El sueño cumplido del arquero Franco Armani con la Selección Argentina - Mundial Rusia 2018
  • social
  • social
  • social
  • social
X

El sueño cumplido del arquero Franco Armani con la Selección Argentina 

Mayo 27, 2018 - 09:49 a.m. Por:
Por Juan Carlos Pamo Sánchez / Reportero de El País
Franco Armani

Franco Armani, portero de River y la Selección Argentina.

EFE / El País

Con tan solo cinco meses en el fútbol argentino, el arquero Franco Armani está cerca de cumplir el sueño que tiene desde niño: disputar una Copa del Mundo con la selección albiceleste.

Tras haber ganado todo con Atlético Nacional en el fútbol colombiano, el guardameta de 31 años tomó una complicada decisión en el futuro de su carrera deportiva, irse de su casa como lo era la escuadra verdolaga para incursionar en el balompié gaucho con River Plate y estar en la órbita del seleccionador Jorge Sampaoli.

Una apuesta dura y arriesgada que en su momento generó polémica, pero que al final le dio resultado positivos.

“Quería tomar un desafío importante porque sabemos que River Plate es una vidriera muy grande”, comentó Armani en su momento.

Tomó sus maletas cargadas de ilusiones y se fue a su país a perseguir sus sueños.

En poco tiempo se hizo dueño absoluto del arco de River y siguió demostrando toda su capacidad que desde hace varias temporadas lo tienen como el mejor arquero del continente.

“Por la forma como se planteó la situación de la venida de Armani al fútbol argentino, tal vez si no lo hace, nunca hubiera estado en el radar de Sampaoli. Ustedes en Colombia lo conocen más que nosotros y saben que él viene teniendo grandes actuaciones desde hace mucho tiempo.

No cabe duda que llegar al arco de River le ha ayudado para ser más visto”, explicó a El País Nery Pumpido, guardameta que alcanzó el título mundial con Argentina en la cita de México 1986.

Y es que toda esta historia de lucha y sacrificio para Armani comenzó por allá en el año 2008, cuando Atlético Nacional realizó una pretemporada en suelo argentino y allí los destinos de Franco y los verdolagas se encontraron.

Lo que era un simple partido a puerta cerrada de pretemporada entre el cuadro paisa y Deportivo Merlo se convertiría en el punto de partida de un camino que hoy tiene al guardameta como favorito para ser el candado de Argentina en Rusia 2018.

Armani fue visto por Nolberto Peluffo, quien era el director de divisiones de Nacional y no dudó en recomendarlo a los directivos para su fichaje.
“Nos llena de gran orgullo ver toda la evolución que ha tenido Franco en los últimos años. La idea era traerlo para tener un guardameta de proyección y finalmente la inversión que se hizo fue exitosa y positiva para ambas partes”, apuntó Juan Carlos de la Cuesta, presidente de la época que firmó la contratación del arquero.

“Franco siempre ha sido un jugador muy enfocado en lo que quiere. Talento, capacidad, esfuerzo y profesionalismo es lo que resume la carrera de Armani y eso lo ha llevado al Mundial”, apuntó el técnico José Fernando Santa, quien lo hizo debutar en 2010.

Los rumores de su nacionalización con Colombia prendieron la polémica porque unos, en suelo colombiano, lo pedían para ser competencia de Ospina, mientras que otros le bajaban el pulgar por no ser natural de esta tierra.

Entonces le apareció una oportunidad única y en el momento clave porque River Plate, en enero de 2018, desembolsó 4,5 millones de euros por su pase.

Llegó a la institución de Núñez y, con el tiempo de adaptación necesario, comenzó a ganarse el lugar entre los favoritos de Marcelo Gallardo. El 14 de marzo fue el día bisagra: en la final de la Supercopa Argentina, contra el rival de toda la vida, Boca Juniors, el de Casilda se erigió como la gran figura con tres intervenciones importantes. Al final, su escuadra levantó la copa en uno de los duelos más inolvidables de su historia.

Desde esa gesta en Mendoza, Franco hizo obligatorios los pedidos por su asistencia a la Selección Argentina y se hizo foco de las luminarias mediáticas: 21 partidos durante el semestre con 13 vallas invictas, es decir que en el 61 % de las veces sacó su arco en cero. “Armani es un arquero que necesitás para ser campeón, no soy de pedir jugadores para la Selección, pero Franco lo merece”, argumentó alguna vez su entrenador Marcelo Gallardo.

Aunque parecía que le iba a jugar en contra el nunca haber hecho parte de un proceso de AFA, Jorge Sampaoli le dio el aval para que cumpla su máximo sueño.

Con la baja por lesión de Sergio Romero, las chances para que Armani sea el titular en la Copa del Mundo parecen aumentar.

De los tres convocados, junto a Willy Caballero y Nahuel Guzmán, el que llega en mejor nivel es, sin duda, Franco Armani. El sueño está cerca.

14
títulos suma el arquero argentino. Tiene 13 con Atlético Nacional y uno con River Plate.

Datos

  • Otros casos similares hemos tenido en el fútbol colombiano de jugadores argentinos que se marcharon buscando el sueño de la Selección. 
  • José Luis Brown jugó para Nacional entre 1983 y 1984 y dos años después fue campeón del mundo en México.
  • Sergio Goycochea estuvo en Millos entre 1989 y 1990 y ese mismo año fue subcampeón del mundo en Italia.
  • Julio César Falcioni fue pentacampeón con América hasta 1989, se regresó a su país, estuvo en el plantel argentino que ocupó la tercera casilla en la Copa América de Brasil, pero no fue tenido en cuenta para el Mundial del 90.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Comentarios