ante la presión de la opinión pública, este último declaró que el gobierno actúa "con la cabeza y el corazón" para ayudar a decenas de miles de personas que huyen de la guerra en Siria y en Irak.  "Australia acogerá a 12.000 refugiados más que huyen del conflicto en Irak y en Siria" , declaró en rueda de prensa Abbott, flanqueado por sus ministros de Relaciones Exteriores, Julie Bishop, y Defensa, Kevin Andrews. Tendrán prioridad las mujeres, niños y familias de minorías perseguidas, que encontraron refugio en Jordania, Líbano o Turquía.  Canberra también aumentará su ayuda humanitaria (hasta 44 millones de dólares australianos (27 millones de euros, 41 millones de dólares) para las 240.000 personas desplazadas por el conflicto en los países vecinos de Irak y de Siria.  El blanco no es Asad Abbott explicó que su país debe aportar ayuda militar y humanitaria ante el desafío que plantea el EI. En 2014 ya subió el nivel de alerta por la amenaza que suponen los ciudadanos que vuelven al país tras pasar un tiempo en zonas yihadistas.  "Destruir este culto a la muerte es crucial, no sólo para resolver la crisis humanitaria en Oriente Medio, sino también para acabar con la amenaza que pesa sobre Australia y el resto del mundo" , declaró Abbott.  "No derrotaremos a Daesh [acrónimo en árabe del EI] en Irak sin combatirlo en Siria" , aseguró.  Desde el punto de vista de la legislación internacional, la extensión a Siria de esta campaña aérea se justifica -dijo- por el derecho a la legítima defensa, ya que el EI no respeta las fronteras nacionales. Pero aclaró que el adversario es el EI y no el régimen del presidente sirio Bashar al Asad.  "En estos momentos no tenemos base legal para bombardeos más extensos en Siria" , añadió. Seis aviones de combate F/A18 y dos aeronaves de apoyo australianos se encuentran ya operativos en Irak. El anuncio australiano llega al día siguiente de los primeros vuelos de reconocimiento de la aviación francesa en Siria. Entre los otros países que participan en la coalición liderada por Estados Unidos en Siria figuran Bahréin, Canadá, Jordania, Turquía, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Europa ha entreabierto la puerta ante la crisis migratoria más grave desde la Segunda Guerra Mundial, pero hasta ahora el gobierno del conservador Tony Abbott había prohibido el acceso al país, al que no llega ningún barco de refugiados desde hace más de un año.  Su polémica política migratoria se centra en dos ejes: devolver sistemáticamente los barcos de clandestinos que intentan llegar y exiliar en campamentos en el Pacífico a los que consiguen pisar el territorio australiano. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad