Artistas vallenatos dieron concierto en el mítico Royal Albert de Londres

Agosto 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Felipe Lozano Puche | Corresponsal en Londres
Artistas vallenatos dieron concierto en el mítico Royal Albert de Londres

Egidio Cuadrado (izquierda) fue maestro del londinense hijo de colombianos José Hernando Arias Noguera (a la derecha) en la interpretación del acordeón. La noche del pasado martes 31 de julio, los acordeoneros, acompañados de ocho músicos de nuestro país, hicieron disfrutar y bailar a los asistentes al prestigioso teatro Royal Albert de Londres.

Furor por ‘Hey jude’ en ritmo vallenato en emblemático teatro londinense. El acordeonero Egidio Cuadrado, uno de los artistas que participó en la velada.

Fue una noche inolvidable: la noche en la que los versos de La Gota Fría retumbaron en el histórico auditorio del Royal Albert Hall de la ciudad de Londres, y saltaron por los aires todas las formalidades.“Sumerjámonos en el calor tropical de Valledupar, e imaginémonos que el espléndido órgano del teatro es en realidad la Sierra Nevada de Santa Marta”, propuso en su introducción Lucy Durán, periodista y etnomusicóloga de la BBC, antes de darle paso al recital. Y aunque la solemnidad del escenario, inaugurado en 1871 por la reina Victoria, contrasta radicalmente con el ecosistema original del vallenato, durante los siguientes cien minutos las añoranzas románticas del Caribe colombiano se pasearon por el auditorio como Pedro por su casa.Fue una noche inolvidable la del pasado martes: se celebró la vigesimocuarta sesión de los BBC Proms, un festival musical que se extiende a lo largo de ocho semanas durante la temporada veraniega londinense, y que se viene realizando desde 1891. Este año, la programación de los ‘Proms’ incluye un total de 76 recitales, la mayoría de ellos de música clásica. En el mismo escenario en el que el maestro Egidio Cuadrado —vestido de jean y camisa negra, mochila arhuaca terciada al hombro y su inseparable sombrero vueltiao— hizo gala de su virtuosismo interpretando el acordeón, algunos días antes se había presentado el conductor argentino-israelí Daniel Barenboim, al frente de su Orquesta del Diván Este–Oeste, para dirigir una interpretación de la novena sinfonía de Beethoven.La irrupción del vallenato en el que ha sido llamado el más grande y democrático festival de música del planeta se dio por culpa del programa Raíces del Mundo, de la BBC, que busca poner en contacto a jóvenes promesas musicales de Inglaterra con su raíces ancestrales.Así, en su tercera edición, el turno fue para José Hernando Arias Noguera, un londinense de ascendencia colombiana que desde muy pequeño mostró una afición casi enfermiza por el vallenato, a pesar de que ni su padre ni su madre tenían formación musical.“José Hernando aprendió a tocar el acordeón viendo videos de You Tube”, explicó Lucy Durán, y su devoción llegó a tal punto que en 2011 la BBC lo seleccionó para que pasara un año bajo la tutela del rey vallenato Egidio Cuadrado, aprendiendo el oficio de los trovadores de nuestra costa Atlántica.El aprendizaje de este joven de 20 años incluyó un bautizo de fuego en la última edición del Festival Vallenato de Valledupar, en donde alcanzó a llegar a los cuartos de final, y se consumó sobre la tarima del Royal Albert Hall, en donde lo acompañaron, además de su mentor, una agrupación de ocho músicos colombianos traídos especialmente para la ocasión. Una nómina de lujo que no sólo deleitó a los cerca de tres mil espectadores que acudieron al auditorio, sino que también se reprodujo en directo a través de la cadena de radio BBC3.Como no podía ser de otra manera, el concierto rápidamente devino en parranda vallenata, y al tenor de una seguidilla irresistible que incluyó La Casa en el Aire, El Cantor de Fonseca, Todo es para Ti y Alicia Adorada, muchos de los espectadores se levantaron de sus asientos y bajaron hasta la arena, convertida en enorme pista de baile por una noche. Incluso, el embajador de Colombia Mauricio Rodríguez terminó sumándose al jolgorio.Ni siquiera los flemáticos ingleses consiguieron conservar la compostura ante el derroche de sabor caribe. El público local terminó entregado cuando los músicos colombianos entonaron el legendario ‘Hey Jude’ de The Beatles en aire vallenato.“Sonó mejor que la versión de Paul McCartney”, reconoció el periodista inglés Charles Knight, uno de los asistentes al concierto, refiriéndose al concierto que el ex integrante de la agrupación de Liverpool ofreció en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos. Era el broche de oro para una noche inolvidable.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad