Abogados del Nobel de la Paz chino pedirán la reducción de su condena

Abogados del Nobel de la Paz chino pedirán la reducción de su condena

Octubre 11, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Ding Xikui, uno de los letrados que llevan el caso de Liu, declaró que prevén reunirse con la esposa del nobel, Liu Xia, para presentar ante el gobierno la reducción de su condena.

Los abogados del premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo estudian negociar con las autoridades la reducción de la condena de once años que el intelectual cumple por haber pedido reformas democráticas en su país, según dijeron hoy a Efe.Ding Xikui, uno de los letrados que llevan el caso de Liu, declaró que prevén reunirse con la esposa del nobel, Liu Xia, para presentar ante el gobierno la reducción de su condena."De momento es sólo una idea. No podemos dar más detalles hasta que no nos reunamos con la esposa de Liu Xiaobo. Estamos esperando a que levanten su vigilancia domiciliaria para que nos visite, ahora está incomunicada", agregó Ding.El abogado y disidente Teng Biao, cercano a la familia, manifestó a Efe que la reducción de la condena de Liu también "dependerá de la presión internacional y social que reciba el régimen chino".Liu Xiaobo, de 54 años, fue detenido en diciembre de 2008 tras colaborar en la redacción del manifiesto político "Carta 08", en el que él y otros trescientos intelectuales pedían la entrada en vigor de derechos constitucionales como la libertad de prensa y expresión, el pluripartidismo y la protección del medio ambiente.Un año más tarde fue condenado a once años de prisión por "subvertir el poder contra el Estado", su tercera pena por disidencia y una sentencia usual contra los presos políticos chinos.El mundo pide liberación de LiuDesde que el Instituto Nobel Noruego pronunció el fallo del galardón el viernes, gobiernos y organizaciones de todo el mundo han pedido la liberación de Liu, un antiguo profesor y crítico de literatura que inició su disidencia en las protestas estudiantiles de 1989 en Tiananmen, que fueron atajadas por el Ejército con una masacre en la que murieron cientos o miles de personas.El disidente pudo recibir ayer la visita de su esposa durante una hora en el penal de Jinzhou (provincia de Liaoning), a unos 480 kilómetros al noreste de Pekín, según informó la propia Liu Xia, de 49 años, al regresar a Pekín, a través del servicio de "microblogging" de Twitter.Liu lloró al recibir a su esposa y dedicó el Nobel de la Paz a "los mártires de Tiananmen", según relató la poetisa, quien aseguró que los funcionarios de prisiones habían informado en la noche del sábado, día 9, al presidiario sobre el fallo del jurado noruego."Siento culpabilidad por el premio", manifestó el intelectual. "Este premio es para los mártires de Tiananmen, y creo que las Madres de Tiananmen (asociación que agrupa a los familiares de los fallecidos) tendrían que haberlo ganado", señala la ONG Centro de Información de Derechos Humanos y Democracia, con sede en Hong Kong.El nuevo nobel de la Paz expresó a su esposa su deseo de que sea ésta quien viaje a Europa para recoger el galardón el próximo 10 de diciembre, algo que a estas horas parece poco probable, pues el gobierno la mantiene bajo vigilancia desde el viernes y hoy está bajo arresto domiciliario.Apostados en la entrada del apartamento del matrimonio en Pekín, cerca del Museo Militar, se encuentran decenas de efectivos y varios vehículos policiales para impedir el acceso al inmueble a la prensa extranjera que espera entrevistar a la poetisa. China cancela reunión con NoruegaLa concesión del Nobel al disidente ha desencadenado el efecto contrario al deseado: Pekín llamó a consultas el viernes al embajador noruego en China, hoy ha cancelado un encuentro en Shanghai con la ministra de Pesca de ese país, Lisbeth Berg-Hansen, y ha detenido a decenas de disidentes cercanos al nobel.El viernes unos veinte activistas que celebraban el premio en Pekín fueron arrestados y tres de ellos permanecen retenidos, informó el abogado Teng, que también fue detenido cada vez que intentó reunirse con la prensa y sus teléfonos están intervenidos.Gobiernos y organizaciones de todo el mundo, como Amnistía Internacional, Freedom Now y Human Rights in China, han pedido la liberación del nuevo nobel y, desde hoy, la de su esposa.Mientras tanto, Pekín mantiene la censura en la prensa en chino sobre el galardón, y lo ha relegado a dos diarios oficiales en inglés, el "Global Times" y el "China Daily", que hoy califican la elección de Oslo como "paranoia" y un "arma política de Occidente" para tratar de "imponer sus valores en China"."El Nobel aumenta la sospecha de que hay un plan occidental para contener la emergencia china", según esos rotativos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad