Ataque de insurgentes deja 46 muertos en varias ciudades de Irak

Ataque de insurgentes deja 46 muertos en varias ciudades de Irak

Agosto 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
AP
Ataque de insurgentes deja 46 muertos en varias ciudades de Irak

Un adulto llora la muerte de un pariente durante un ataque explosivo que perpetró un suicida en un lugar lleno de personas que iban a cafeterías y restaurantes en Bagdad, Irak.

Muchas de las víctimas eran civiles que efectuaban sus actividades ordinarias no obstante los crecientes riesgos.

Insurgentes empeñados en desestabilizar Irak mataron a 46 personas en numerosos ataques en todo el país, entre cuyos blancos estuvieron una cafetería, el cortejo de una boda y un vehículo en el que viajaban soldados fuera de servicio, informaron las autoridades. Los ataques forman parte de una oleada de muerte que ha durado meses, la más sangrienta registrada en Irak desde 2008. La magnitud de la violencia ha puesto en duda la capacidad de las fuerzas de seguridad para proteger al país, y elevó los temores de que las divisiones sectarias y étnicas pongan de nuevo a la nación al borde de una guerra civil. Uno de los ataques más audaces ocurrió cerca de la ciudad norteña de Mosul, donde extremistas instalaron un puesto de control falso, capturaron a cinco soldados y los mataron a tiros, dijo un policía. Los soldados iban vestidos de civil y regresaban a su base en un taxi, agregó. En el interior de Mosul, otro grupo de individuos armados abrió fuego desde un vehículo en movimiento y mató a un tendero sin que se conocieran de inmediato los motivos, agregó el agente. La víctima pertenecía al grupo étnico shabak, que tiene su propia lengua y sus propias creencias religiosas. Mosul, otrora un bastión insurgente, se ubica a unos 360 kilómetros (220 millas) al noroeste de Bagdad. Un carro bomba estalló al paso del vehículo de un juez en la ciudad norteña de Balad, dijo un oficial de policía. En el ataque murieron tres enfermeras y un hombre que caminaban por el lugar, además de que 13 personas resultaron heridas, incluido el juez, su hermano y el conductor, agregó. Los ataques se han incrementado en Irak desde que las fuerzas del gobierno reprimieron en abril un campamento de protesta suní. Más de 3.000 personas han perdido la vida en los últimos meses en diversos hechos de violencia, debido a lo cual aumentaron los temores de que el país pudiera ser escenario de un nuevo conflicto sectario incluso más sangriento que el que lo puso al filo de una guerra civil en 2006 y 2007. Muchas de las víctimas del domingo eran civiles que efectuaban sus actividades ordinarias no obstante los crecientes riesgos. En la localidad de Madain, a 25 kilómetros (15 millas) al sureste de Bagdad, el estallido de un carro bomba dejó cuatro muertos y 12 heridos, dijo otro agente policial. Otra bomba hizo explosión cuando un grupo de jóvenes jugaba fútbol, lo que dejó cuatro muertos y 13 heridos, informaron las autoridades. Varios atentados explosivos sacudieron la ciudad de Bakuba, unos 60 kilómetros (35 millas) al noreste de Bagdad. Una bomba estalló cerca de la casa de un policía en las proximidades de Bakuba. El hijo de ocho años del agente perdió la vida en el atentado y 11 personas resultaron heridas, dijeron las autoridades. El policía quedó ileso. Más tarde, un carro bomba estacionado explotó en una zona residencial en la ciudad, lo que provocó que murieran siete personas y 34 quedaran lesionadas. Otra bomba estalló cerca de un cortejo nupcial, con resultado de cuatro muertos y 17 heridos, dijo la policía. En el barrio de al-Amín, predominantemente chií en el sureste de Bagdad, un carro bomba estalló en un mercado y dejó tres civiles muertos y 13 heridos, dijo un agente policial. Otros tres civiles murieron y seis resultaron heridos por el estallido de un carro bomba en el vecindario Zayona, en el este de la capital. Asimismo, un vehículo estalló en un área comercial en el área de Ghazaliya, también en el este de la ciudad, lo que provocó la muerte de dos personas y que siete quedaran heridas. Otro automóvil bomba hizo explosión y dejo cuatro civiles muertos y 12 heridos en la localidad de Madain, a unos 25 kilómetros (15 millas) al sureste de la capital, dijo otro agente policial. Posteriormente en la noche, una bomba destruyó una cafetería y dejó ocho muertos y 27 heridos en el vecindario de Shaab, en el norte de Bagdad, según la policía. Las autoridades médicas, que confirmaron la cifra de víctimas, solicitaron el anonimato porque no están autorizadas a hacer declaraciones a la prensa. En julio, poco más de 1.000 personas perdieron la vida en diversos ataques, la cifra mensual más alta en cinco años en el país, según las Naciones Unidas. En lo que va de agosto, 420 personas han muerto, según el conteo de The Associated Press.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad