Analistas dicen que en Irak hay una coalición que busca establecer un estado islámico

Junio 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP
Analistas dicen que en Irak hay una coalición que busca establecer un estado islámico

Por su parte, el Ejército oficial de Irak recluta y entrena en intensas jornadas a civiles para combatir a los extremistas.

De acuerdo con varios expertos militares y políticos, varios grupos diferentes pero antiestadounidenses se han unido en Irak para establecer un régimen islámico en todo oriente medio.

Las tropas iraquíes luchan contra una coalición dirigida por los yihadistas pero en la que tienen cabida miembros de tribus, exoficiales del ejército de Sadam Husein y grupos salafistas, todos ellos unidos contra un enemigo común. Los combatientes del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL) son el principal motor de la ofensiva fulgurante que permitió a los insurgentes apoderarse en diez días de vastas zonas del norte y el centro de Irak. "El EIIL representa la principal fuerza motora" de la operación, afirma un oficial de la oficina del primer ministro Nuri Al Maliki que pidió mantener el anonimato. Estos yihadistas "no dejan a ninguna otra organización compartir el liderazgo" de la operación, añade. Pero esta organización surgida de Al Qaida se coordina con una nebulosa de grupos árabes sunitas, como el ejército de la orden de los Naqshabandis y el ejército de Mohamed, "aunque su papel sea limitado en esta operación y existan divergencias" entre ellos, explica el oficial. El ejército de los Naqshabandis es cercano al ex número dos de Sadam Husein, Ezat al Duri, que sigue prófugo. Y el ejército de Mohamed, próximo al disuelto partido Baas, luchó contra las fuerzas estadounidenses en Faluya en 2005 y estuvo implicado en una insurrección en esta misma ciudad sunita el año pasado. Todos estos grupos "reciben un apoyo logístico de efectivos del partido Baas", que estaba en el poder en tiempos de Sadam Husein, explica. Entre los insurgentes también figura el "Ejército de los Muyadines" , formado por exoficiales del ejército de Sadam. "Y aunque estos grupos no comparten la misma ideología que el EIIL, actualmente lo apoyan, partiendo del principio de que 'el enemigo de mi enemigo es mi amigo'", añadió. Divergencias ideológicasSegún el experto militar Anwar Mahmud Jalaf al Juburi, otros dos grupos salafistas, "Ansar al Suna" que reivindicó ataques antiestadounidenses, y el Ejército Islámico, formado por exoficiales de Sadam Husein, "participan en la ofensiva contra las fuerzas gubernamentales". "Aunque discrepan sobre algunos puntos, coordinan la acción e intercambian información", explica Juburi, un exgeneral del ejército durante el régimen de Sadam Husein. Al parecer los miembros de tribus también desempeñan un papel, por lo que Maliki pidió a los jefes tribales sunitas que se opongan a la insurrección. El EIIL, con un papel clave en Siria, proclamó que Nínive, la primera provincia de la que se apoderaron, forma parte de un Estado islámico y comenzó a imponer su ley en ella. El EIIL y sus aliados también se apoderaron de zonas en otras tres provincias (Kirkuk, Saladino y Diyala) y se encuentran a menos de 100 km de Bagdad. Frente a esta situación, el gobierno de Maliki pidió oficialmente a Estados Unidos que intervenga con ataques aéreos. Las fuerzas iraquíes, derrotadas en los primeros días de la ofensiva, parecen haber recuperado la iniciativa y pidieron la colaboración de miles de voluntarios. El gobierno de Maliki, en el poder desde 2006, está minado por las divisiones y se enfrenta a actos violentos alimentados por el descontento de la minoría sunita, que se considera marginada, y por la guerra en la vecina Siria. Según Toby Dodge, director del centro de Oriente Medio en la London School of Economics, las diferencias ideológicas entre los insurgentes podrían facilitar la tarea al gobierno. "Si se repite la historia, el EIIL, con su ambición de crear un califato transnacional, su radicalismo, su enfoque absurdo del islam (...) romperá esta coalición" , estima. "Quieren imponer un régimen islámico a la población sunita de Irak, que no lo quiere" , dijo, explicando que este tipo de intentos ya fracasaron en 2005 y 2006.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad