Al menos 40 muertos en sangrienta ofensiva del régimen en Siria

Enero 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
EFE
Al menos 40 muertos en sangrienta ofensiva del régimen en Siria

El ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al Mualem, responde durante la rueda de prensa este martes 24 de enero de 2012, en Damasco (Siria).

Los Comités de Coordinación Local, CCL, denunciaron que 32 personas murieron en Homs, cuatro en Hama y dos en Idleb.

Al menos 40 civiles perecieron este martes en Siria en una sangrienta ofensiva de las fuerzas leales al régimen de Bachar al Asad contra los bastiones opositores de Homs y Hama, en el centro del país, según un grupo de la oposición siria.Los Comités de Coordinación Local (CCL) informaron en un comunicado de la muerte de 32 personas en Homs, cuatro en Hama, dos en la provincia noroccidental de Idleb, una en Damasco y de una última en la localidad costera de Raqa.Esta violenta jornada coincide con las declaraciones del ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, que defendió que su país tiene la "obligación" de hacer frente a los actos terroristas cometidos en su territorio, en referencia a los "grupos armados" a los que Damasco acusa de estar detrás de la revuelta contra el régimen.Las fuerzas de seguridad llevaron acabo un baño de sangre, según los CCL, en el barrio de Bab Tadmur de Homs, donde murieron al menos 18 personas por el ataque con armamento pesado contra edificios de viviendas en los que se encontraban un número indeterminado de residentes.En ese barrio, algunas casas fueron demolidas y los "shabiha" o matones del régimen abrieron fuego, irrumpieron en varias casas y destrozaron propiedades privadas.Entre tanto, en Hama las fuerzas de seguridad efectuaron disparos en varios barrios y campañas de detenciones, mientras que numerosos francotiradores fueron desplegados en los tejados de los edificios.Asimismo, en la localidad de Taybet Imam, en la provincia de Hama, murieron dos personas por disparos de las fuerzas del orden, y en la Ciudadela de Madiq se escuchó una fuerte explosión.Este repunte de la violencia se produce después de que la Liga Árabe solicitara una reunión con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el apoyo del Consejo de Seguridad de ese organismo al plan árabe para solucionar la crisis en Siria, que estipula la salida del poder de Al Asad.Esta iniciativa es para Damasco, según dijo hoy Al Mualem, un intento de internacionalizar la crisis que atraviesa su país y una "flagrante injerencia" de la organización panárabe en los asuntos internos sirios.Desde que comenzaron las protestas contra el régimen el pasado marzo, más de 5.000 personas han muerto por la represión gubernamental, según las últimas cifras de la ONU.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad