Alabama: Gobernador, legisladores modificarán ley de inmigración

Diciembre 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I AP
Alabama: Gobernador, legisladores modificarán ley de inmigración

En esta fotografía de archivo miembros de la cámara baja de Alabama, dominada por los republicanos. Los republicanos de Alabama que impulsaron la ley en contra de la inmigración ilegal más dura del país, están ahora repensándolo.

La idea es eliminar las cargas innecesarias sobre los residentes y empresas legales y proteger los servicios que brindan las iglesias a la vez que asegurarse de que todos los que trabajan en Alabama se encuentran legalmente en el estado.

El gobernador de Alabama, Robert Bentley, dijo este viernes que está colaborando con líderes de la legislatura para clarificar y simplificar la rígida ley inmigratoria del estado. Según los críticos, la ley ha dañado la reputación del estado a nivel internacional y ha causado dificultades a los residentes legales. La ley ha sido llamada la más estricta de este tipo en Estados Unidos. Se trata de eliminar las cargas innecesarias sobre los residentes y empresas legales y proteger los servicios que brindan las iglesias a la vez que asegurarse de que todos los que trabajan en Alabama se encuentran legalmente en el estado. "Reconocemos que los cambios necesitan asegurar que Alabama no sólo tiene la ley más efectiva, sino una que sea justa, promueva el crecimiento económico, preserve los empleos para los residentes de Alabama y pueda ser puesta en ejecución de manera efectiva y sin prejuicios", dijo el gobernador. La ley tiene el objetivo de sacar del estado a los inmigrantes sin permiso legal de estar en el país y abrir posibilidades de empleo para quienes sí tengan esa autorización, en un estado que padece un 10% de desempleo. La ley exige la revisión del estatus migratorio al realizar transacciones como tramitar una licencia de conducir, inscribir a un niño en la escuela, obtener un empleo o renovar la licencia de un negocio. Bentley dijo que espera tener el proyecto preparado para el próximo período de sesiones, que comienza en febrero. Más de 30 grupos e individuos se han puesto en contra de la ley, pero las cortes estadounidenses permitieron que buena parte de las medidas entraran en vigor en septiembre pasado. Desde entonces, dos trabajadores extranjeros de las premiadas plantas de ensamblaje automotriz en Alabama de Honda y Mercedes han sido detenidos por no portar los documentos requeridos para probar su estatus migratorio. Los casos fueron desestimados posteriormente. Sin embargo, los incidentes han llamado la atención internacional y han provocado que la Alianza Empresarial de Birmingham y otras organizaciones involucradas con las contrataciones industriales pidieran cambios. Algunos inmigrantes huyeron y algunos empleadores se quejaron por no encontrar la ayuda para suplirlos. Horas antes, grupos defensores de los inmigrantes y los derechos civiles anunciaron una conferencia de dos días y una marcha en la capital de Alabama por la derogación de la ley de inmigración del estado. La Convención Nacional de Inmigrantes dijo que a la reunión del 16 de diciembre asistirán dos dirigentes del movimiento por los derechos cívicos de los negros de los años 60. Hablarán sobre las experiencias de ese movimiento y cómo sirven para combatir la actual ley. El grupo planea marchar el 17 de diciembre desde la legislatura estatal hasta la mansión del gobernador. Una vocera dijo que asistirán los presidentes de la NAACP, que lucha por los derechos de los negros; el Consejo Nacional de La Raza, de los hispanoestadounidenses; y del sindicato de empleados de servicios. Varias partes de la ley están suspendidas debido a demandas federales, incluyendo una disposición que exige a las escuelas revisar el estatus legal de nuevos estudiantes y penalizar el hecho de transportar a un inmigrante sin permiso legal para estar en el país. Grupo religiosos han estado entre los críticos de la ley debido a que dicen que deja los servicios religiosos y la caridad fuera del alcance de las comunidades de inmigrantes sin permiso de estar en el país. Uno de los grupos que critican la ley dijo que el anuncio del gobernador representa un cambio significativo a la postura estatal. "Estamos felices de que los legisladores reconozcan las consecuencias devastadoras de la ley", dijo Mary Bauer, directora legal del Centro Legal de Pobreza en el Sur. Agregó que no le gustaba que el gobernador ni los legisladores ofrecieran ejemplos de lo que ellos querían simplificar y que dijeran que la esencia de la ley no cambiaría. "La esencia de la ley es lo que está devastando a la comunidad latina y a este estado", dijo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad