Ataque al Mediterráneo sería el fin para Gadafi

Marzo 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Ataque al Mediterráneo sería el fin para  Gadafi

Muamar el Gadafi, líder libio, aseguró que Occidente se arrepentirá de este ataque.

Paralelamente con la expectativa que existe a nivel mundial por el desenlace que pueda generar la incursión militar de las fuerzas aliadas en Libia, la comunidad internacional está atenta a que el coronel Muamar el Gadafi no llegue a concretar sus amenazas.

Paralelamente con la expectativa que existe a nivel mundial por el desenlace que pueda generar la incursión militar de las fuerzas aliadas en Libia, la comunidad internacional está atenta a que el coronel Muamar el Gadafi no llegue a concretar sus amenazas.De manera explícita, Gadafi aseguró que el Mediterráneo y el norte de África se van a convertir en un verdadero “campo de batalla” y dijo que atacará cualquier blanco, militar o civil en esa región, y que golpeará todos los intereses que tengan en esa zona los países que se involucren en esta “agresión contra el pueblo libio”.Al respecto el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, indicó que los misiles libios no están en condiciones de alcanzar Italia por el momento y rechazó que su país corra el riesgo de sufrir represalias por parte del régimen de Trípoli.Pero, ¿Qué tan reales son las amenazas de Gadafi? ¿Tiene la capacidad militar para llevar esta guerra más allá de sus fronteras? ¿Podrá lanzarse sólo en una guerra contra Occidente?De acuerdo con analistas consultados por El País, del líder libio se puede esperar cualquier cosa y máxime en una situación tan adversa como la actual, pero consideran que Gadafi no se embarcaría en semejante aventura porque esa sería la disculpa perfecta que están esperando los aliados para pasar de la acción defensiva a un ataque directo contra él.Así lo considera Julio César Pineda, ex canciller venezolano y director del programa Panorama Internacional, del canal Globovisión. El ex diplomático le aseguró a El País que cree que Gadafi podría hacer algo de daño, pero lo frenan inmediatamente las fuerzas occidentales. “Él habla mucho, pero realmente no tienen la fuerza que dice tener y está en una situación muy arrinconada”.“Las fronteras en el Mediterráneo son muy pequeñas, pero están muy controladas. Todos los equipos de Estados Unidos y Europa están apuntando sobre las baterías y los misiles de Gadafi y si intenta un ataque, lo que va a hacer es precipitar su caída.En el mismo sentido se pronunció el analista boliviano Cayetano Llobet, quien dijo tener dudas de que en las actuales circunstancias Libia esté en posibilidad de realizar un ataque en Occidente y de extender un conflicto a las dimensiones que Gadafi ha definido como “la guerra en el Mediterráneo”. “La correlación de fuerzas nos indica claramente que las posibilidades de Gadafi son muy limitadas en relación a cada uno de los países que están actuando en nombre de la ONU”, dijo Llobet.Sería el final de GadafiPara los analistas cada día es más improbable que Gadafi pueda lanzar un ataque por fuera de sus fronteras, sobre todo si se tiene en cuenta que entre los primeros objetivos de las fuerzas aliadas estaba la neutralización de las bases desde las cuales el líder libio pudieran generar algún daño a Europa.Myles Alcalai, ex embajador ante la ONU, aseguró por su experiencia que Gadafi ya tiene sus días contados y que lo que le quedan son las amenazas y la utilización de algunos recursos que sufrirán los libios, “pero ya sus días en el poder son pocos”.“Lo que Gadafi debería hacer es cumplir con el primer artículo de la Resolución de la ONU de 1973, que es el aceptar el cese el fuego de inmediato y abrir el espacio a mecanismos de solución pacífica, pero si insiste en oponerse a la comunidad internacional en pleno, lo que va permitir es que le aplique las otras medidas contempladas en esa misma resolución”, manifestó Alcalai.Esas medidas llevarían a que las fuerzas de la Otán puedan incursionar militarmente en todo el territorio y destruir tanto aeropuertos como todas las unidades militares para neutralizar sus fuerzas y buscar su captura. Sin embargo, señalan los analistas, existe una decisión muy firme de las naciones que han suscrito la Resolución, de no permitir que esta situación en Libia se extienda en el tiempo y el espacio.Igualmente, y por las acciones que ha desplegado el régimen de Trípoli, la mejor salida para Gadafi es la negociada, que le permita abandonar el poder e irse a un país amigo, para evitar, de paso, que sea llevado ante el tribunal de La Haya.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad