Analistas dicen que Henrique Capriles podría quitarle el poder a Hugo Chávez

default: Analistas dicen que Henrique Capriles podría quitarle el poder a Hugo Chávez

Capriles tiene en vilo el futuro del chavismo. El candidato opositor en las elecciones presidenciales de Venezuela, mantiene una cerrada disputa con el mandatario Hugo Chávez.

Analistas dicen que Henrique Capriles podría quitarle el poder a Hugo Chávez

Octubre 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Analistas dicen que Henrique Capriles podría quitarle el poder a Hugo Chávez

Henrique Capriles Radonsky durante campaña electoral en Caracas, Venezuela.

Capriles tiene en vilo el futuro del chavismo. El candidato opositor en las elecciones presidenciales de Venezuela, mantiene una cerrada disputa con el mandatario Hugo Chávez.

Si la tendencia de las últimas encuestas por la Presidencia de Venezuela se mantienen y la participación del electorado se manifiesta como en los recientes procesos electorales, en los que la oposición superó en votos al chavismo, Henrique Capriles Radonsky sería el próximo huésped del Palacio de Miraflores.Esa es la sentencia que han dictado analistas y dirigentes que coinciden en que Capriles, un abogado de 40 años de edad, se erige como la oportunidad más clara que tiene la opositora Mesa de Unidad Democrática, MUD, de arrebatarle la hegemonía a Hugo Chávez, anclado al poder desde hace catorce años.Para el alcalde de Baruta, Gerardo Blyde, la campaña de Capriles, un joven descendiente de judíos del gueto de Varsovia y biznieto de víctimas del campo de exterminio de Treblinka, dista mucho de la que pudo hacer hace seis años el candidato de la oposición, Manuel Rosales. “Yo trabajé con Rosales y lo que vemos hoy es una situación muy distinta. Hace seis años hubo lugares en los que Rosales no pudo hacer campaña porque no le permitían el ingreso los seguidores de Chávez, pero hoy se percibe el agotamiento de los venezolanos y en cada calle, cada zona y cada municipio hay gente que lo recibe con los brazos abiertos”, dijo Blyde en diálogo con El País.Por su parte Joel Manrique, coordinador popular de las fuerzas chavistas en Caracas, aseguró que la presencia de Capriles en cada rincón de Venezuela lo que muestra es que estas son unas elecciones donde la oposición ha tenido todas las garantías, “pero que eso no significa que tenga posibilidades reales de ganar”.“Hoy por hoy nuestro Presidente está más arraigado en las clases populares y en la clase media, que han visto cómo los recursos del país se van a atender las necesidades de la gente y no a enriquecer a los oligarcas”, aseguró Manrique. El general Fernando Ochoa Antich, excomandante de las Fuerzas Armadas y excanciller de Venezuela, indicó que serán unas elecciones muy reñidas, pero destacó las bondades de Capriles, fundador del partido Primero Justicia, frente a la mala gestión de Chávez.“El país está gratamente sorprendido con esa garra carismática de Capriles y de la manera admirable como ha incrementado sus respaldos a punta de esfuerzo. Además, tras 14 años en el poder, Chávez tiene una imagen desgastada, con un gobierno sumamente malo, con graves problemas sociales y caracterizado por el despilfarro”, dijo el general Ochoa Antich.El giro en las encuestasHace seis años, ninguna de las firmas encuestadoras en Venezuela se atrevía a vaticinar un triunfo de Hugo Chávez por una diferencia inferior al 26% sobre el candidato Manuel Rosales. Hoy, algunas de las firmas más reconocidas dan a Capriles ganador con una diferencia de dos y tres puntos porcentuales.Según dirigentes políticos, ya es poco lo que queda de ese Hugo Chávez que ganó la Presidencia en 1998 con la promesa de darlo todo por los sectores populares y acabar con la brecha entre las distintas clases sociales. El diputado Ismael García, del Movimiento Podemos, señala que las cifras se han encargado de abrirles los ojos a los venezolanos. “Al gobierno de Chávez se le acabó el tiempo. Son 14 años en los que ha manejado recursos por US$1,2 billones y pese a ello, Venezuela aumentó la deuda con la banca y el Fondo Monetario Internacional y pasó de US$25.000 millones a US$140.000 millones; los temas de salud, vivienda y educación son de las cosas más graves y ahora importamos absolutamente todos los productos porque se dejó de producir en más de 3,8 millones de hectáreas y se han cerrado más de 6.600 industrias”, dijo García.Pese a las cifras, Chávez insiste en que una victoria de la oposición es imposible y que ganará “por nocaut” y se ha burlado de quienes han manifestado ser chavistas y se han cambiado a la oposición por cuenta de las promesas incumplidas.El último estudio de intención de voto de la firma Consultores 21 da cuenta de que Capriles obtendría el 48,3% de los votos, mientras que Chávez se quedaría con el 45,7% de los respaldos. Los analistas, por su parte, señalan que si Capriles logra llevar a las urnas a esos chavistas desilusionados, seguramente va a garantizar un aventaja suficiente.“Esos votos van a ser cruciales porque sin ellos, sería casi imposible que Capriles lograr una victoria”, dijo Luis Vicente León, de la firma Datanálisis, cuyo último sondeo da ganador a Chávez con menos del 49% de votos y con 11% de indecisos. En favor de Capriles también juegan los resultados de las últimas elecciones, en las que la oposición venció a Chávez y dio al traste con su intento de referendo para cambiar la Constitución y más recientemente en su triunfo en las elecciones legislativas por una diferencia que aún los venezolanos no tiene clara.Pese a su juventud, de lo que menos adolece Capriles Radonsky es de experiencia en la administración pública. Con sólo 26 años se convirtió en el presidente más joven del Congreso de la República, clausurado por Chávez, fue alcalde de Baruta dos veces y gobernador del Estado Miranda, derrotando en las urnas a Diosdado Cabello, considerado el heredero del poder del presidente Chávez.Venezuela ha superado el miedoCon un discurso fresco y conciliador, el joven candidato, quien postergó su boda para hacerle frente a la campaña, ha desafiado los fortines del Partido Socialista Unido de Venezuela, Psuv, que reúne a los seguidores de Chávez, y se ha abierto paso en situaciones adversas.“No sólo luchando contra toda la maquinaria y los recursos del Estado que han sido puestos al servicio de la campaña reeleccionista del presidente Chávez, sino haciendo frente a los problemas de inseguridad y a varios ataques, incluso, con arma de fuego”, detallo Geraldine Álvarez, de la campaña opositora.El diputado Ismael García recordó que en un acto de campaña fue herido su hijo de un disparo. “El gobierno del presidente Chávez financia, apoya y respalda grupos violentos y milicias del Psuv, vestidos de militares al estilo cubano, pero hay una voluntad del pueblo de imponer su voluntad a toda esa fuerza bruta”.Esa misma voluntad la ha mostrado Capriles, quien ante las adversidades no ha tenido reparo en llegar en lancha a Puerto Cabello, en el estado Carabobo, luego de que los seguidores de Chávez le atravesaran un camión en el aeropuerto para impedir que aterrizara.Según el analista y columnista Boris Muñoz, “a Capriles, hasta ahora, lo ha acompañado la suerte”, y el destino sigue de su lado, y si las cosas continúan así, podría pisar Miraflores, dicen analistas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad