Ancianos tribales hablan con rebeldes sobre reducto leal a Gadafi

Ancianos tribales hablan con rebeldes sobre reducto leal a Gadafi

Septiembre 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP
Ancianos tribales hablan con rebeldes sobre reducto leal a Gadafi

Los rebeldes han llegado a un acuerdo con los delegados de la ciudad de Bani Walid controlada por los leales al depuesto líder Muamar Gadafi, para una toma del control de la ciudad sin luchar.

Los ancianos salieron de la ciudad de Bani Walid, para reunirse con los rebeldes en una pequeña mezquita y acordar la entrada sin lucha armada por parte de los rebeldes.

Jefes tribales de uno de los últimos reductos leales a Moamar Gadafi se mostraron dispuestos a tratar de convencer a los atrincherados partidarios del régimen para que depongan las armas, dijeron los ancianos durante conversaciones el martes con negociadores rebeldes.Horas antes, un gran convoy de soldados fuertemente armados y leales a Gadafi cruzó el desierto hacia el vecino Níger, y se dirigían a la capital del país.Los ancianos salieron de la ciudad de Bani Walid, para reunirse con los rebeldes en una pequeña mezquita a unos 60 kilómetros de distancia."Los revolucionarios no han venido a humillar a nadie. Todos estamos aquí para escuchar", dijo Abdalá Kenshil, el principal negociador de los rebeldes, durante el inicio de la reunión.Luego, en un mensaje destinado claramente a los más leales a Gadafi en Bani Walid, algunos de los cuales pueden temer represalias rebeldes, agregó: "No somos como el viejo régimen. No nos vengaremos y no guardaremos rencor", agregó.Las fuerzas leales a Gadafi se han refugiado en varias poblaciones, entre ellas Bani Walid, aproximadamente a 140 kilómetros al sureste de Trípoli, la capital libia. Miles de combatientes rebeldes han rodeado la ciudad.Los cuatro ancianos tribales que asistieron a la reunión dijeron que en Bani Walid circulaban rumores de que los rebeldes iban a violar a las mujeres de la ciudad y matar a la gente."Bani Walid está dividida en dos grupos", dijo al-Moftah Rubassi. "La primera, que es la mayoría, quiere la paz. La segunda son personas que han estado implicadas (con el régimen de Gadafi), ya sea por sangre o por dinero, y son unos cobardes", añadió.Agregó que tanto Gadafi como sus hijos siguen en territorio libio. "Estamos combatiendo y resistiendo por el bien de Libia y de todos los árabes", dijo Ibrahim. "Seguimos fuertes y capaces de cambiar las cosas a nuestro favor y en contra de la OTAN", agregó, aunque el régimen prácticamente se derrumbó hace más de una semana.Un dirigente rebelde, Jaled al-Zintani, dijo que los rebeldes habían detenido el lunes en Trípoli a Jalid Kaim, viceministro de Relaciones Exteriores de Gadafi. Un video, publicado en las páginas de los rebeldes en Facebook, mostró a Kaim con una túnica blanca sentado en una cama, mientras varios jóvenes le gritaban.El lunes por la noche, un enorme convoy de soldados leales a Gadafi cruzó la frontera del desierto libio y llegó al poblado central nigerino de Agadez, dijo Abdoulaye Harouna, propietario del periódico local. El convoy estaba compuesto por más de una decena de camionetas repletas de soldados libios bien armados, agregó Harouna, quien presenció la llegada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad