'Asere, ¿qué bolá?' La historia del saludo callejero de Obama a Cuba

'Asere, ¿qué bolá?' La historia del saludo callejero de Obama a Cuba

Marzo 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de Elpais.com.co

El presidente de los Estados Unidos utilizó uno de los términos más populares, y también hasta hace poco uno de los más polémicos, al llegar a la isla. ¿Qué significa? Se lo explicamos

[[nid:519129;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/03/000_mvd6756437.jpg;full;{La lluvia y un asfixiante dispositivo de seguridad no impidieron que varios cubanos intentaran ver aunque sea de lejos al presidente de Estados Unidos en su primer día en la isla.AFP.}]]

Convencidos de que ahora más que nunca las relaciones entre Estados Unidos y Cuba deben avanzar por el camino de la cordialidad, y conscientes de que la política también es el arte de la seducción, los asesores de imagen del presidente Barack Obama no han descuidado ni el más mínimo detalle de la histórica visita del jefe del Estado a la isla caribeña.

Lea también: Obama y Castro definen hoy el futuro de relaciones entre Cuba y EE.UU.

En el video, ‘Pánfilo’ sostiene una divertida conversación telefónica con el mismísimo presidente estadounidense, quien le contesta desde su despacho de la Casa Blanca.

En el diálogo, Obama saluda al comediante con la popular expresión cubana ‘qué bolá’, y después pide que lo busque en un ‘almendrón’, como se denomina en la jerga callejera a los automóviles clásicos estadounidenses que todavía circulan por Cuba.

[[nid:518966;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/03/000_mvd6756218.jpg;full;{En un sketch de tres minutos y 30 segundos, divulgado por la embajada estadounidense en Cuba, Obama conversa con Pánfilo, el personaje cómico más famoso y mordaz de la televisión cubana. ¿Qué bolá?, así saludó Obama.AFP.}]]

 

Después fue la confirmación de que al viaje Obama no iría solo, sino acompañado por su esposa y sus hijas.Y luego, en lo que ya no es ninguna sorpresa, Michelle Obama demostró por qué no solo es una de las mujeres más elegantes y mejor vestidas, sino que también entiende perfectamente el papel que su personalidad juega en el ajedrez geopolítico de su esposo.

Aunque en Washington abordó el avión presidencial con un conjunto negro de pantalón y chaqueta, al abrirse la portezuela en La Habana apareció una Michelle Obama radiante, con un descomplicado traje blanco estampado en flores del trópico que, junto a los rostros juveniles de sus hijas, puso la nota fresca en una visita que ya no se antojaba, para nada, tensionante.

Después, la familia presidencial decidió no hacer caso al torrencial aguacero que cayó sobre La Habana y mantuvo intacta su agenda. Los Obama, paraguas en mano, recorrieron algunas calles de La Habana vieja y visitaron un museo tradicional de la capital cubana, en un gesto claro de que quieren vivir estos tres días con la misma frescura de los nativos.

Pero quizá lo que más llamó la atención de los cubanos, y del mundo en general, fue el mensaje que se emitió desde la cuenta oficial de Twitter del Presidente Obama una vez el avión presidencial tocó tierra: “¿Qué bolá Cuba? Apenas aterrizo, quiero encontrar y escuchar de primera mano al pueblo cubano".

Así, por segunda vez en menos de 24 horas, el hombre más poderoso de la tierra utilizó uno de los términos más populares en las calles de uno de los países más humildes de la tierra.

Aunque para los cubanos fue un mensaje ‘en clave’, para quienes no conocen la cultura popular de la isla el uso de la resonante palabreja puede resultar un misterio. ¿Qué significa ese ‘¿qué bola, Cuba?’ Hay mucha tela por cortar detrás de él.

[[nid:519126;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/03/000_mvd6756436.jpg;full;{El presidente estadounidense, Barack Obama habla con los turistas y los cubanos a su llegada a la catedral de La Habana.AFP.}]]

“Asere, ¿qué bolá?” Ese es el saludo que escuchan, por todos los rincones, quienes llegan por primera vez a Cuba. El mismo no tiene un único significado literal, pero se puede interpretar siempre con un mismo mensaje: “Hey, amigo, qué tal”. O también “Hola socio, qué pasa”. O quizá “Compadre, cómo estás”. O cualquier otro significado en esa misma línea. Usando como paralelo la jerga callejera colombiana, podría decirse que un “Asere, ¿qué bolá?” es el equivalente a un “¿bien o qué, parcero”?

Pero, aunque suene así de sencillo, lo cierto es que durante los últimos años los cubanos se han, literalmente, ‘agarrado de los pelos’ entre ellos por cuenta de su uso.

¿Por qué? En Cuba – país que por cuenta del bloqueo estadounidense es pobre en bienes materiales, pero rico en conocimiento y cultura –, los académicos defensores de la lengua española desdeñaron y cuestionaron durante décadas el uso de diferentes términos y formas de lenguaje callejero, por considerarlas vulgares, chabacanas, sinónimo del mal gusto y del atraso. Se proponían defender la idea de que Cuba hablara una de las más puras formas del castellano.

Pero el ‘Asere, ¿qué bola?’, como todas las invenciones del pueblo, tomó vida propia y se extendió hasta colarse en todos los ambientes y espacios de la vida nacional.

Así, en el año 2010 los cubanos se metieron de lleno en un acalorado debate nacional sobre el lenguaje, luego de que los guionistas de la telenovela ‘Aquí estamos’ decidieran llenar las líneas de algunos personajes con todo tipo de vulgarismos. Entre ellos, el famoso ‘Asere, ¿qué bolá?’.

La pelea parece haberse ‘zanjado’ en los últimos años a favor de la calle, y la academia ha pasado a reconocer que los términos que una vez cuestionó son un reflejo de la idiosincrasia y la identidad del pueblo cubano, la cual se ha moldeado con el cambio de los tiempos y el surgimiento de nuevas generaciones.

Pero, ¿de dónde salió? La palabra ‘Asere’ no es nueva. Más de medio siglo atrás el compositor y contrabajista matancero Estanislao Serviá, la utilizó en un danzón llamado ‘Asere Cipriano’. Y en el sector popular de ‘Los Sitios’ se refiere la realización de una fiesta anual en los años 50, a la que sus organizadores dieron por nombre ‘Los Sitios Asere’. Esta quedaría registrada en la historia musical de Cuba, a través de una de las composiciones de Arsenio Rodríguez, 'el ciego maravilloso':

[inline_video:youtube:hbUabAcs8yc:0:null]

 

Pero fue la generación de jóvenes músicos emigrantes la que hizo que el término se reconociera en el resto del mundo como sinónimo de la cubanía contemporánea. En el año 2002 el grupo cubano de rap ‘Orishas’ utilizó el ‘Asere, ¿qué bola?’, en la letra de ‘¿Qué pasa?’, uno de sus grandes éxitos.

[inline_video:youtube:zH138guWNcE:0:null]

Y poco después, en el año 2005, la revolucionaria agrupación ‘Habana Abierta’, que bajo el patrocinio del cineasta español Fernando Trueba dio a conocer su proyecto fusión en Europa, uso esa expresión como título de uno de sus más poderosos temas.

La canción fue quizá el mayor éxito del grupo, no solo por su mezcla seductora de ritmos caribeños con elementos del rock y el  funk, sino también por tener una letra que cuestiona la realidad cubana pero, además, invita a la reconciliación entre exiliados y nativos.

[inline_video:youtube:rQZSE5zXhRI:0:null]

Muchos hoy, sin embargo, siguen preguntándose de dónde salió el famoso término. La realidad es que el asunto también es causa de división entre los cubanos, pues existen al menos dos grandes hipótesis al respecto, según refieren los académicos Francisco  Ramos García, José Dorta Suárez y Francisco Ramos Hernández, en un artículo académico publicado en el 2015.

La primera hipótesis señalan, es que ‘Asere’ “proviene del lenguaje de los miembros de la sociedad Abakuá conocidos como ñáñigos, hermandad secreta aún vigente y fundada en Cuba a finales de la primera mitad del siglo XIX por negros africanos esclavos y sus descendientes, traídos los primeros desde la región del Calabar y conocidos acá como carabalíes”.

La otra es que la palabra  ‘Asere’ “proviene de la Santería, nombre con que popularmente se conoce la religión de los yorubas en Cuba”.

Con todo, es claro que por cuenta de la diáspora que los cubanos han protagonizado en las últimas décadas, el ‘¿Asere qué bola?’ es hoy un saludo que se puede escuchar hasta en las calles de Amsterdam, Londres, París o Hong Kong.

Y es un hecho que después del tuit de Obama, el mundo entero lo seguirá usando como sinónimo de hermandad con el pueblo cubano.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad