Asamblea General de la ONU deplora la parálisis del Consejo de Seguridad sobre Siria

Asamblea General de la ONU deplora la parálisis del Consejo de Seguridad sobre Siria

Agosto 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Asamblea General de la ONU deplora la parálisis del Consejo de Seguridad sobre Siria

133 países se pronunciaron a favor de un texto presentado por los países árabes de la ONU, 31 se abstuvieron y 12 votaron en contra.

Con una amplia mayoría se aprobó resolución que condena las violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Bachar Al Asad.

La Asamblea General de la ONU aprobó este viernes, de nuevo por amplia mayoría, una resolución que condena las graves violaciones de los derechos humanos y el uso de armamento pesado por parte del régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, y que critica la parálisis que vive el Consejo de Seguridad.Según el recuento de la votación, 133 países se pronunciaron a favor de un texto presentado por los países árabes de la ONU, 31 se abstuvieron y 12 votaron en contra: Rusia, China, Irán, Bielorrusia, Birmania, Zimbabue, Corea del Norte, Cuba, Nicaragua, Venezuela y Bolivia. Ecuador se abstuvo en esta ocasión, además de Siria."Es una victoria para el pueblo sirio y un reflejo de la voluntad de la comunidad internacional para decir con una sola voz, con un gran consenso, que no apoya la parálisis del Consejo de Seguridad", dijo tras la votación el embajador de Arabia Saudí, Abdullah al Mualimi, presidente del grupo de países árabes en la ONU.Al Mualimi, que presentó y defendió ante el plenario de la ONU la resolución, dijo que el amplio respaldo logrado por el texto demuestra que "Naciones Unidas no puede ignorar el sufrimiento del pueblo sirio" y que se debe iniciar "un proceso político que responda a las aspiraciones de los sirios".El texto es una nueva condena a Siria por parte de la Asamblea General, que ya ha votado resoluciones sobre ese país en otras ocasiones, y coincide con la parálisis del Consejo de Seguridad ante el doble veto ejercido en tres ocasiones por Rusia y China, naciones que hoy volvieron a rechazar la propuesta árabe.En ese sentido y en una clara referencia al bloqueo que vive el máximo órgano internacional, la resolución deplora "el fracaso del Consejo de Seguridad para acordar medidas que garanticen el cumplimiento de sus decisiones por parte de las autoridades sirias".Las resoluciones de la Asamblea General no son vinculantes, pero no pueden ser vetadas por ningún país, contrariamente a lo que ocurre en el seno del Consejo de Seguridad, donde sus cinco miembros permanentes tienen derecho a veto.La votación se produjo un día después de que el enviado especial para Siria, Kofi Annan , presentara su renuncia ante la imposibilidad de detener el conflicto y forzado por la parálisis que sufre la comunidad internacional en el seno del Consejo de Seguridad.La Asamblea General mostró igualmente su respaldo a la labor mediadora del enviado y a su plan de seis puntos, aunque en su texto no se hace mención ni a la salida de Annan ni a la necesidad de lograr un sucesor para encargarse de su labor mediadora.La resolución rechaza "toda la violencia independientemente de donde venga", pero presenta una "enérgica condena" contra las autoridades sirias, a las que acusa de "un creciente uso de armamento pesado, incluido el bombardeo indiscriminado con tanques y helicópteros, sobre núcleos de población".El texto, que estuvo copatrocinado por unos sesenta países, entre ellos España, Andorra, Honduras y Panamá, tuvo que ser modificado en las últimas negociaciones en un intento de lograr mayores apoyos.En los últimos días de negociaciones los países árabes accedieron a retirar la mención que había en el texto a la salida del poder de Al Asad y el llamamiento a los Estados miembros para que impusieran sanciones contra su régimen, según fuentes diplomáticas."Ya es hora de actuar. Las palabras no son suficientes. La comunidad internacional tiene la responsabilidad de actuar sin más demora", dijo antes de la votación el presidente de la Asamblea General, el catarí Abdulaziz al Naser, antes de pedir el voto a favor de la resolución, como también hizo el secretario general, Ban Ki-moon.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad