¿Tener un jardín comestible?, la idea para que más personas siembren en casa

¿Tener un jardín comestible?, la idea para que más personas siembren en casa

Marzo 03, 2018 - 05:02 p.m. Por:
Isabella Salazar Gaitán / Integrante del Semillero UAO - El País
Mauricio Romero, huerta urbana

Mauricio Romero ha hecho estudios sobre permacultura, sistema que se centra en el diseño de ambientes humanos sostenibles.

Foto: Isabella Salazar / Especial para El País

Cultivar en casa algunos de los alimentos que se necesita para comer es una práctica de autoabastecimiento que cada año toma más fuerza. Así lo demostró Mauricio Romero, un joven bogotano amante de la permacultura, que estuvo presente en el Sancocho Fest, un evento que se tomó las calles de la ciudad de Tuluá el pasado mes de febrero para demostrar que por medio del arte y la cultura se pueden lograr acciones positivas por el medio ambiente.

¿Cómo convertir los espacios urbanos en huertas?, con el proyecto 'Huerta Rebelde' este hombre busca incentivar el cultivo de alimentos en el hogar, labor en la que ya lleva cinco años.

“Más del 70% de los colombianos estamos viviendo en las ciudades y eso nos hace pensar si el futuro de las ciudades es únicamente consumir productos y servicios, o si podemos generar ciudades que sean productivas” dijo Mauricio, quien planta huertas urbanas en su ciudad y viaja por Colombia con un mensaje de reconciliación con la naturaleza, la fuente primaria de vida.

En Cali, por ejemplo, hay ciudadanos que adelantan cultivos urbanos en diferentes barrios, con el objetivo de facilitar el acceso a alimentos orgánicos a bajo costo. Uno de ellos es 'De siembra en siembra la paz se cosecha', que se lleva a cabo en la Comuna 13, proyecto que participó de la reciente edición de los Laboratorios de Paz, PazLab, promovidos por la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana de Cali.

¿Cómo hacerlo?

Estos son algunos puntos importantes para convertir espacios urbanos en jardines comestibles:

Lo primero que necesita es permiso de hacer la huerta en el lugar que tiene pensado, “lo ideal es poderla dejar ahí varios meses y si no está seguro de que ese lugar puede usarse para eso, se puede perder el trabajo hecho”, comentó Romero.

En segundo lugar, saber de dónde se abastecerá de agua, lo recomendado es usar agua lluvia, así que se debe planear la forma de recolectarla y tenerla cerca del lugar donde se siembra.

Además, debe identificar los contenedores en los que plantará, si es en una terraza se pueden usar tarros de pintura o muebles de madera que ya no se usen, por ejemplo un closet.

Si tiene un jardín o patio con tierra fértil, "se pueden hacer eras de cultivo de no más de 120 cm de ancho para así poder trabajar más cómodamente y sin pisar el cultivo", aconsejó el vocero. Si sucede que hay acceso a un jardín, pero la tierra es dura y compacta, es mejor usar bancales elevados a 30 cm, de tablas de madera, y una vez levantado el suelo, se llenan de tierra.

"En nuestro jardín debe haber diversidad. Sin embargo, deben evitarse los monocultivos, es decir, sembrar un alimento una y otra vez en la misma tierra ya que esto lleva a que se desgaste", aseguró Romero, quien para evitarlo, planteó la siguiente rotación de los cultivos, "primero las plantas de hoja: lechuga, espinaca; después, plantas de frutos: tomate, pimentón, pepino, entre otros. Posterior a ello vienen las raíces: cebolla, papa, arracacha, yuca; y por último leguminosas como frijol, arvejas y garbanzos, las cuales le dan nitrógeno a la tierra y alimentan el suelo para poder empezar de nuevo el ciclo".

"Las especies de plantas de la misma familia suelen pelearse los nutrientes al sembrarse juntas", comentó Mauricio, enseñando también que aquellas que no son “primas” pueden asociarse muy bien entre sí y crecer juntas en la misma tierra, por ejemplo, sembrar en una misma maceta una ensalada: tomates, cebolla, lechuga y perejil. Estos alimentos son compatibles y no se robarán unos a otros los nutrientes del suelo.

Recomienda también la creación de compost con cáscaras de frutas, por ejemplo. Para que esta mezcla de desechos orgánicos funcione bien "se necesita que tenga humedad, si está mojado le falta oxígeno y huele mal, y si está seco, no va a funcionar bien. Debe haber humedad y oxígeno", concluyó.

Huertas rebeldes y el Sancocho Fest

"La Huerta Rebelde nace de una necesidad de educar en lo esencial, estudiamos más de 10 años pero tenemos un desconocimiento de la manera cómo funciona el bosque, cómo se producen los alimentos, en la importancia de los ecosistemas y cuál es el papel de cada persona dentro de él", relató Romero durante el Festival.

El Sancocho Fest, además de ser un encuentro cultural de la región, se caracterizó por su enfoque ambiental. La entrada al festival fue gratuita, sin embargo se solicitó a los asistentes llevar para el ingreso un desecho reciclable: plástico, papel, cartón o vidrio. Con ello lograron recolectar 532,4 kilos de materiales aprovechables durante tan solo días, según el Informe de Gestión Ambiental del Festival.

El evento, que se realiza desde hace 6 años, fue fundado por un grupo de jóvenes artistas. "Nace como un espacio para decir no a la violencia, pues hubo un tiempo de constantes asesinatos, casi uno diario en el municipio. Este año, además, se incentivó el emprendimiento de agrupaciones artísticas creando un mercado cultural para que los artistas dieran a conocer sus creaciones a personas que hacen parte de la industria musical", narró Andrés Vélez, director del Festival.

Este año el Festival contó con 40 presentaciones musicales de diversos géneros de artistas nacionales e internacionales, como el rapero Emci Rimas y la Orquesta Clandeskina. Como cuota internacional participaron artistas como el venezolano Wahari y los estadounidenses Ryan Tennis y Joseph Keim. También hubo teatro, cine, circo, fotografía, encuentro de tatuadores, bazar de artistas, música; talleres musicales, ambientales, sociales, artísticos, históricos y gastronómicos, cocinándose así, desde el Coliseo de Ferias de Tuluá, todo un Sancocho artístico.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad