Irán paga su falta de pegada con la derrota ante Turquía en amistoso - Mundial de Fútbol 2018
  • social
  • social
  • social
  • social
X

Irán paga su falta de pegada con la derrota ante Turquía en amistoso 

Mayo 28, 2018 - 04:09 p.m. Por:
Elpais.com.co
Selección Irán

Irán paga su falta de pegada con la derrota ante Turquía en amistoso.

EFE / El País

La selección de Irán, rival de España en el próximo Mundial de Rusia, encajó su primera derrota camino de la Copa del Mundo, tras caer este lunes por 2-1 ante Turquía, en un encuentro en el que los iraníes pagaron su falta de pegada.

Un problema que puede tener graves consecuencias para los del portugués Carlos Queiroz, exentrenador del Real Madrid, en la cita mundialista, en la que Irán se medirá en la primera ronda a potencias de la talla de España, campeona del Mundo en el año 2010, o Portugal, la vigente campeona de Europa.

Y es que si el conjunto iraní mostró un buen manejo de balón en su visita a Estambul, de hecho los de Queiroz gozaron de una mayor posesión, los iraníes se mostraron peligrosamente endebles en ambas áreas.

Una circunstancia que no desaprovechó el delantero del Everton inglés Cenk Tosun para adelantar a los seis minutos de juego a los otomanos en el marcador (1-0), tras resolver con calidad un pase en profundidad de Mehmet Topal.

Contratiempo que no amedrentó a la selección de Irán, que no sólo fue haciéndose poco a poco con el control del balón, sino que dispuso de dos buenas ocasiones mediada la primera mitad para igualar la contienda.

Pero ni el delantero del delantero Alireza Jahanbakhsh, máximo goleador de la Liga holandesa con 21 tantos, ni el centrocampista Ehsan Haji Safi, jugador del Olympiacos griego, acertaron con la portería rival.

Todo lo contrario que Cenk Tosun, que sentenció definitivamente la contienda a favor de Turquía, tras establecer a los cinco minutos de la segunda mitad el 2-0, al resolver con un certero remate desde fuera del área un pase a la espalda de la defensa de Yusuf Yazici.

Un marcador que unido a los numerosos cambios efectuados por el técnico otomano, el rumano Mircea Lucescu, pareció destensar definitivamente a la selección turca.

Relajación que permitió a Irán maquillar el resultado con un postrero tanto de Ashkan Dejagah, que firmó en el tiempo de prolongación el definitivo 2-1, al transformar un penalti cometido por Omer Bayram, tras despejar con la mano un balón en la línea de gol, lo que costó la cartulina roja al jugador local.

Una derrota de la que Irán, que la semana pasada venció por 1-0 a Uzbekistán, tratará de resarcirse el próximo 8 de junio en el amistoso que disputará con Lituania en Moscú.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Comentarios