Acusan a EE.UU. de maltratar al soldado sospechoso de filtrar a WikiLeaks

Enero 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

Según Amnistía Internacional, el soldado Bradley Manning está en condiciones infrahumanas en una celda.

Amnistía Internacional (AI) acusó hoy a Estados Unidos de tratar de forma "inhumana" al soldado de 23 años sospechoso de haber filtrado información secreta a WikiLeaks y le pide que reduzca la severidad de sus condiciones de reclusión.En un comunicado, AI explica que el soldado raso estadounidense Bradley Manning está confinado 23 horas al día desde julio del año pasado en una celda casi desprovista de mobiliario, sin almohada, sábanas o posesiones personales, a la espera de ser enjuiciado.La semana pasada esta organización de defensa de los derechos humanos, con sede en Londres, escribió al secretario de Defensa de los Estados Unidos, Robert Gates, para pedirle que fueran revisadas las condiciones de prisión preventiva del sospechoso.Esa misma semana, Manning sufrió incluso condiciones más severas al haber sido clasificado como recluso con "riesgo de suicidio", apunta la organización no gubernamental (ONG)."Estamos preocupados porque las condiciones impuestas a Bradley Manning son innecesariamente severas y suponen un trato inhumano por parte de las autoridades estadounidenses", afirma en el comunicado la directora del programa de AI para las Américas, Susan Lee."Manning no ha sido condenado por ningún delito, pero las autoridades militares parecen estar empleando todos los métodos a su disposición para castigarle mientras está detenido", añade Lee, para subrayar que "esto socava el compromiso de los Estados Unidos con el principio de presunción de inocencia".AI explica que Manning fue puesto en vigilancia por posible suicidio el pasado martes, con lo que le obligaron a quedarse en ropa interior y le quitaron las gafas, sin las cuales, según él mismo dijo, está "virtualmente ciego".Tras las protestas de la víctima y de sus abogados, esas condiciones se le levantaron el jueves siguiente.Manning se encuentra en "custodia máxima", lo que significa que está encadenado de manos y tobillos, a pesar de que no tiene antecedentes de violencia en prisión ni ha cometido delitos disciplinarios, apunta Amnistía.Además, el soldado está sujeto a un régimen de prevención de heridas, pese a que su psiquiatra militar lo consideró innecesario, por lo que se le somete a cacheos cada cinco minutos, entre otras cosas.Los intentos de sus abogados por cambiar esas condiciones han caído en saco rato, pese a que las autoridades estadounidenses no han ofrecido justificación alguna para su aplicación."Las condiciones represivas impuestas a Manning vulneran la obligación de Estados Unidos de tratar a los detenidos con humanidad y dignidad", señala Lee."También nos preocupa que el aislamiento y confinamiento prolongado, que, según se ha demostrado, puede causar daños psicológicos, pueda socavar su habilidad para defenderse", añade la directora.En abril del 2010, WikiLeaks, fundada por el experto informático australiano Julian Assange, difundió imágenes de ataques de helicópteros Apache de EE.UU. en Irak en el 2007, que mataron, entre otras personas, a dos periodistas de la agencia Reuters.Manning fue detenido el mes siguiente y acusado de "transferir información clasificada" y "entregar información sobre defensa nacional a una fuente no autorizada".Desde entonces WikiLeaks ha revelado más información sobre las guerras de Irak y Afganistán y ha difundido también miles de cables diplomáticos estadounidenses con información sensible sobre paÍses y jefes de Gobierno.Mientras Manning se enfrenta en EE.UU. a una posible sentencia de 52 años de cárcel, Assange está en prisión preventiva en Londres a la espera de que se resuelva su proceso de extradición a Suecia, paÍs que le reclama por supuestos delitos sexuales.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad