Auguran que Maduro será más radical tras elecciones

Diciembre 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Juan Francisco Alonso Corresponsal de El País - Caracas
Auguran que Maduro será  más radical tras elecciones

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Pierda o gane, las señales que envía el Presidente de Venezuela hacen creer que viene mano dura. Siete de los 32 ministros del Gabinete son militares.

El chavismo y la oposición vuelven a medir fuerzas en las urnas en unos comicios municipales que tienen sabor a revancha de las presidenciales que ganó el presidente Nicolás Maduro por menos del 2% de los votos que su rival, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, quien las denunció por fraude.Sea cual sea el resultado del proceso, en el que 18 millones de votantes están convocados mañana a elegir a 335 alcaldes, dos alcaldes mayores, una veintena de concejales metropolitanos y casi mil concejales municipales de entre más de 16 mil candidatos, expertos consultados por El País dan por descontado que el Gobierno se radicalizará.“El Ejecutivo se va a volver más autoritario”, alertó Luis Salamanca, exdirector del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Central de Venezuela, quien afirmó: “Más allá de lo que pase en los comicios el Gobierno ha enviado señales claras de que la represión se incrementará. Todas las medidas tomadas en las últimas semanas contra empresarios y comerciantes dejan en claro eso”.Esta opinión es compartida por el periodista especializado en temas electorales, Eugenio Martínez, quien aseveró: “Independientemente de quién obtenga más alcaldías y del resultado del voto nacional, el presidente Maduro se va a radicalizar. ¿Por qué? Porque si gana el voto nacional sentirá que tiene el mandato popular de profundizar el modelo socialista que el fallecido Hugo Chávez comenzó a construir, pero si pierde deberá unir al chavismo en torno a él y no mostrarse débil ante sus adversarios, tanto dentro como fuera de oficialismo”.Tras las presidenciales de abril en distintas páginas web pro gubernamentales, se podían encontrar numerosos artículos escritos por militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela cuestionando al mandatario y sus decisiones, algo bastante inusual cuando Chávez vivía.Salamanca sostiene que el hecho de que el mandatario se apoye tanto en los militares es otro indicio. “El elemento pretoriano del Gobierno se ha incrementado con Maduro”. Por solo dar un dato siete de los 32 ministros del actual Gabinete son militares activos o retirados.Las intervenciones de tiendas y comercios para forzar a sus propietarios a rebajar los precios de los productos, que dejan más de medio centenar de personas detenidas; y los obstáculos que la oposición debió sortear para hacer campaña dan la razón a los analistas y aparecen como preludio de lo que vendrá.Durante la contienda el excandidato presidencial y jefe del comando opositor, Henrique Capriles, vio como las autoridades le impedían, sin explicación alguna, utilizar los dos aviones que había alquilado para desplazarse por el país. “¿No hay avión para poder ir a tres estados en un día? ¿Maduro cree que yo dependo de eso? ¿No lo ha entendido todavía? (...) ¡Así sea en burro!, ¡así sea a pie!”, respondió Capriles hace dos semanas y desde entonces cada vez que se desplaza por tierra su caravana es detenida por inusuales controles de seguridad u obras en las autopistas.Sin embargo, la campanada de alerta ocurrió en la madrugada del sábado 23, cuando agentes de Inteligencia Militar detuvieron a Alejandro Silva, jefe de giras del dirigente opositor, sin orden judicial y solo horas después de que Maduro anunciara que sería detenido un opositor por presuntamente estar planificando actos de violencia. Desde la oposición y distintas organizaciones de Derechos Humanos se calificó el hecho como una “detención ilegal y arbitraria”.¿Pero quién va a ganar el domingo?Los sondeos publicados coincidieron en señalar que el chavismo obtendrá la mayoría de los ayuntamientos, pero la oposición podría casi que duplicar los que tiene actualmente (52) y sobre todo hacerse con buena parte de las localidades más pobladas e industrializadas.De cumplirse esas predicciones ambos bandos podrían declararse vencedores de los comicios. He allí la razón por la cual el voto nacional es tan importante, pues permitirá decir cuál bloque es mayoría hoy por hoy en el país.“Si el chavismo pierde el voto nacional significa la confirmación de su derrumbe y la ratificación de que la estrategia unitaria de la oposición es la correcta”, afirmó Salamanca, quien agregó: “Si el chavismo pierde el voto nacional rivales de Maduro en el chavismo como Diosdado Cabello (presidente de la Asamblea Nacional y considerado el delfín de Chávez) se frotarán las manos y las divisiones se acentuarán, debido a la confirmación de que la oposición está a un paso de desplazar al oficialismo”.Luis Vicente León, presidente de la encuestadora Datanálisis, no comparte ese criterio, pues afirma que este proceso no tiene las mismas implicaciones que una elección presidencial y por lo tanto no ve riesgos para la estabilidad del Gobierno, más allá de alguna crítica al liderazgo del Jefe del Estado.“Una derrota electoral de Maduro en las municipales puede provocar cambios en él, no el cambio de él”, dijo.Por su parte, Salamanca insistió en su tesis y para ello apeló a los números arrojados por las presidenciales de 2012, las últimas que ganó Chávez; y las de abril pasado, que ganó Maduro por menos del 2% de los votos. “Entre un proceso y el otro el oficialismo perdió con la oposición casi 800.000 votos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad