Ataque contra Presidencia de Afganistán deja tres guardias muertos

default: Ataque contra Presidencia de Afganistán deja tres guardias muertos

El mandatario afgano, Hamid Karzai, se encontraba en el edifico y debía comparecer en una rueda de prensa a las 9.00 de la mañana, según los medios locales.

Ataque contra Presidencia de Afganistán deja tres guardias muertos

Junio 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
EFE
Ataque contra Presidencia de Afganistán deja tres guardias muertos

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, se encontraba en el Palacio Presidencial al momento del ataque talibán.

El mandatario afgano, Hamid Karzai, se encontraba en el edifico y debía comparecer en una rueda de prensa a las 9.00 de la mañana, según los medios locales.

Tres guardias perdieron la vida este martes en un violento ataque de los talibanes contra el Palacio Presidencial de Afganistán, en Kabul, en el primer asalto coordinado desde que se anunciara un diálogo con EE.UU. para hallar una salida al conflicto.El ataque comenzó a las 6:30 de la mañana (02:00 GMT) cuando cuatro insurgentes suicidas trataron de acceder con documentos de identidad falsos al recinto de alta seguridad que alberga el Palacio Presidencial y el Ministerio de Defensa.El mandatario afgano, Hamid Karzai, se encontraba en el edifico y debía comparecer en una rueda de prensa a las 9.00 de la mañana, según los medios locales."Los talibanes fueron identificados por las fuerzas de seguridad antes de que entrasen al Palacio", dijo a Efe el portavoz de la Policía, Dawún Amín."Uno de los suicidas detonó sus explosivos, lo que causó la muerte de tres guardas de seguridad e hirió a otro más", explicó Amín.Los otros tres insurgentes abrieron fuego contra las fuerzas de seguridad en una batalla que se alargó hora y media, y que acabó con la muerte de los talibanes.Una fuente policial anónima había dicho a Efe poco después del comienzo del asalto que los talibanes provocaron al menos 10 explosiones.En un comunicado, los insurgentes aseguraron que su ataque tenía como objetivos el Palacio Presidencial, el Ministerio de Defensa y el hotel Ariana, este último por ser utilizado, según su versión, por la CIA estadounidense.Hay un gran número de mártires que están equipados con armas pesadas y ligeras y que han causado muchas bajas al enemigo, dijeron los insurgentes en su nota.Los asaltos coordinados lanzados por comandos de rebeldes son bastante habituales y persiguen conseguir espectacularidad mediática.El ataque coincide con la visita al país asiático del enviado especial de EE.UU. para Afganistán y Pakistán, James Dobbins, quien debía comparecer hoy en una rueda de prensa junto con Karzai, acto que fue cancelado.La apertura el pasado día 18 de una oficina de los insurgentes en Catar para iniciar negociaciones con Kabul y Washington en busca de una solución al conflicto no ha detenido las hostilidades en el país asiático ni por parte de los talibanes ni de las tropas de la OTAN.De hecho, la guerra vive uno de los momentos más sangrientos desde su comienzo hace casi 12 años.Hoy mismo se registró otro ataque insurgente en la provincia meridional de Kandahar, donde once miembros de una familia -ocho mujeres, dos niños y un hombre- perdieron la vida por la explosión de una bomba caminera.La inauguración de la oficina de los talibanes se produjo el mismo día que se inició el traspaso definitivo de la seguridad a las fuerzas locales.Mientras Estados Unidos dio la bienvenida a la apertura de la sede, el Gobierno afgano suspendió las negociaciones de seguridad con Washington y amenazó con no participar en el proceso de paz bajo la sospecha de que se le adjudique un papel secundario.Karzai afirmó que no participará en ninguna negociación a menos que "el proceso de paz esté bajo control de los afganos" y pidió que los talibanes retirasen su bandera y una placa que rezaba "Emirato Islámico de Afganistán" de la oficina, a lo que accedieron.Pero mientras Karzai reclama que solo su Gobierno puede negociar con los insurgentes, los talibanes no reconocen su legitimidad.En 2011 y 2012 se sucedieron varias iniciativas de diálogo con los insurgentes, tanto por parte del Gobierno afgano como de Estados Unidos que no lograron ningún éxito.En el país está en marcha el proceso de repliegue de las tropas internacionales, que debe concluir en 2014 si se cumplen los plazos previstos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad