¿Los cóndores del Parque Nacional Puracé están destinados a la extinción?

¿Los cóndores del Parque Nacional Puracé están destinados a la extinción?

Noviembre 26, 2017 - 11:54 p.m. Por:
Carolina Jojoa / Especial para El País
Cóndor Cóndores Parque Nacional Natural Puracé

El cóndor es catalogada como una especie animal amenazada.

Jorge Orozco / El País

Tras 27 años de la llegada de doce cóndores a las montañas del Parque Nacional Natural Puracé, que cubre cerca de 83.000 hectáreas, tres ejemplares aún sobreviven en la zona volcánica del Parque. Su deficiencia reproductiva, que actualmente es un misterio, los está condenando a la extinción.

Los animales habrían llegado al país en una camada de seis parejas en 1990, esto mediante un convenio realizado por el Programa Cóndor Andino de Colombia realizado entre el Instituto Nacional de los Recursos Naturales Renovables y del Ambiente, Inderena, y la Sociedad Zoológica de San Diego con el propósito iniciar un proceso de repoblación de la especie en algunos páramos y laderas montañosas de los Andes desde 1989.

“Lo que nos cuentan nuestros mayores (los abuelos) es que un año después de su llegada empezaron a migrara otras zonas por el clima y la búsqueda de alimento. El último apareció muerto pero no se pudieron identificar las causas. Dicen que en sus juventudes, cuando pescaban río arriba, veían restos de las cascaras de los huevos en la montaña. No se sabe si al salir o entrar de sus nidos arrojaban los huevos al abismo u otro animal puede estárselos comiendo. Es muy difícil saberlo porque donde ellos están es un lugar impenetrable”, cuenta Martha Quirán, guarda indígena y guía turística del subterritorio ancestral Puracé, quien también aseguró que los expertos en medicina tradicional del cabildo dicen que los cóndores se encuentran enfermos y por eso no se reproducen.

Lea también: 'La 'aventura' que inició la directora del Zoológico de Cali hace tres décadas'.

Hasta el 2005 se tenía registro de la supervivencia de 8 ejemplares, de estos actualmente solo quedan tres: una pareja y una hembra solitaria, esto dado que los cóndores son una especie monógama, es decir, que escogen un única pareja para toda su vida.

El Cóndor es considerado un símbolo nacional en Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Es figura representativa en el folclore y la mitología de las regiones andinas sudamericanas.

Por su parte, ante la ausencia de reproducción de los cóndores Carlos Galves, biólogo del Zoológico de Cali, manifestó que es imposible desterminar, sin estudios, la condición de los animales y que impiden su repoblación. “Hay muchos factores posibles, pero no se puede asegurar nada sin iniciar una investigación, de no ser así todo lo que se diga solo quedaría en hipótesis” manifestó el biólogo.

El experto explicó que esta situación se da en muchas especies y que esta problemática es recurrente.

“Inclusive, en cautiverio, tenemos casos donde podemos tener toda la intención de reproducir una pareja pero no es posible por diferentes razones. Por ejemplo,  en los animales también se dan comportamientos de atracción con el fin reproductivo, pueden ser pareja pero si no hay atracción no habrá reproducción, también se da por la variabilidad genética, porque son hermanos o primos, existen muchas hipótesis y asegurarlas sin estudio es irresponsable, por eso es necesario un seguimiento e incluso en casos específicos es necesaria la intervención de expertos extranjeros”, comenta.

Cóndor Cóndores Parque Nacional Natural Puracé

Miembros del resguardo Indígena de Coconuco les llevan restos de animales a los condores para que los coman.

Jorge Orozco / El País

Actualmente la majestuosidad de estos animales puede apreciarse a unos 4500 metros de altura sobre el PNN Puracé, uno de los ocho parques nacionales de la Región de los Andes Occidentales ubicado a tres horas y media de Cali. El avistamiento se encuentra a un kilómetro de distancia (Una hora caminando) del resguardo indígena de Coconuco.
La preservación del cóndor

Según el Plan de acción (2006 - 2016) del Programa Nacional de Conservación del Cóndor Andino en Colombia la extinción del cóndor no ha sido un evento natural y puede considerarse como resultado del desconocimiento de su naturaleza por parte de las comunidades humanas que habitan su territorio, lo cual ha tenido como obvia consecuencia una incidencia abiertamente negativa de las mismas hacia su conservación, o, en el mejor de los casos, un manejo bien intencionado pero equivocado de sus escasas poblaciones.

Además: 'Procuraduría busca que Unesco declare los páramos Patrimonio de la Humanidad'.

Según el documento una prueba de ello es que en la actualidad las poblaciones mejor conservadas de la especie se encuentran en lugares inhóspitos, donde la incidencia humana es mínima, mientras que en lugares colonizados por la “cultura occidental”, sus poblaciones han desaparecido.

En este plan se encuentran inscritos todos los cóndores que han sido liberados en territorio colombiano por convenios internacionales, entre ellos, los cóndores de Puracé, define todas las líneas de acción así como las metas y actividades que se debían poner en marcha durante ese periodo en cabeza de los institutos de investigación, universidades, corporaciones autónomas regionales y demás autoridades ambientales.
En el caso de los cóndores de Puracé, este proceso estaba a cargo de las universidades de la región y la administración del parque, sin embargo, no existe un resultado propio de alguna investigación que se haya llevado a cabo con el fin de indagar el proceso de reploblación de estos animales.

Cóndor Cóndores Parque Nacional Natural Puracé

Esta ave puede alcanzar hasta los 3,3 metros de envergadura de sus alas, y los 1,3 metros de altura (distancia medida del pico a la base de la cola).

Jorge Orozco / El País

Por su parte, Isaac Bedoya, Jefe de área del PNN Puracé, indicó que el caso de los cóndores de esta zona no se puede considerar un caso fallido, por el contrario, puede es un éxito tras la existencia de los últimos tres ejemplares, pues los animales en esta zona ya se habían extinto hace mucho tiempo. “Al traer unos nuevos lo que se esperaba es que los animales se reprodujeran y pudieran adaptarse al ecosistema. Frente a las condiciones que no garantizan la estabilidad de la especie no podemos hacer nada, por muchos estudios que se hagan”, dice.

Sin embargo, Bedoya resaltó que el seguimiento sí se ha realizado y como un llamado a la esperanza insiste que se encuentran en el trabajo de demostrar la existencia de un cuarto cóndor, pues según afirma, algunos registro fotográficos capturados por turistas así lo evidencian.

Sobre su reproducción

Su madurez sexual ocurre entre los 8 y 9 años de edad.
Es una especie monógama, es decir, tienen una sola pareja de por vida.

Su período reproductivo transcurre entre los meses de agosto y septiembre.

El cortejo se lleva a cabo en tierra firme a través de una compleja danza ritual.

La pareja pone un solo huevo de color blanco cada dos o tres años, el cual eclosiona después de 54 a 65 días de incubación.

Los padres se turnan para alimentar al polluelo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad