Aumentan a 8.649 los muertos y a 13.262 los desaparecidos por el terremoto

Aumentan a 8.649 los muertos y a 13.262 los desaparecidos por el terremoto

Marzo 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE
Aumentan a 8.649 los muertos y a 13.262 los desaparecidos por el terremoto

Un bombero busca entre los restos de un auto volcado después de la devastación del tsunami, en la localidad de Ofunato en la prefectura de Iwate, al norte de Japón.

Diez días después del sismo de 9 grados en la costa noreste de Japón, el peor desastre natural tras la Segunda Guerra Mundial, se teme que aumenten las víctimas pues sólo en una provincia, Miyagi, la policía local habla de unos 15.000 fallecidos.

El número de fallecidos por el terremoto y tsunami del día 11 en Japón aumentó hoy hasta las 8.649 personas mientras otras 13.262 se encuentran desaparecidas, de acuerdo con el último cómputo divulgado por la policía japonesa.Diez días después del sismo de 9 grados en la costa noreste de Japón, el peor desastre natural tras la Segunda Guerra Mundial, se teme que aumenten las víctimas pues sólo en una provincia, Miyagi, la policía local habla de unos 15.000 fallecidos.Dos personas fueron encontradas con vida este domingo entre los escombros de su casa en esa provincia, una mujer de 80 años y su nieto de 16, pero con el paso de las horas disminuyen las esperanzas de encontrar supervivientes.Unas 360.000 personas han sido evacuadas de sus casas y en su mayoría se encuentran en 2.200 refugios temporales, algunos de los cuales carecen de electricidad o de alimentos básicos.Entre ellos se encuentran los 200.000 evacuados en los alrededores de la planta nuclear de Fukushima, donde técnicos y militares luchan día y noche por rebajar la temperatura de sus reactores para evitar fugas radiactivas.El Gobierno ha anunciado que, una vez controlada, la planta de Fukushima no volverá a operar.Según las cifras oficiales, en Miyagi hubo 5.053 muertos, en Iwate 2.650 y en Fukushima 691, pero los desaparecidos se cuentan por varios miles en esas tres provincias, las más devastadas por el sismo y posterior tsunami.Más de 600 réplicas han sacudido el territorio de Japón después del terremoto de 9 grados Richter del día 11, que no han provocado daños graves hasta ahora si bien causan un gran nerviosismo entre una población sobrecogida.Rescatan a una anciana y a un adolescente Los gritos de un adolescente llevaron a que la Policía lo rescatara este domingo, junto con una mujer de 80 años, entre los escombros de una casa en la derruida ciudad de Ishinomaki.Jim Abe, el joven de 16 años, se había quedado sin electricidad ni servicio telefónico, como muchos otros japoneses, desde el terremoto del 11 de marzo.Cuando las autoridades lo vieron, el adolescente las llevó al interior de la vivienda, donde estaba su abuela Sumi Abe, de 80 años. Ambos habían sobrevivido gracias a la comida que guardaban en el refrigerador, dijo Shizuo Kawamura, del departamento policial de Ishinomaki.La mujer no podía salir de la casa porque tenía problemas para caminar, y el adolescente, quien sufría hipotermia, no había podido liberarse de los escombros sino hasta este domingo, explicó Kawamura durante una entrevista telefónica con The Associated Press.La NHK mostró video de la mujer, algo aturdida, pero lúcida, cuando era colocada en una camilla. Pudo dar su nombre y decir a los socorristas que había estado en la casa desde que se derrumbó. Cuando se le preguntó si estaba herida respondió que no.La Policía informó que trataba de averiguar si había otros familiares viviendo en la casa.Kawamura dijo que, aunque el rescate era un motivo de alegría, las autoridades tenían "demasiadas víctimas que atender como para celebrar lo ocurrido". Ese no era el único problema que enfrentaban los japoneses.El alimento, el combustible y el agua seguían siendo escasos. Los cadáveres se acumulaban en algunas comunidades devastadas. Algunos estaban en un estado de descomposición avanzada, pese a la gélida lluvia y a la nieve."No podemos mostrar a las familias los cadáveres encontrados más recientemente. Tienen la cara morada, lo que significa que comienzan a descomponerse" , dijo Shuji Horaguchi, funcionario de atención de desastres, quien instalaba un centro para procesar cuerpos en Natori, a las afueras de SEndai."Algunos de los cadáveres que encontramos ahora han pasado mucho tiempo en el agua. No están en buenas condiciones. Los cangrejos y los peces han comido parte de los cuerpos".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad