Arrancó puja por frontera marítima entre Colombia y Nicaragua

Abril 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Agencia EFE
Arrancó  puja  por frontera marítima entre Colombia y  Nicaragua

Nicaragua reclama la isla de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

El gobierno de Ortega expuso ayer sus alegatos para tratar de extender su frontera marítima en el Caribe.

Nicaragua comenzó ayer a exponer ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, en la Haya, sus alegaciones para tratar de ampliar su frontera marítima en el Océano Atlántico, en la zona del Archipiélago de San Andrés, donde Colombia ha ejercido soberanía desde hace más de 80 años.Nicaragua, como país demandante, fue el primero en defender sus argumentos ante la CIJ, que desde hoy y hasta el 4 de mayo escuchará los alegatos iniciales de las partes para discernir la soberanía de 50.000 kilómetros cuadrados de mar que incluye islas y cayos, y que en su mayor parte pertenecen actualmente el departamento de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.Durante la primera sesión de la audiencia, que duró tres horas, Nicaragua, a través de su embajador en Holanda, Carlos José Argüello Gómez, aunque reconoció la validez del Tratado Esguerra-Bárcenas firmado en 1928 y ratificado en 1930, cuestionó, como lo ha hecho en otras oportunidades, que ese acto se hizo siendo presidente Anastasio Somoza, y que el país permanecía bajo el dominio militar de Estados Unidos. “Se trataba de una ocupación política y militar”, afirmó Argüello Gómez, tras calificar de “apropiación ilegal” la soberanía que sobre el archipiélago ejerce Colombia desde entonces. Este argumento la ha venido utilizando Nicaragua desde el 2001 cuando demandó a Colombia. Como se recuerda en noviembre del 2007 la CIJ reconoció la soberanía colombiana sobre las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina, al avalar la validez del Tratado Esguerra Bárcenas. En ese entonces ese tribunal también se declaró competente para dirimir en el conflicto sobre la frontera marítima entre los dos países, excluyendo la jurisdicción de esas islas, que es el proceso que se cumple en estos momentos.El Gobierno nicaragüense también argumentó en su disputa por tratar de obtener la mayor porción de mar que sea posible, que el área relevante a delimitar no es entre la costa de ese país y el archipiélago de San Andrés (como Colombia lo ha sostenido) sino entre las costas continentales de Nicaragua y Colombia.Este reclamo, al decir de expertos internacionales, es absurdo, ya que las costas están a más de 400 millas náuticas y ni siquiera hay traslape de zonas económicas especiales.“Nicaragua pide lo que más puede para ver que le dan”, sostienen los especialistas en el tema. Argüello Gómez también insistió en negar que Quitasueño es un banco con muchas islas, como lo ha asegurado y probado Colombia, que ha presentado estudios sobre el particular y donde además ejerce la soberanía.Los agentes nicaragüenses se niegan a reconocer la existencia de esa isla y otros elementos territoriales, debido a que al ser susceptible de soberanía esa zona, la misma claramente sería de Colombia, que la ejercido y ha hecho presencia allí, mientras Nicaragua nunca lo hizo. Según la agenda de la CIJ, el representante de Nicaragua continuará hoy con su exposición, para lo cual tendrá dos jornadas: una en la mañana de tres horas y otra en la tarde con el mismo tiempo.La delegación de Colombia presentará sus alegatos a partir de este jueves en la mañana en una primera jornada de tres horas. El viernes se harán dos sesiones de tres horas, una por la mañana y otra por la tarde. La segunda ronda de las audiencias es la de los alegatos de conclusión, que se celebrarán el 1 de mayo, que corresponde a Nicaragua, y el 4 de mayo a Colombia, que cierra ese proceso. Estas audiencias se habían retrasado por la petición de los países vecinos Honduras y Costa Rica a la Corte Internacional de Justicia de participar en la tramitación del contencioso porque consideraban que su fallo podría afectar a sus intereses.Sin embargo, en mayo de 2011 los jueces rechazaron las solicitudes de intervención de los dos países.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad