Así terminó la atropellada instalación de la Asamblea Nacional en Venezuela

Así terminó la atropellada instalación de la Asamblea Nacional en Venezuela

Enero 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l AFP
Así terminó la atropellada instalación de la Asamblea Nacional en Venezuela

El electo diputado opositor Juan Requesens (centro) discute con diputados oficialistas durante la ceremonia de toma de posesión del nuevo parlamento en Caracas.

La Asamblea Nacional se instaló en medio de abucheos y marchas de seguidores de uno y otro bando que colmaron desde temprano algunas calles y plazas de Caracas. Juramentaron 163 diputados.

La oposición venezolana asumió este martes el control del Parlamento con la mayoría calificada de 109 diputados, en una acalorada sesión que concluyó con el retiro de los oficialistas molestos porque sus adversarios presentaron una agenda que incluye amnistía para presos políticos y cambio de gobierno.

Entre gritos de uno y otro bando, se juramentaron 163 de 167 diputados de la Asamblea Nacional, al imponerse un reciente fallo judicial que suspendió la proclamación de tres opositores y un oficialista mientras resuelve el fondo de impugnaciones que presentó el chavismo por supuestas irregularidades en la votación.

La agitada ceremonia de instalación, que arrancó a las 11:00 a.m. de este martes, se desarrolló en medio de marchas de opositores y oficialistas a las afueras del recinto donde se llevaba a cabo el acto de posesión.

 

También estuvo caracterizada por los abucheos y los reclamos de un lado a otro en el hemiciclo parlamentario que estuvo abarrotado de dirigentes opositores, líderes del gobierno, diplomáticos y periodistas.

Un fuerte cordón de seguridad rodeó el Palacio Legislativo.

Uno de los momentos más tensionantes fue el nombramiento del nuevo presidente del legislativo, Henry Ramos Allup, un experimentado opositor que ha puesto el dedo en la llaga al chavismo. 

 

Ramos Allup reiteró la oferta de la Mesa de la Unidad Democrática de proponer "en un lapso de seis meses" una vía "para cambiar el gobierno por vía constitucional" y de impulsar "la emblemática ley de amnistía para los presos y exiliados políticos".  

"El cambio no es cuestión de calendario, no es una cosa etaria o cronológica es un hecho de cambio de actitud, de cambio de sistema, de cambiar lo que está mal, muy mal y derivará en peor", subrayó desde la tribuna del hemiciclo, donde fue notoria la ausencia del retrato de Hugo Chávez.

Los indignados partidarios del gobierno se retiraron del acto de instalación de la Asamblea, porque según Diosdado Cabello, presidente saliente del Parlamento y número dos del oficialismo, Henry Ramos Allup "violó el reglamento" interior y de debates. 

Para Cabello se violó el protocolo en posesión de los nuevos parlamentarios.

 

De acuerdo con la norma, dijo, este martes debía celebrarse un estricto acto de instalación, sin discursos.

Según el dirigente chavista, Ramos Allup le cedió el derecho de palabra y el acceso al estrado a oradores como el opositor Julio Borges "como premio de consolación", porque perdió ante él la elección a la presidencia de la cámara en una votación del bloque opositor el pasado domingo.

"Yo deploro que los colegas de la bancada del Partido Socialista de Venezuela hubieran abandonado el hemiciclo en un momento tan importante y tan solemne como este", dijo Ramos Allup en su discurso de instalación.

"Tendrán que acostumbrarse porque en estos próximos cinco años va a haber libertad de opinar y todos vamos a respetar las opiniones discrepantes y divergentes", añadió el parlamentario. 

Previo al inicio de la ceremonia de juramentación, Cabello advirtió además que cualquier acto aprobado con los votos de los dirigentes impugnados sería ilegal. "Cualquier cosa que se haga con la participación de esas personas comenzará con carácter írrito. Unas decisiones que se tomen sin que las personas estén legítimamente autorizadas para tal fin carece de cualquier validez y la directiva de la Asamblea entraría en desacato a una decisión del TSJ", señaló.

[[nid:496286;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/01/tintori-734.jpg;full;{Tras 17 años de hegemonía chavista, este martes asumió el Parlamento venezolano con mayoría opositora. Abucheos y acusaciones de un bando y otro marcaron la jornada. Así se movió la sesión dentro y fuera del recinto.Elpaís.com.co | AFP}]]

Oposición propone Ley de Amnistía

La mayoritaria bancada opositora del nuevo Parlamento de Venezuela puso este martes en agenda una ley de amnistía para presos políticos.

"En primer lugar una ley de amnistía y reconciliación para que no haya exiliados, ni procesados, ni presos políticos, para que nadie sea preso por pensar diferente en Venezuela", dijo desde la tribuna del hemiciclo Julio Borges, jefe de la fracción de la Mesa de la Unidad Democrática, MUD, al presentar la agenda opositora entre gritos de rechazo de los chavistas. 

En lo que sería una de las primeras batallas en el Congreso y aunque el presidente Nicolás Maduro adelantó que la vetará, la MUD planea aprobar una amnistía para 75 políticos presos, entre ellos el opositor radical Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión acusado de incitar a la violencia en las protestas en 2014.

"Amnistía ya", se leía en una pancarta que llevaron los opositores invitados al hemiciclo parlamentario, entre ellos la esposa de López, Lilian Tintori.

La MUD anunció que también ofrecerá, en un máximo seis meses si el oficialismo se resiste a las reformas económicas, una vía "democrática, constitucional, pacífica y electoral", según el nuevo presidente de la Asamblea venezolana, para buscar una salida anticipada del presidente, elegido por seis años en abril de 2013, tras la muerte de Hugo Chávez.

"Hay planes para atacarme como presidente", manifestó Maduro, advirtiendo que los diputados tendrán inmunidad pero no impunidad si "conspiran" con un "golpe parlamentario".

Una crisis, dos modelos

De cómo manejen el chavismo su derrota y la oposición su mayoría legislativa y divisiones internas, dependerá la gobernabilidad y tranquilidad del país, y que la crisis se profundice o empiece a resolverse en 2016, según el economista Luis Vicente León.

El país con las mayores reservas petroleras del mundo sufre el desplome de los precios del crudo -fuente del 96% de sus divisas- un déficit fiscal de 20% del PIB, 200% de inflación, severa escasez de alimentos y una contracción económica del 6% en 2015, de acuerdo con cálculos privados.

Agotados de las colas para comprar comida y la inseguridad rampante, los venezolanos están a la expectativa, algunos esperanzados, pero otros pesimistas dada la confrontación vista estas semanas.

Para la oposición, este martes comenzará "el cambio"; para Maduro, la lucha de dos modelos: el del "pueblo que quiere preservar los logros sociales de la revolución" y "el neoliberal de la burguesía que quiere privatizarlo todo".

En víspera del cambio de legislatura, Maduro promulgó una reforma para quitar al Parlamento la facultad de elegir al presidente del Banco Central y ahora lo hará el Ejecutivo. Maduro evalúa presentar en breve un "plan de emergencia" para la reactivación económica y dijo esperar que la mayoría opositora no lo "sabotee".

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad