“A mí no me eligieron para pelear sino para resolver”, Henrique Capriles

“A mí no me eligieron para pelear sino para resolver”, Henrique Capriles

Febrero 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Por Juan Francisco Alonso | Corresponsal de El País, Venezuela (*)
“A mí no me eligieron para pelear sino para resolver”, Henrique Capriles

El nuevo líder venezolano, Henrique Captriles, señaló que los sectores radicales de la oposición y del chavismo están “condenados a desaparecer” y que buscará la confianza de todos los venezolanos.

El nuevo líder de la oposición señaló que su táctica será no confrontar con Chávez. Analistas le auguran triunfo.

Aún no ha superado la resaca de su avasallador triunfo en las primarias que la oposición venezolana celebró el pasado domingo, pero el ya candidato presidencial Henrique Capriles Radonski se apresta para “recorrer Venezuela como probablemente nadie lo ha hecho en los últimos años” para conseguir ganarse el favor de la mayoría de los votantes.Capriles busca impedir que el actual mandatario, Hugo Chávez, sea reelegido por tercera vez consecutiva en las elecciones generales del próximo 7 de octubre.Ayer, durante una rueda de prensa que ofreció a medios nacionales y extranjeros, anunció que en los próximos ocho meses “va a trabajar duro” para ganarse la confianza de la mayoría de los venezolanos incluidos “la de los que visten franela roja (los chavistas)”.Aunque no quiso desvelar los detalles de la estrategia que seguirá para conseguir este objetivo, el actual gobernador del estado Miranda dejó entrever que su campaña mantendrá la misma táctica que empleó para imponerse en las internas de la oposición: no confrontará innecesariamente con el líder bolivariano. Al menos esto es lo que se desprende de sus primeras declaraciones.“A mí no me eligieron para pelear sino para resolver. Si me invitan a montarme en el ring (de boxeo), pues me monto, pero mi objetivo es darle un ‘nocaut’ a la corrupción, la inseguridad y a los hospitales”, afirmó, al tiempo que le dirigió unas palabras al Mandatario, al cual nunca se refirió directamente: “Va a tener que pelear contra el espejo, porque no me interesa pelear”.A pesar de su discurso moderado, Capriles también desafió a Chávez: “Le pongo el reto al Gobierno, hagamos unas elecciones equilibradas, respetando las reglas, yo las respeto, comprometámonos frente al país a no utilizar un bolívar del Estado para hacer campaña”.Al preguntarle si reconocería un posible triunfo de Chávez, Capriles señaló que el resultado será “el que el pueblo exprese” y después apuntó que “el que gane ganó. Para saber ganar hay que saber perder”, dijo.Asimismo, señaló que los resultados electorales deben ser sometidos a auditorías “y revisar todo el proceso”.Entre tanto, el vicepresidente ejecutivo del Gobierno, Elías Jaua, fue ayer el primer miembro del Gobierno en valorar el triunfo de Capriles en los comicios internos de la oposición.“La derecha tiene candidato, bienvenido, bienvenido a la batalla pero prepárese para la gran victoria del pueblo bolivariano”, dijo Jaua a los periodistas al asegurar que Chávez triunfará en las elecciones del 7 de octubre.Jaua, que aspira precisamente a suceder a Capriles en la gobernación de Miranda en las elecciones de diciembre, celebró que la oposición haya aceptado al CNE “como una institución democrática”, a la que solicitó su apoyo para las primarias, “como lo manda la Constitución”.Aplauden la estrategiaPara Luis Vicente León, director de Datanálisis, la principal encuestadora del país, la estrategia de la no confrontación con el presidente Chávez es la correcta. “En las primarias quedó claro que el electorado opositor, inclusive el más duro y decidido, no cree que el enfrentamiento frontal y abierto sea la vía para construir una mayoría. Solo el 4% de los que votaron en las primarias respaldó a candidatos que optaron por atacar al presidente (María Corina Machado, Diego Arria y Pablo Medina); mientras que el 96% respaldó opciones más conciliadoras y de triangulación política (Capriles y Pablo Pérez)”, añadió el analista.El especialista aseguró que el camino escogido por Capriles le permitirá ganarse la confianza de algunos chavistas y de los no alineados. “Con esta estrategia los oficialistas no sentirán que un cambio de Gobierno implicará un riesgo; es decir que no creerán que se desatará una persecución contra ellos ni que se les quitarán las cosas que han logrado. Por su parte, los independientes, quienes al final serán los que inclinen la balanza, optarán por aquel que les dé más seguridad”, indicóEn similares términos se pronunció el analista político John Magdaleno, quien indicó: “Los que trataron de confrontar y enfrentar directamente al Presidente quedaron de último. Este mensaje es muy importante y revela que los venezolanos no quieren más enfrentamientos sino mensajes positivos y propuestas de desarrollo a futuro”.(*) Con algunos datos de agencias

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad