Armas químicas, la 'línea roja' que obligaría a Obama a intervenir en Siria

Agosto 30, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
Armas químicas, la 'línea roja' que obligaría a Obama a intervenir en Siria

Una comisión de la ONU inspecciona en Damasco si es cierto que el gobierno sirio utilizó armas químicas contra la población civil.

En el 2012 el presidente estadounidense advirtió que el uso de este tipo de armas obligaría a su país a una acción armada en Siria. Hoy, esa posibilidad parece cada vez más cerca.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha advertido desde 2012 que el uso de armas químicas en Siria sería una "línea roja", y ahora afronta la posibilidad de una acción unilateral después de que el parlamento británico rechazara una acción militar contra Damasco.Tanto Obama como funcionarios de alto rango de su Administración continuaron consultas con el Congreso y la comunidad internacional para calibrar la respuesta adecuada al régimen sirio por el uso de armas químicas el pasado 21 de agosto.Sin embargo, la Administración Obama sufrió un revés después de que el parlamento del Reino Unido, uno de sus principales aliados, rechazara hoy una acción militar contra Siria.Tras el voto, el ministro británico de Defensa, Philip Hammond, dijo a la cadena BBC que el Reino Unido no participará en una intervención militar en Siria, pero consideró que eso probablemente no "paralice ninguna acción" contra ese país.El primer ministro, David Cameron, admitió que el voto refleja que "el Parlamento y los británicos no desean ver una acción militar", y aseguró que actuará "en consecuencia". La pregunta del millón en Washington es, precisamente, si EE.UU. actuará de forma unilateral contra Damasco.La Administración Obama "no sabe cuál es su gran estrategia (en Siria). Obama parece estar arrinconado debido a sus previas declaraciones (sobre la " línea roja "). El quisiera que todo esto desapareciera para centrarse en su agenda doméstica", dijo el jueves Ilyia Shapiro, analista del Instituto Cato."No es tanto que existe el fantasma de Irak sino que el pueblo estadounidense no está viendo un plan sobre cómo lidiar con Oriente Medio o una explicación de porqué no debemos meternos en esa parte del mundo", enfatizó.La portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, negó que existan analogías entre la situación en Siria y la de Irak en 2003, cuando EEUU invadió con el argumento, posteriormente desvirtuado, de que Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva."En Siria sabemos que las armas químicas no solo existen sino que fueron usadas... eso es innegable. Así es que Irak y Siria no son de ninguna manera análogas; no estamos considerando respuestas análogas", subrayó Harf, quien advirtió contra "comparaciones intelectuales que simplemente no existen". Sin embargo, según algunos observadores, las lecciones del atolladero en Irak pesan sobre la eventual decisión de Obama.Obama, que ganó las elecciones en 2008 con promesas de terminar las guerras en Irak y Afganistán, afronta el reto de convencer a un pueblo estadounidense cansado de guerras sobre la urgencia de participar en un tercer conflicto civil en Oriente Medio.Para los analistas, las opciones militares de Washington son limitadas y cada una lleva sus riesgos, tomando en cuenta que Siria y sus partidarios podrían tomar represalias asimétricas, incluyendo atentados y ciberataques.En ese sentido, Jeffrey White, un analista del Instituto de Washington para Política de Oriente Próximo, ha dicho en un blog que "no hay acción militar sin riesgos, y un ataque punitivo contra el régimen sirio los tendría", incluyendo la muerte de civiles."El régimen podría contraatacar de forma inesperada contra EEUU e intereses de sus aliados, o podría recurrir a más ataques con armas químicas dentro de Siria. Los aviones que sobrevuelen Siria podrían ser derrumbados... Rusia podría decidir incrementar su asistencia militar al régimen", advirtió White.En todo caso, una respuesta militar de EEUU debe ser contundente "con el objetivo de lograr un efecto político y militar significativo", señaló.En declaraciones a Efe, Phyllis Bennis, del Instituto para Estudios Políticos, dijo que "un ataque de EEUU contra Siria sería ilegal, punto", y EEUU no podría justificarlo por "defensa propia porque Siria no lo ha atacado".Obama "debería aprovechar esta oportunidad para distinguirse del presidente (George W.) Bush, y podría recurrir a la corte penal internacional, entre otras opciones", agregó.Obama viajará a Suecia y Rusia entre el 3 y 6 de septiembre próximos, en unos momentos en que Moscú se opone a una resolución de la ONU contra Siria, un aliado ruso en la región.Según observadores, el informe que presenten los inspectores de la ONU sobre la situación en Siria podría ayudar a Estados Unidos. El Gobierno de EEUU podría divulgar el próximo sábado su propio informe de inteligencia sobre el ataque con armas químicas.Funcionarios de la Administración Obama han indicado de forma anónima que ese informe no contiene pruebas contundentes que vinculen directamente al régimen de Bachar al Asad al ataque del pasado 21 de agosto, dijo la cadena televisiva ABC. Sin embargo, los funcionarios creen que sí existen suficientes pruebas para responsabilizar al régimen por el ataque, agregó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad