América Latina avanza en combate de sida, pero preocupan adultos mayores

Noviembre 30, 2013 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | EFE

Según la ONU países como Brasil, Argentina, Colombia o México el tratamiento está "por encima del 80 %", pero Centroamérica "está por debajo".

Latinoamérica avanza en el combate del sida, pero persiste el "temor" de alertar a los jóvenes sobre sus riesgos y también debe intensificarse su prevención en los adultos mayores, dijo el director regional de Onusida, César Núñez.A pesar de las dificultades en algunos países, Latinoamérica es la región del mundo con mayor cobertura en el tratamiento del sida, expresó en una entrevista el director del Programa de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (Onusida) para Latinoamérica."América Latina es la región donde se reporta la cobertura más alta de tratamiento, arriba del 67 % en promedio", subrayó Núñez, quien participó en el VII Encuentro Centroamericano de Personas con VIH celebrado en San Salvador entre miércoles y viernes. El evento antecedió a la celebración mañana 1 de diciembre del Día Mundial de la lucha contra el sida, que se conmemora desde 1988.Núñez precisó que en países como Brasil, Argentina, Colombia o México ese promedio de cobertura por tratamiento está "por encima del 80 %", aunque Centroamérica "está por debajo" de esa media.Algunos países centroamericanos "enfrentan desafíos, como Nicaragua, donde casi la totalidad de la entrega de tratamientos depende de fondos de la cooperación externa", refirió.Pero, añadió Núñez, otros países centroamericanos como Costa Rica, Panamá "y algunos del Triángulo Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras) ya aportan a su propia respuesta".Núñez lamentó que, en materia de prevención, persiste "un temor a la entrega de información amplia, completa, particularmente a los jóvenes", para que sepan cómo evitar el contagio del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) , causante del sida.Además, "que los jóvenes no tengan acceso a esta información resulta en un problema tan serio como los embarazos en adolescentes", que en las Américas están "arriba del 20 %" e incluso del 30 % en algunos países centroamericanos, señaló.El director de Onusida para América Latina enfatizó que "los jóvenes están teniendo relaciones sexuales, pero no tienen información que les permita, en el mejor de los casos, postergar su primera relación sexual o alternativamente utilizar algún método de barrera que les permita protegerse" .Núñez matizó que "no hay una sola acción para la prevención", sino "múltiples acciones que se pueden tomar", y lamentó que en la educación sobre las infecciones de transmisión sexual las "prácticas saludables existen, pero no están suficientemente aplicadas" .Puntualizó que para prevenir la infección del VIH y otros problemas "el uso del condón es efectivo, sí", pero "no es el único" método.El director regional de Onusida también expresó su preocupación, que ya ha surgido en países como El Salvador, por un aumento de contagios del VIH en personas de la tercera edad (mayores de 60 años) .Autoridades sanitarias salvadoreñas han alertado de que el uso de estimulantes sexuales está llevando a muchos hombres de la tercera edad a incrementar sus relaciones, pero sin prevención ante el sida y otras infecciones.Núñez comentó que "uno de los temas tabúes en el ser humano en general" es que supuestamente una persona "después de los 60 años no tiene o no debería tener relaciones sexuales" .Pero eso "no es así, y máxime ahora, cuando en el mercado farmacológico se ofrecen a la venta medicamentos que estimulan, particularmente al hombre, para poder tener una relación sexual", agregó.Por tanto, remarcó, es importante "el mensaje de prevención hacia esa persona adulto mayor", que a lo mejor no es consciente del riesgo porque "en su juventud no existía el VIH" .Núñez insistió en que "la respuesta del sector público de servicios de salud hacia esas personas también tiene que ajustarse y tomarles en cuenta" en la prevención del VIH.Advirtió de que las personas mayores de los 50 años que tienen el virus del sida "enfrentan también el problema de enfermedades degenerativas más temprano".Problemas derivados de la diabetes, el colesterol o el mal de Alzheimer "que se podrían presentar en personas sin VIH como a los 70 años, se presenta en personas con VIH a los 55, a los 60", alertó el directivo de Onusida.Respecto al papel, polémico en muchos casos, del sector religioso en la prevención del sida, Núñez consideró que con los demás actores involucrados en esta tarea pueden recorrer "varios caminos juntos", al margen de diferencias como el uso del condón."La respuesta al VIH es multisectorial y el sector religioso tiene un papel que jugar", en este campo, aseveró.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad