Aumenta la tensión en la marcha indígena boliviana con bloqueos e incidentes

Septiembre 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE

Más 450 policías tiene la orden de no dejar avanzar la movilización de los indígenas con el argumento de que así evitarán enfrentamientos entre los bandos.

La tensión causada por la marcha de los indígenas de la Amazonía boliviana en defensa de un parque natural aumentó este lunes con un bloqueo de guaraníes de una vía hacia Argentina para apoyarlos, pero también con denuncias de abusos policiales y de seguidores del presidente Evo Morales contra esa movilización.Los guaraníes del oriente boliviano bloquearon la principal ruta de la región con Argentina para apoyar la caminata de los representantes de las etnias, informó la vicepresidenta de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente, Nelly Romero.Los guaraníes instalaron el bloqueo cerca del pueblo de Camiri, a 290 kilómetros al sur de la ciudad de Santa Cruz, en una ruta de alto tráfico de camiones y autobuses que va hacia Yacuiba, población fronteriza con territorio argentino.Esa etnia demanda que los seguidores de Morales levanten el bloqueo que, a su vez, instalaron en la Amazonía para frenar el avance de la marcha que se opone a la construcción de una ruta en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).Los grupos campesinos afines al Gobierno cortaron el paso en el pueblo de Yucumo, donde además 450 policías tiene la orden de no dejar avanzar la movilización de los indígenas con el argumento de que así evitarán enfrentamientos entre los bandos.Los guaraníes también exigen la devolución de una camioneta que les regaló el Gobierno, pero la policía la detuvo el fin de semana cuando trasladaba comida para los indígenas y la decomisó con el argumento de que el Ministerio de Trabajo denunció su robo.Los campesinos también detuvieron otro vehículo que organismos privados usaban para transportar víveres para los indígenas y aseguraron que lo devolverán cuando acepten reanudar el diálogo con el Gobierno.Los medios, además, mostraron el hostigamiento contra algunos informadores que están en Yucumo de parte de los campesinos que intentan frenar la marcha indígena.Romero señaló que los dirigentes de la marcha pidieron a iglesias, defensores de derechos humanos, Naciones Unidas y a la prensa que les acompañen y sean "testigos" de los incidentes que pueden derivar en violencia.Según la dirigente, los 1.500 indígenas que realizan la marcha tienen previsto avanzar mañana hasta un riachuelo cerca de Yucumo, donde esperarán a esas instituciones.La Conferencia Episcopal Boliviana hizo un llamado "a las autoridades y sectores involucrados a evitar toda confrontación y violencia" que puede tener "consecuencias impredecibles".En tanto, el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, dijo en una conferencia de prensa en La Paz que la marcha indígena mantiene un conjunto de demandas que va más allá del tema de la carretera y que "complejizan muchísimo un escenario de diálogo y negociación".Además, organizaciones indígenas del altiplano ratificaron su convocatoria a bloquear las rutas de esa región en apoyo a la marcha, que ya avanzó 290 kilómetros y pretende llegar a La Paz recorriendo un total de 500 kilómetros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad